Grecia necesita 81.700 millones y recuperar la confianza de la UE

Atalayar/Agencias

Pie de foto: El Eurogrupo evalúa la hipótesis de una nueva prórroga del rescate griego

El Eurogrupo parece aceptar las propuestas griegas pero alude a un gran problema de confianza y augura negociaciones muy difíciles". Habría más de 30.000 millones de diferencia entre lo que pedía Tsipras y lo que el Eurogrupo considera que necesita. Los cálculos de Tsipras parece que se han quedado cortos y Grecia necesita 81.700 millones de euros, según los cálculos de las instituciones, y no los 53.000 que pedía el Jefe del Gobierno griego. El problema para la UE es que parece que sólo podrían disponer en estos momentos de unos 7.700 millones de los beneficios del BCE con dos programas de deuda. De este modo existiría una diferencia abismal de 74.000 millones de euros que se repartirían así: 33.800 irían a amortizaciones, 2.100 para los préstamos del FMI y el BCE, 7.000 para pagar atrasos, los intereses de deuda ascenderían a 17.800, 4.500 para garantizar depósitos bancarios y 25.000 millones para recapitalizar la banca.

La petición de Grecia era de 53.000 millones que recibiría en tres años, a cambio de afrontar reformas importantes en pensiones y el sistema fiscal. Así las cosas, el pesimismo parece haberse instalado en la reunió que celebra el Eurogrupo este sábado desde el mediodía. Los 19 ministros de la Eurozona debaten sobre si es posible llegar a un acuerdo con Grecia. El presidente del Eurogrupo, Jeroen Dijsselbloem, ha advertido que hay muchas críticas y falta de confianza sobre las reformas presentadas Alexis Tsipras.

Por su parte, Luis de Guindos, ha mostrado este sábado su confianza en que Grecia siga siendo parte de la zona euro y ha asegurado que se fía del Gobierno heleno, "independientemente de las dificultades que ha tenido para implementar medidas y los vaivenes de los últimos meses"."Todo el mundo quiere que Grecia continúe en el euro".

Condiciones de Alemania

Alemania es mucha más escéptica y el titular de Finanzas Wolfgang Schauble ha declarado antes de la reunión que las propuestas griegas no son suficientes para poder tener el tercer rescate, augurando "negociaciones extraordinariamente difíciles".

El diario 'Frankfurter Allgemeine Zeitung' sostenía que la propuesta planteada por Grecia para un tercer rescate no es suficiente para el ministro de Finanzas alemán, por lo que habría planteado dos opciones, o una suspensión de cinco años o la transferencia de 50.000 millones en activos a un trust que iría vendiendo esos activos para pagar la deuda.

"Estas propuestas son deficientes en áreas centrales de reforma para modernizar el país y avanzar hacia un crecimiento económico a largo plazo con desarrollo sostenible", explica el documento. Por ello, la oferta "no puede servir de base para un nuevo programa de tres años del Mecanismo Europeo de Estabilidad".

La propuesta de la suspensión de Grecia durante cinco años estableciría que el país seguiría siendo miembro de la UE y como tal podría recibir "ayuda para la mejora del crecimiento, humanitaria y técnica".

Justificaciones de Tsipras

El primer ministro griego, Alexis Tsipras, presentó este viernes ante el Parlamento su nueva oferta de negociación a los acreedores, que será sometida a votación esta madrugada en la cámara. En su comparecencia, el primer ministro ha señalado que su Ejecutivo se ha visto obligado a tomar medidas que no se encontraban en su programa electoral. Sobre el referéndum de la semana pasada, en el que una mayoría de los griegos se negaron a volver a las conversaciones con la troika según las condiciones previas, el primer ministro ha declarado que ese resultado no le daba el derecho para romper relaciones con Europa. "No estoy dejando vendidos a los griegos. Nunca pedí el 'no' para salir de Europa, sino para fortalecer nuestra capacidad negociadora", ha declarado.

El primer ministro, cuyas propuestas contarán con el apoyo de su partido Syriza, Griegos Independientes, To Potami y los socialistas del Pasok, aseguró "haber hecho todo lo humanamente posible en circunstancias difíciles". Tsipras - interrumpido por el líder del Pasok, Evangelos Venizelos, que le ha llamado "mentiroso"- ha destacado que las nuevas medidas abren el diálogo con los acreedores para reestructurar la deuda griega y que su nueva propuesta "es mucho mejor que el ultimátun recibido previamente" por parte de la 'troika'. "A partir de ahora nos espera un campo de minas. Es un hecho que no puedo ocultar a nadie", ha hecho saber ante la cámara. "Tenemos el deber de seguir luchando con orgullo. Tendremos que tomar decisiones difíciles, pero nos las apañaremos para seguir en Europa", ha aseverado antes de reconocer que "todos cometimos errores durante las negociaciones, nadie es infalible y yo el primero.

Más en Economía y Empresas