Se firmaron en Rabat cinco nuevos memorandos de entendimiento tripartitos relativos a la infraestructura gasista

El Gasoducto Marruecos-Nigeria recibe un mayor impulso

photo_camera AFP/PHILIP OJISUA - Fotografía de archivo, el presidente nigeriano, Muhammadu Buhari, estrecha la mano del rey de Marruecos, Mohamed VI

El Gasoducto Marruecos-Nigeria sigue tomando cuerpo y recibiendo todavía más apoyos para su desarrollo como una infraestructura energética clave en el continente africano y a nivel global de cara a los momentos de incertidumbre que se viven actualmente con la crisis energética potenciada por la invasión rusa de Ucrania. 

El proyecto está adquiriendo una nueva dimensión económica, política y estratégica. En esta línea, cinco nuevos Memorandos de Entendimiento (MoUs) tripartitos fueron firmados en Rabat relativos a esta iniciativa del Gasoducto Nigeria-Marruecos. Estos MoUs fueron firmados respectivamente por Marruecos y Nigeria, por un lado, y Gambia, Guinea Bissau, Guinea, Sierra Leona y Ghana, por otro.

gasoducto-marruecos-nigeria

La Oficina Nacional de Hidrocarburos y Minas de Marruecos (ONHYM) y la Compañía Nacional de Petróleo de Nigeria (NNPC) rubricaron el primer Memorando de Entendimiento con la Corporación Nacional de Petróleo de Gambia (GNPC-Gambia). El segundo Memorando fue firmado por la ONHYM y la NNPC con PETROGUIN-Guinea Bissau, mientras que el tercero fue sellado por la ONHYM y la NNPC con la Sociedad Nacional de Petróleos (SONAP) de la República de Guinea. El cuarto Memorando fue firmado por la ONHYM y la NNPC con el Directorio de Petróleo de Sierra Leona (PDSL), mientras que el quinto Memorando de Entendimiento fue rubricado por las mismas entidades marroquí y nigeriana con la Compañía Nacional de Gas de Ghana (GNGC).

Estos acuerdos suceden a los firmados con la Comunidad Económica de Estados de África Occidental (CEDEAO) el 15 de septiembre de 2022 y los rubricados con Mauritania y Senegal el 15 de octubre de 2022. Lo que demuestra el fuerte compromiso de todas las partes implicadas con este proyecto estratégico que, una vez finalizado, suministrará gas a todos los países de África occidental y proporcionará también una nueva ruta de exportación a Europa, según se indicó en el comunicado conjunto dispuesto por las partes firmantes de los memorandos de entendimiento. 

Esta infraestructura energética propiciará la creación de mayor riqueza en la zona, una mayor cooperación económica entre los países implicados y también una mayor protección del medio ambiente gracias al suministro sostenible de gas, lo que favorecerá también la lucha contra la desertización, según se reseñó en la nota oficial.

maikanti-kacalla-baru-amina-benkhadra-marruecos-nigeria-gasoducto

El gasoducto recorrerá la costa occidental africana desde Nigeria, pasando por Benín, Togo, Ghana, Costa de Marfil, Liberia, Sierra Leona, Guinea, Guinea Bissau, Gambia, Senegal y Mauritania, hasta Marruecos; y estará conectado al gasoducto Magreb-Europa y a la red europea de gas. La infraestructura también abastecerá a los Estados sin litoral de Níger, Burkina Faso y Mali.

La directora de la Oficina Nacional de Hidrocarburos y Minas de Marruecos, Amina Benkhadra, indicó que la firma de acuerdos con las empresas de los países interesados demuestra su voluntad de apoyar este proyecto y subrayó "la necesidad de que estos países se unan para poder terminar el proyecto”, el cual sigue tomando cuerpo. 

Por su parte, la decisión final de inversión con respecto a este proyecto se tomará el próximo año, como indicó Millie Kyari, jefe de la Corporación Nacional de Petróleo de Nigeria, al medio Hespress, añadiendo que "la inversión requerida se estima en 25.000 millones de dólares. 

nigeria-marruecos-gasoducto

Marruecos ha realizado una importante apuesta por este gasoducto como una opción muy interesante de abastecimiento energético para Europa, en un momento de muchas dudas respecto al suministro energético existente ante la guerra de Ucrania y las sanciones políticas y económicas impuestas a Rusia derivadas del conflicto en territorio ucraniano; y en un escenario también de cierta desconfianza ante Argelia como proveedor estable de gas a ciertos países como España, debido a episodios como el choque que tuvo el país argelino con la nación española por su postura de apoyo a Marruecos en la cuestión del Sáhara Occidental, lo que provocó la protesta argelina y una amenaza que se cernió sobre el cumplimiento de diversos acuerdos por parte de la propia Argelia. 

Gracias al nuevo gasoducto, Marruecos se convertirá de esta manera en un punto de paso clave del gas procedente de Nigeria que puede ser una importante fuente de aprovisionamiento para Europa.