Ineco comienza el estudio de viabilidad del AVE de El Cairo a Luxor

The Diplomat

Pie de foto: Mariano Rajoy con el presidente de Egipto, Abdelfatah al Sisi. La reciente visita a España del presidente egipcio Al Sisi abrió la puerta al acuerdo.

La empresa pública de ingeniería Ineco ha comenzado el estudio de viabilidad para la construcción de una línea ferroviaria de alta velocidad entre las ciudades egipcias de El Cairo y Luxor, un corredor de más de 600 kilómetros de longitud.

Los ingenieros españoles de Ineco ya están realizando los estudios para determinar las posibilidades de establecer el enlace entre la capital de Egipto y una de las principales ciudades turísticas del país, después de que hace unos meses el presidente de la compañía, Jesús Silva, viajara a El Cairo para reunirse con el ministro de Transportes, Hany Sayed, y otros responsables de infraestructuras del Gobierno egipcio.

Ineco puso entonces su experiencia en alta velocidad y en la red convencional a disposición de las autoridades egipcias, que tratan de modernizar el entramado ferroviario de su país, que es el más extenso de Oriente Próximo con unos 7.000 kilómetros.

Silva declaró tras su viaje que se estaba en la fase de recopilación de información, estudiando la demanda, el tráfico, la evolución demográfica  y las fórmulas de explotación: a través de una concesión, de una empresa independiente o de una gestión directa del Gobierno egipcio. Agregó que hay que realizar un trazado orientativo, elaborar un presupuesto y avanzar en el consorcio encargado de la construcción.

El proyecto forma parte del plan de modernización de la red ferroviaria de Egipto

Aunque puedan conocerse algunos resultados orientativos, se estima que los definitivos estarán listos a mediados del año próximo. China se adjudicó en diciembre el estudio de viabilidad de la línea de alta velocidad entre Alejandría y El Cairo.

El coste total estimado de los dos tramos sería, según las autoridades egipcias, de unos 10.000 millones de dólares y la velocidad del tren debería alcanzar los 350 kilómetros por hora, de forma que se pudiera cubrir la distancia entre Alejandría y Luxor, que es de cerca de 900 kilómetros, en unas tres horas.

Más en Economía y Empresas