Tras las últimas elecciones turcas, tanto Arabia Saudí como Emiratos Árabes Unidos continúan con su cercanía a Recep Tayyip Erdogan

Aumento de la influencia de Turquía en el Golfo

PHOTO/REUTERS - El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan
photo_camera PHOTO/REUTERS - El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, durante una conferencia de prensa en Estambul, Turquía, el 3 de febrero de 2020

La situación económica de Turquía actualmente se encuentra en un momento delicado. La inflación se ha elevado hasta un 44%, y la lira turca ha perdido el 90% del valor en esta última década, registrando un nuevo mínimo tras la victoria electoral del presidente Recep Tayyip Erdogan. 

Erdogan ha nombrado a Mehmet Simsek como nuevo ministro del Tesoro y Finanzas. El historial de Simsek es destacado y promete devolver la “previsibilidad” a la economía turca. Los inversores y analistas extranjeros han interpretado el nombramiento de Simsek como una indicación de que Erdogan podría cambiar su postura sobre la disminución de las tasas de interés, lo que provocó el aumento de inflación y la migración de capital extranjero.

En esta línea, Erdogan ve a los países del Golfo como socios importantes en distintos campos, como el comercio, la economía, la energía y la defensa. Y tres factores principales influyen en la decisión de Turquía por fortalecer su acercamiento a los países del Golfo: estabilidad económica y oportunidades comerciales, seguridad e influencia regional, y normalización diplomática y reconciliación.

AFP PHOTO/SERVICIO DE PRENSA DE LA PRESIDENCIA TURCA - El pasado mes de abril, el presidente turco dio una muestra de apaciguamiento con el príncipe heredero saudí durante una visita a Arabia Saudí, la primera en cinco años
AFP PHOTO/SERVICIO DE PRENSA DE LA PRESIDENCIA TURCA - El pasado mes de abril, el presidente turco dio una muestra de apaciguamiento con el príncipe heredero saudí durante una visita a Arabia Saudí, la primera en cinco años

Estabilidad económica y oportunidades comerciales son puntos importantes. Tres días después de los resultados de la votación en Turquía, los Emiratos ratificaron un acuerdo comercial de 40.000 millones de dólares y de cinco años. Por otro lado, Arabia Saudí también ha comenzado a realizar acuerdos económicos con Turquía, la compañía petrolera Saudi Aramco se reunió en la capital turca con 80 contratistas para discutir posibles proyectos con un valor de 50.000 millones de dólares.

Seguridad e influencia regional. Los conflictos en Siria, Libia, Yemen e Irak, así como la amenaza de Irán y sus representantes para combatir el terrorismo se encuentran entre los intereses comunes de Turquía y los Estados del Golfo en el Medio Oriente.

Normalización diplomática y reconciliación. En un esfuerzo por superar su aislamiento regional y atraer los fondos del Golfo que tanto se necesitan, Turquía ha iniciado esfuerzos para restablecer las relaciones con sus antiguos adversarios regionales, incluidos Arabia Saudí, Egipto y los Emiratos Árabes Unidos.

La seguridad marítima es una de las áreas en la que Turquía podría desempeñar un papel beneficioso en el Golfo. La región del Golfo es una fuente crucial de suministro y comercio mundial de petróleo, pero también se enfrentan desafíos como la piratería, el terrorismo y el sabotaje. La reciente incautación de petroleros comerciales por parte de Irán en las aguas del Golfo ha alimentado las preocupaciones sobre un posible conflicto con Estados Unidos y sus aliados. 38 países forman parte de una alianza marítima liderada por Estados Unidos en el Golfo. La iniciativa, encabezada por Estados Unidos y apoyada por Arabia Saudí, tiene como objetivo prevenir la agresión iraní contra embarcaciones comerciales, controlar el tráfico de armas y contrarrestar la piratería. A pesar de esto, algunos países del Golfo, entre ellos EAU, han abandonado o suspendido su participación en esta fuerza naval debido a su descontento con la protección de los EE. UU. o preocupaciones sobre la posible provocación de Irán, hecho que no ha sido mencionado por los asesores de Seguridad Nacional de ambos países en su reunión en Washington el pasado viernes.

PHOTO/MURAT CETINMUHURDAR/PRESIDENTIAL PRESS OFFICE/HANDOUT VIA REUTERS – Recep Tayyip Erdogan
PHOTO/MURAT CETINMUHURDAR/PRESIDENTIAL PRESS OFFICE/HANDOUT VIA REUTERS – Recep Tayyip Erdogan

Turquía cuenta con una Armada grande y moderna que puede patrullar las aguas del Golfo y disuadir cualquier agresión o perturbación. El país euroasiático también mantiene buenas relaciones con la mayoría de los Estados del Golfo y puede actuar como mediador o facilitador entre ellos Irán. El investigador de asuntos de Oriente Medio Ali Bakir, declaró que “si continúa la tendencia actual de separación de Estados Unidos de la región y continúa la creciente posición regional de Turquía, Ankara puede tener la oportunidad de fortalecer su posición en el Golfo”. 

Se espera que el liderazgo de Erdogan en el Golfo fortalezca su posición mientras busca diversificar sus aliados económicos, salvaguardar sus intereses de seguridad y proyectar su poder en una región volátil. Sin embargo, Turquía también tendrá que lidiar con relaciones complejas entre diferentes actores y no verse envuelta en conflictos o rivalidades que puedan socavar los intereses o la estabilidad del país.