Casa Árabe acoge un encuentro empresarial sobre la inversión española en Marruecos

Natalia González Velázquez

 “Exportar para crecer”, un programa de información y formación para ayudar a PYMES a desarrollarse en el mercado internacional, constituido por AENOR, AMEC, Arola, Banco Sabadell, COFIDES, CESCE, Esade y Garrigues, y con la colaboración de la Invest in Morocco y Casa Árabe, ha organizado este encuentro dirigido a analizar las oportunidades que ofrece el mercado marroquí para la inversión y exportación española.

La jornada ha estado estructurada en tres mesas redondas en las que han participado empresas, instituciones financieras y organizaciones económicas españolas y marroquíes. En la primera de ellas, de la que ha formado parte CEMENGAL, AMEC, CESCE  y el Banco Sabadell, ha sido moderada por Enrique Verdeguer, director de ESADE en Madrid. El debate, bajo el nombre de “Exportar para Crecer: el mercado”, ha estado dedicado a analizar las posibilidades de crecimiento del mercado marroquí de exportación. Según el director territorial de CESCE, Enrique Asenjo, “es un mercado natural con un enorme potencial y además es un socio estratégico del Occidente”.

En la segunda mesa, formada por CRIMIDESA, INSYTE INSTALACIONES, Garrigues, AMDI y COFIDES, se han examinado las diversas oportunidades que presenta el país como destino de inversión. Aziz El Atlaoui, Jefe de la Oficina de Representación de la Agencia Marroquí de Desarrollo de Inversiones (AMDI) ha manifestado que muchas de las empresas que se establecen en Marruecos son PYMES, pequeñas y medianas empresas, y que la mayoría están interesadas en el sector industrial. “España se sitúa a la cabeza en la inversión de infraestructuras, logística y transporte”, ha afirmado Aziz El Atlaoui.

Otro de los asuntos a los que se ha referido el Jefe de Representación de AMDI ha sido al hecho de que Marruecos no exige la necesidad de un socio local para establecer un negocio allí, algo que ha calificado como una “ventaja respecto a otros países competidores”. En ese punto ha querido incidir el director de la oficina de Garrigues en Casablanca, José Ignacio García Munlozguren, quién ha manifestado la necesidad de buscar una persona que carrezca de conocimiento y talento natural, pero sin que forme parte del capital de la empresa. “Muchas veces el fracaso viene de delegar en el socio local”, ha asegurado el representante de Garrigues, y ha añadido “lo importante es buscar fórmulas alternativas como un distribuidor o un proveedor de servicios”.

Otra de las intervenciones ha venido de la mano de Cristina Mena, Subdirectora del Departamento del Área Comercial y Desarrollo de Negocio de COFIDES, quién ha calificado el país occidental de “destino recurrente” y ha elogiado la amplia tipología de sectores del país en los que se pueden invertir tales como la agroindustria, el textil o las infraestructuras. Santiago Tlana, director del Banco Sabadell en Marruecos, ha concluido la segunda mesa redonda refiriéndose al país marroquí como un “lugar relativamente fácil a la hora de hacer negocios”. Esto es, ha explicado, por la capacidad de operar en el mercado local, por las posibilidades de hacer cualquier tipo de negocio de índole internacional y por la agilidad en el trámite de cobros y pagos, entre otras cosas.

La tercera mesa la han formado MUMECO MUÑOZ, Arola Comercio Internacional y AENOR, y en ella se ha abordado el tema de la seguridad en las exportaciones. El encargado de abrir el debate ha sido Diego Muñoz, gerente de MUMECO MUÑOZ, una consultoría dedicada a apoyar a las PYMES que quieran invertir en el extranjero, quién ha asegurado que “Marruecos es un país muy seguro”. Ha destacado la importancia de darse a conocer  y de tener paciencia, en un mundo en el que “la necesidad es mala consejera”. Los españoles que inviertan en Marruecos deben interesarse por el mercado desde el principio y estar presente en el país. Ha resaltado la dificultad a la hora de encontrar clientes potenciales, por lo que viene bien tener una persona de confianza en el país que conozca el terreno y se ocupe de estos asuntos.

Para cerrar la jornada, el Jefe de Representación de AMDI, Aziz El Atlaoui, ha analizado la actual situación en la que se encuentra Marruecos, destacando el crecimiento de los últimos años del 4,8% en el PIB del país. Ha resaltado también la fuerte presencia de Marruecos en África, abarcando sectores de telecomunicación, aeronáutica o consultorías, entre otros. Desde AMDI proponen un plan de aceleración industrial con una mayor implicación del sector privado en el desarrollo y la creación y apoyo de ecosistemas. “Para hacer negocios en Marruecos no hace falta hablar árabe o castellano, sino hablar el idioma del empresario”, ha concluido Aziz El Atlaoui.

Más en Economía y Empresas