CAF presentó en Madrid su ‘Reporte de Economía y Desarrollo 2020’

Sistemas de pensiones y salud en América Latina: los desafíos del envejecimiento, el cambio tecnológico y la informalidad

photo_camera REUTERS/Siphiwe Sibeko - CAF presentó el ‘Reporte de Economía y Desarrollo 2020’

En la actualidad, algo más del 8% de la población de América Latina tiene 65 años o más, muy por debajo del 18% de Europa. Para 2050, se estima que dicha cifra se duplicará hasta alcanzar el 17,5%, y a finales de siglo, superará el 30%. Son datos que se recogen en el ‘Reporte de Economía y Desarrollo’ (RED), elaborado por CAF –banco de desarrollo de América Latina– y presentado en Madrid, en un evento celebrado con Casa de América y retransmitido en su canal de YouTube. RED 2020 aborda el envejecimiento de la población como un fenómeno generalizado, acelerado y con una importante incidencia fiscal en la región. 

Tras las palabras de bienvenida de Rebeca Guinea, directora de programación de Casa de América, tuvo lugar la presentación del informe, a cargo de Fernando Álvarez, economista senior de CAF, quien destacó que “actualmente los sistemas de pensiones muestran unos déficits cuyo promedio se encuentra en alrededor del 2% del PIB en los países de la región y que se agravarán como resultado del proceso de envejecimiento”. Para el economista, que los pensionistas reciban “un ingreso mínimo suficiente”, es uno de los grandes retos que enfrentan estos sistemas, que a su vez deben procurar ser sustentables financieramente. El estudio calcula que alcanzar una cobertura universal mediante una asignación equivalente al valor actual de las pensiones no contributivas costaría, en promedio, alrededor de 0,24% del PIB. Como reflexión final, Álvarez indicó que para avanzar en las reformas, son necesarias capacidades en los Estados para cuantificar, medir y comunicar; para lograr un balance entre los incentivos a la creación de empleo formal y el aseguramiento; para promover la formalidad; y para implementar un enfoque que considere gradualismo, compensación a perdedores y combinación de distintos instrumentos como aumentos en la edad de retiro, reducción de años mínimos de aportes, ajustar la tasa de reemplazo, entre otros.

RED 2020 CAF América Latina

Por su parte, Pablo Sanguinetti, vicepresidente de Conocimiento de CAF, encargado de clausurar la presentación, destacó que “las reformas en las pensiones y la salud son temas que generan costos a corto plazo, pero un gran beneficio a largo plazo, y requieren amplios consensos políticos sostenidos en el tiempo para llevarlos a la práctica”. Además, el economista reflexionó que “estos sistemas requieren en general financiación pública adicional ya que no pueden sostenerse solo con las contribuciones de empresas y trabajadores, sobre todo cuando se quieren implementar y fortalecer las pensiones no contributivas”. Asimismo, Sanguinetti hizo hincapié que los cambios impositivos necesarios para cerrar los déficits de los sistemas de pensiones a futuro deben estar apoyadas con la “generación de información y evidencias confiables e independientes, para que los ciudadanos comprendan mejor la necesidad de estas reformas”.

Pablo Sanguinetti

El evento de presentación del RED 2020 contó también con la participación del representante de CAF en Europa, José Antonio García Belaunde, quien destacó los grandes desafíos de enorme relevancia que, desde hace años, marcan la agenda política de los países y que, a consecuencia de la pandemia, se han visto acrecentados. García Belaunde aseguró que “los sistemas de protección social son instrumentos de gran utilidad para promover el desarrollo económico y social, además de garantizar el bienestar de la ciudadanía y mejorar la calidad de vida de los ciudadanos”.

José Antonio García Belaunde

Tras la presentación del informe, tuvo lugar un panel de discusión, moderado por Ernesto Schargrodsky, director de Investigaciones Socioeconómicas de CAF, y que contó con la participación de Gina Magnolia Riaño Barón, secretaria general de la Organización Iberoamericana de la Seguridad Social (OISS); Juan José García Ferrer, director general de la Atención a Mayores y a la Dependencia de la Comunidad de Madrid; y Sebastián Nieto Parra, jefe de la Unidad de América Latina y el Caribe en el Centro de Desarrollo de la OCDE.  

Riaño Barón señaló que “la Seguridad Social debe adaptarse al teletrabajo, y a las nuevas tecnologías”. “A causa de la pandemia —dijo la secretaria general de la OISS—, un proceso que estaba previsto tuviese una duración de al menos cinco años se ha llevado a cabo en apenas año y medio y debe adaptar sus protocolos”. Por su parte, García Ferrer consideró que, entre las políticas aprendidas durante la pandemia están las de contar con un “régimen más flexible que permita la colaboración público-privada que genere una mayor eficacia en el gasto corriente y la adecuación de los copagos”. Por su parte, Nieto Parra destacó la oportunidad que se abre en América Latina para repensar el contrato social. “Es fundamental para la región llevar a cabo un proceso adecuado de consensos entre los ciudadanos, donde el rol de la clase política para alcanzar esos consensos adquiere más importancia que nunca”, dijo el jefe de la Unidad de América Latina y el Caribe en el Centro de Desarrollo de la OCDE. 

RED 2020 CAF América Latina

El 'Reporte de Economía y Desarrollo 2020' de CAF, centrado en la situación de los sistemas de pensiones y los servicios de salud y cuidados, así como en los aspectos del mercado de trabajo que condicionan su cobertura y financiamiento, abarca cuatro cuestiones clave: la informalidad y los cambios tecnológicos como desafíos para la protección social, los sistemas de pensiones, los sistemas de salud y cuidados, y el financiamiento de estos nuevos desafíos.