Los fondos bajistas de Wall Street que ganan dinero con la ruina de otras empresas han sufrido pérdidas millonarias. Un grupo de foreros ha desafiado a las leyes de la economía revitalizando a una empresa en quiebra y poniendo en duda las short selling

El caso GameStop devora a los lobos de Wall Street

photo_camera REUTERS/CARLO ALLEGRI - El caso de GameStop ha sacudido los cimientos de Wall Street

Hay una generación superior que puede acabar con lo que quiera cuando quiera. Un grupo de foreros agazapados en la web, ni siquiera en la deep web, que pueden detonar a empresas o a personas apretando un botón. Gente que se rebela contra el sistema, contra el capitalismo, contra los grandes inversores o contra magnates. Lo pueden hacer enviando un grupo de Mariachis a la Casa Blanca o apretando el cuello de los crueles fondos de inversión de Wall Street para que vivan de cerca el crac del 29.

La ficción se queda corta. Las series Mr. Robot y Billions interpretan a cada una de las partes de esta película americana. La realidad ha superado a los guionistas de estas dos obras de arte de la televisión. Y eso que tienen una magnífica capacidad para escribir y predecir. Uno de los capítulos de Billions, emitido en febrero de 2020, ya incluía en un diálogo la palabra «coronavirus», en referencia a lo que se nos vendría encima semanas después y que paró en seco las grabaciones de la propia serie.

El caso de GameStop ha encendido las alertas de la economía mundial. Un grupo de foreros acuerda que van a comprar acciones de una tienda de videojuegos para rescatarla de la quiebra. La finalidad parece lícita. Pero en el camino han conseguido que los cimientos de Wall Street tiemblen. Que el fondo Melvin Capital tenga que suplicar y pedir favores para sobrevivir. Y que la conclusión de todo esto sea que las reglas del mercado financiero están obsoletas.

El periodista argentino Matias Mowszet ha escrito en Twitter un hilo esclarecedor sobre la intrahistoria de la resurrección de GameStop y los nuevos poderes tecnológicos que mueven el mercado. La historia de la red de tiendas de videojuegos y productos informáticos que cotiza en bolsa es uno de los miles de cadáveres bursátiles de los que se aprovechan los buitres de Wall Street con una maniobra llamada short selling o posición corta.

Atalayar_Dow Jones
Reddit y Forocoches

El Reddit norteamericano es el Forocoches español pero más completo. El acceso es más fácil y su imagen es la de una web de agregador de noticias y de marcadores sociales. Uno de sus subgrupos se llama WallStreetBets y se dedica a buscarle las vueltas a la bolsa de Nueva York. Se creó en 2012 y tiene a 6 millones de usuarios maquinando para encontrar los agujeros a la economía norteamericana.

Hace unas semanas sonó la flauta de sus diabluras. El grupo decidió comprar acciones de GameStop, una tienda de videojuegos condenada a la quiebra. Los formatos digitales han hundido al videojuego físico y las suscripciones de software han acabado con las ventas de programas como Windows, Office o Photoshop. La crisis sanitaria terminó con el poco negocio que quedaba, aunque sus dueños se empeñaron en permanecer abiertos en plena pandemia, porque aseguraban que sus productos eran de primera necesidad para el teletrabajo.

Las acciones de GameStop pasaron de 17 dólares a 332 en poco más de una semana. Hasta Gerard Piqué publicó un tuit, sorprendido por la capacidad de un foro para darle una nueva oportunidad a una empresa. El problema que ha surgido detrás de esta adquisición de valores es que los fondos buitre que se dedican a comprar en corto acciones de empresas desahuciadas han sufrido pérdidas millonarias que les han dejado al borde de bancarrota.

Melvin Capital se dedica al short selling con posiciones en compañías que llevan años desplomándose en bolsa. Algo así como el Bobby Axelrod de Billions con sus fondos de cobertura. Melvin Capital toma prestadas acciones a un precio que automáticamente vende por esa cantidad. A los pocos días vuelve a comprar esas acciones por un precio mucho menor, porque siguen cayendo. Con lo que gana, paga las acciones prestadas y se queda con la diferencia. Invertir contra una empresa está prohibido en Europa, pero en Estados Unidos es algo habitual e inspirador para muchas películas y series. Buitres y lobos como el de Wall Street al que dio vida Leonardo Di Caprio.

Con la locura desatada en Reddit, los fondos que despellejaban a GameStop han visto cómo sus deudas crecían sin límite. Porque las compras en corto tienen una ganancia limitada al precio de la acción que se toma prestada, pero sus pérdidas pueden ser ilimitadas, porque la acción puede subir y subir sin techo. Lógicamente nadie espera que eso pueda pasar. Hasta que pasa y Melvin Capital tiene que llamar al distrito financiero de la Gran Manzana para suplicar que le permitan incumplir sus contratos y poder vender posiciones para dejar de desangrarse.

Los peces gordos de Wall Street se han puesto en pie de guerra y piden que se regule el mercado, cuando hace unos años querían quitar las puertas al campo de la bolsa para ganar más dinero y que sea el mercado el que equilibre la oferta y la demanda.

Elon Musk también se sumó a la causa para ajustar cuentas con sus enemigos íntimos de los fondos bajistas. El dueño de Tesla lanzó tuit en el que se leía la palabra ‘Gamestonk’. Una puntada con hilo de oro que aumentó aún más el precio de la acción y propició que las inversoras que se dedican a castigar las acciones de su compañía se asomaran al abismo.

La administración Biden está investigando el caso GameStop, pero no lo hará con la suficiente velocidad, porque Reddit ya ha puesto el objetivo en revivir a otras históricas compañías que van camino de la ruina, como BlackBerry o Blackbuster.

Ya saben aquello de que rentabilidades pasadas no presuponen rentabilidades futuras. Ahora más que nunca.