Las exportaciones de España a Marruecos crecen un 1,4% durante el primer cuatrimestre del año

Natalia González Velázquez

PIE DE FOTO: Entrada al puerto de Casablanca, uno de los más activos de Marruecos

Las exportaciones españolas a Marruecos ascendieron a 1,9 mil millones de euros en los primeros cuatro meses de 2015, respecto al mismo periodo de 2014, según un informe de coyuntura difundido por el ministerio de Economía y Competitividad de España.

De esta manera, el país del norte de África se mantiene como primer destino de las ventas españolas en el continente africano, tras Argelia y Egipto, en un volumen de facturación que equivale al 2,3% de las exportaciones totales durante ese mismo periodo.

Asimismo, España importó de Marruecos mercancías por valor de 1,6 millones de euros en ese intervalo de tiempo, lo que supone un incremento del 18,3% respecto al mismo cuatrimestre del año 2014 y con una diferencia en la balanza comercial bilateral de 300 millones de euros a favor del país europeo.

Los datos ofrecidos por el Ministerio español muestran también que las exportaciones a África han supuesto el 6% del total de las ventas españolas al resto de países del mundo, y que se elevaron un 0,7% entre enero y abril del presente año, alcanzando la cantidad de 5,3 mil millones de euros de facturación.

Por otra parte, el déficit comercial que viene arrastrando Marruecos, ha remitido en torno a unos 2,2 millones de euros a finales de mayo, debido,en gran medida, a la recuperación de las exportaciones y al decrecimiento de las importaciones, según indican los datos de comercio exterior ofrecidos por la Oficina de Cambios del estado magrebí, que también recoge que la cifra anual del déficit tras  la citada recuperación, es de unos 5,7 millones de euros.

Del informe también se desprende que las ventas al exterior aumentaron durante los primeros cinco meses del año a unos 455 millones de euros, lo que hace un total de 8,2 mil millones de euros, frente a los 7,8 mil millones de euros facturados en 2014.

Globalmente han incidido en esta escalada de las exportaciones el incremento de la venta de fosfatos y derivados, la industria automotriz y las producciones agroalimentarias.

Más en Economía y Empresas