La Sociedad de Inversiones Turísticas de Arabia Saudí aspira a convertir al reino saudí en un destino de visita obligada

ASFAR: el motor del turismo en Arabia Saudí

Plan de diseño para las estructuras paralelas de 500 metros de altura, conocidas colectivamente como La Línea, en el corazón de la megaciudad NEOM del mar Rojo - PHOTO/NEOM
photo_camera Plan de diseño para las estructuras paralelas de 500 metros de altura, conocidas colectivamente como La Línea, en el corazón de la megaciudad NEOM del mar Rojo - PHOTO/NEOM

El pasado mes de julio, el Fondo Soberano de Arabia Saudí (PIF) creó la Sociedad de Inversiones Turísticas de Arabia Saudí (ASFAR) para explotar las oportunidades del sector turístico del Reino y establecer asociaciones estratégicas con empresas privadas. ASFAR también pretende forjar asociaciones con países y empresas extranjeras, como Francia, socio cultural histórico de Arabia Saudí. 

  1. ASFAR aspira a convertir Arabia Saudí en un destino de visita obligada
  2. Francia, un socio importante para el turismo saudí

ASFAR aspira a convertir Arabia Saudí en un destino de visita obligada

Arabia Saudí tiene un objetivo claro: convertirse en un polo turístico mundial que atraiga a 150 millones de visitantes nacionales e internacionales al año de aquí a 2030. El lanzamiento de la Sociedad Saudí de Inversiones Turísticas (ASFAR) por el Fondo Público de Inversión (FPI) del Reino el pasado mes de julio se inscribe en esta estrategia global. 

La misión de ASFAR es promover el turismo en Arabia Saudí invirtiendo en nuevos proyectos turísticos, desarrollando destinos atractivos y colmando las lagunas de la cadena de valor del sector con nuevas experiencias, servicios y ofertas. La empresa se dedica a desarrollar ecosistemas turísticos que exploten plenamente el potencial de las regiones más prometedoras. 

La empresa ya ha invertido en ocho destinos (AlAhsa, Dammam, Jouf, Taif, Yanbu, Khobar, Hail, AlBaha), y está evaluando otras oportunidades en todo el Reino. "Queremos invertir en alojamiento, ocio, restauración y venta al por menor en función de las características específicas de cada ciudad", explica el director general de ASFAR, Dr. Fahad Bin Mushayt. A través de inversiones estratégicas con estos actores, ASFAR se centra en el crecimiento del capital en nueve subsectores que abarcan tanto las cadenas de valor como las de suministro: lanzaderas y limusinas, restauración informal, operaciones hoteleras, operadores turísticos, lavandería, formación de personal de hostelería, restauración, suministros hoteleros (OS&E), empresas de gestión de destinos (DMC). 

El ASFAR co-invierte con el sector privado para capitalizar la experiencia de los líderes turísticos, mejorando la experiencia del visitante y elevando el perfil de todos los destinos saudíes. Más allá de las ciudades, el mandato del ASFAR es estimular toda la cadena de valor del turismo para proteger y desarrollar los numerosos lugares religiosos, naturales y patrimoniales que hacen tan rica a Arabia Saudí. 

Francia, un socio importante para el turismo saudí

Arabia Saudí ya colabora con varios países para preservar su patrimonio histórico. El reino, abierto a los visitantes extranjeros de 49 países desde hace cinco años, se beneficia en particular de su colaboración con Francia a través de la Agencia Francesa para el Desarrollo de AlUla, el sitio arqueológico histórico del noroeste del reino, declarado Patrimonio Mundial por la UNESCO. El objetivo de esta colaboración es proteger los tesoros de AlUla, pero también desarrollar y promover la región como destino cultural y turístico internacional. 

La misión se ha visto coronada por el éxito, ya que se espera que más de 150.000 turistas visiten la región de aquí a 2022. Esto supone un 63% más que el objetivo inicial fijado por la RCU (Royal Commission for AlUlA). El reino prevé recibir más de 380.000 visitantes de aquí a 2025. La apertura de Arabia Saudí al turismo marcó una etapa importante en el fortalecimiento de las relaciones entre Arabia Saudí y Francia. 

Desde 2019, los lazos han ido viento en popa, con una voluntad compartida de desarrollar el turismo saudí. Como era de esperar, cada vez más empresas francesas del sector desean trabajar en el país. Entre ellas, el grupo Accor, que ha firmado una asociación con la FPI para desarrollar 300 nuevos hoteles en Arabia Saudí, y Air France, que ha aumentado la frecuencia de sus vuelos al reino. Cada vez son más las agencias de viajes francesas que ofrecen viajes a Arabia Saudí. Este creciente interés puede ilustrarse ahora con inversiones junto al ASFAR. 

La simplificación de los trámites de visado y la diversificación de la oferta turística de Arabia Saudí deberían atraer rápidamente a un público más amplio que el de los peregrinos religiosos. Senderismo, escalada, ciclismo de montaña, submarinismo, esquí... Debería haber para todos los gustos. En un signo de los tiempos, la famosa guía de viajes francesa "Le Petit Futé" publicó su primera guía turística dedicada a Arabia Saudí a principios de 2023. 

El hecho de que Arabia Saudí abogue por el turismo responsable es otra carta en la manga para ganarse a los turistas franceses. El reino, antaño sinónimo de petróleo, traza ahora un nuevo rumbo hacia un futuro sostenible gracias a una serie de notables esfuerzos en materia de ecoturismo. Su plan Vision 2030 sigue una estrategia de intensificación de los esfuerzos de sostenibilidad a escala nacional, desarrollando gigantescos proyectos ecológicos (Neom, Red Sea Project...) y lanzando campañas masivas de plantación de árboles (Green Riyadh).