Según el Banco Mundial, la economía alauí es la única que ha logrado seguir creciendo frente a sus competidores

Marruecos se mantiene como la quinta potencia económica de África

AFP/FADEL SENNA - Un empleado de la fábrica trabaja en una línea de montaje de coches en la planta de montaje de coches de Kenitra PSA

El último ranking publicado el Banco Mundial sitúa a Marruecos como la quinta potencia económica del continente africano, después de Nigeria, que lidera la clasificación, seguido de Sudáfrica, Egipto y Argelia. Sin embargo, el Reino es la única de las cinco naciones cuyo PIB ha continuado creciendo, alcanzado su pico en 2019, según ha revelado la entidad. Actualmente, su economía está valorada en 118,72 mil millones de dólares, mientras que la nigeriana alcanza los 448,12 mil millones, la sudafricana 351,43 mil millones, la egipcia 303 mil millones y la argelina 169,98 mil millones.

A nivel general, se desprende del ranking que los países más ricos de África son aquellos que cuentan con importantes recursos naturales, como petróleo y gas natural y otros minerales, como cobalto, diamantes, uranio, plata, bauxita, hierro o fosfatos. Las cinco economías más poderosas del continente han conseguido mantener sus posiciones a pesar de los innumerables desafíos a los que se han tenido que enfrentar, eclipsados todos ellos por el estallido de la pandemia del coronavirus. “Además del impacto del precio del barril del petróleo en el crecimiento del PIB de ciertos países, también es necesario subrayar los efectos de las depreciaciones de ciertas monedas africanas frente al dólar que han impactado fuertemente en el PIB de muchos países del continente”, explican desde el medio local Le 360. 

La irrupción de la COVID-19 en el tablero global ha provocado que el PIB de casi todas las potencias del continente africano experimentará una disminución significativa durante este año 2020, recogen en dicha publicación. Los más afectados serán aquellos que dependen en gran medida del crudo y de los productos básicos, como Nigeria, Sudáfrica, Argelia y Angola, que ya han entrado en recesión.

Sobre el caso específico de Marruecos, el Banco Mundial destaca que ha conseguido mantener su posición gracias a la dinámica de su economía, que se ha ido diversificando en los últimos años hacia sectores como el automóvil, la aeronáutica, el offshore, etcétera, aunque sigue dependiendo fundamentalmente de la exportación de materias primas. Además, resalta que los sectores de turismo, telecomunicaciones y banca cada vez se están volviendo más importantes para la economía marroquí.

Otro de los puntos a favor del Reino es que es el único de los cinco países más poderosos de África que tiene una moneda “relativamente sólida”, debido a su anclaje en monedas fuertes como el euro y el dólar, mientras que, en las otras naciones, sus monedas nacionales han sufrido devaluaciones o se han despreciado bruscamente en los últimos años. “Es el único país en este top 5 que continúa creando valor”, aseguran desde Le 360.

La publicación de este ranking coincide con el anuncio de que el Gobierno marroquí ha comenzado a negociar con el Banco Mundial un préstamo de 300 millones de dólares para la implementación de un programa dirigido a mejorar el desempeño del sector público, a través de la modernización de la administración tributaria, la gestión de la contratación público y el uso de datos para desarrollar políticas basadas en evidencias, según ha informado el medio local Le Matin.

Envíanos tus noticias
Si conoces o tienes alguna pista en relación con una noticia, no dudes en hacérnosla llegar a través de cualquiera de las siguientes vías. Si así lo desea, tu identidad permanecerá en el anonimato