Moscú apunta a Ucrania en el ataque de voluntarios ruso a la región de Belgorod

De Belgorod a la Plaza Roja: la Rusia anti-Putin toma las armas

AP/DARKO VOJINOVIC - Una mujer pasa por una pared en la que solía haber un mural del presidente ruso Vladimir Putin, desde entonces pintado con una bandera blanca, azul y blanca, un símbolo de oposición a la invasión rusa de Ucrania en 2022
photo_camera AP/DARKO VOJINOVIC - Una mujer pasa por una pared en la que solía haber un mural del presidente ruso Vladimir Putin, desde entonces pintado con una bandera blanca, azul y blanca, un símbolo de oposición a la invasión rusa de Ucrania en 2022

“Somos el pueblo libre de Rusia”. Es la proclama bajo la que la Legión Libertad para Rusia, junto con el Cuerpo de Voluntarios Rusos, han tomado las armas en la región rusa de Belgorod. Una rebelión sin precedentes que tambalea el poder y la reputación de Putin a tan sólo unas horas después de que el líder del Kremlin anunciase la toma de Bajmut.

Anuncio a bombo y platillo: felicitaciones a los paramilitares, promesas de condecoraciones y una emisión en televisión comparando la toma de Bajmut con la de Berlín en 1945. La propaganda es una herramienta que siempre ha gustado al régimen ruso, y el hecho de que una columna de dos carros de combate, un blindado y nueve vehículos militares pasen la frontera ruso-ucraniana y se apropien de Belgorod no es, desde lejos, algo de lo que estar orgulloso. 

La primera medida tomada desde Moscú fue cortar redes móviles e Internet. Un poco tarde al haber sido reportados los coches de ciudadanos que huían del distrito de Grayvoron, incluida la imagen en el aeropuerto de la mujer del gobernador de Belgorod. Sin embargo, la peligrosidad de la situación queda plasmada después de que las autoridades rusas evacuaran de forma urgente el almacenamiento de municiones nucleares de la instalación “Belhorod 22”, a 14 kilómetros de Grayvoron. 

PHOTO/Ministerio de Defensa ruso via REUTERS - Una imagen fija de vídeo, publicada por el Ministerio de Defensa de Rusia, muestra lo que dijo ser un ataque aéreo de las fuerzas armadas rusas contra militantes ucranianos en la región de Belgorod, en un lugar desconocido, en esta imagen tomada de material de archivo difundido el 23 de mayo de 2023
PHOTO/Ministerio de Defensa ruso via REUTERS - Una imagen fija de vídeo, publicada por el Ministerio de Defensa de Rusia, muestra lo que dijo ser un ataque aéreo de las fuerzas armadas rusas contra militantes ucranianos en la región de Belgorod

Es un hecho. Al medido día del lunes las unidades militares antirrusas habían atacado la región rusa por tierra y aire. “¡Habitantes de las regiones fronterizas! Quédense en casa, no se resistan y no tengan miedo: no somos sus enemigos. A diferencia de los zombis de Putin, no tocamos a los civiles y no los usamos para nuestros propios fines. ¡La libertad está cerca!”, era el mensaje de la Legión Libertad para Rusia. 

El ataque ha sido reivindicado por estas unidades, pero el Kremlin insiste que el autor es Ucrania. El portavoz del presidente ruso, Dmytri Peskov, ha dicho que Putin está al corriente del “intento de sabotaje ucraniano”. Las mismas palabras que ha utilizado el gobernador de la región afectada, Viacheslav Gladkv, afirmando que ya “están tomando las medidas necesarias para neutralizar al enemigo”. 

Kiev niega la participación en el ataque, pero felicita el coraje. “Solo podemos felicitar las acciones decisivas de los ciudadanos rusos de mentalidad opositora, que están dispuestos a una lucha armadas contra el régimen criminal de Putin”, ha afirmado el portavoz de la Inteligencia militar ucraniana, Andryi Yusov.

Golpe de efecto para Ucrania. “El ataque en Belgorod ha sido un golpe mediático para intentar desviar a la atención de Bajmut, después de haber sido tomada por los rusos. No es un ataque militar porque ni las unidades de voluntarios ni Ucrania pueden permitirse un ataque militar real allí”, comenta el analista internacional Lucas Martín en una conversación con este medio.

PHOTO/ Canal de Telegram del gobernador de la región de Belgorod Vyacheslav Gladkov vía AP - Esta foto del folleto publicada por el canal de telegram del gobernador de la región de Belgorod, Vyacheslav Gladkov, muestra el edificio de apartamentos dañado lateralmente cerca del cráter después de una explosión en Belgorod, Rusia, el viernes 21 de abril de 2023
PHOTO/ Canal de Telegram del gobernador de la región de Belgorod Vyacheslav Gladkov vía AP - Edificio de apartamentos dañado lateralmente cerca del cráter después de una explosión en Belgorod, Rusia, el viernes 21 de abril de 2023

¿Primer opositor formal? 

El ataque en Belgorod saca el historial de opositores a Putin, unos cuantos y en aumento desde la invasión. Ilya Ponomarev es uno de ellos. El precursor de la Legión Libertad para Rusia, creada en febrero de 2022, lleva exiliado en Ucrania después de que, en calidad de diputado de la Duma, rechazase la anexión de Crimea en 2014. 

En un vídeo publicado por esta organización de voluntarios aparece otro rostro conocido, el soldado Maximiliano que llama a la acción a la población rusa. “Queremos que nuestros hijos crezcan en paz y sean personas libres para que puedan viajar, estudiar y ser felices en un país libre”. Con voz aclamada sentencia: “nuestro objetivo es la Plaza Roja de Moscú”.

PHOTO/Canal Telegram del grupo Concord  - Yevgeny Prigozhin sosteniendo una bandera nacional rusa. frente a sus soldados que sostienen banderas de los Grupos Wagner en Bakhmut, en medio de la invasión rusa de Ucrania
PHOTO/Canal Telegram del grupo Concord  - Yevgeny Prigozhin sosteniendo una bandera nacional rusa. frente a sus soldados que sostienen banderas de los Grupos Wagner en Bakhmut, en medio de la invasión rusa de Ucrania

Y quien también se puede encuadrar en la línea de los descontentos es Yevgeny Progozhin. El líder del Grupo Wagner ha arremetido de nuevo contra el Kremlin al reprocharle no haber fortificado los pasos fronterizos con Ucrania. “El Ministerio de Defensa y las Fuerzas Armadas están siendo negligentes. Han dejado el territorio de Rusia vulnerable a los ataques de los enemigos ucranianos”. 

Todo bajo control 

Son ocho las personas que han resultado heridas en el ataque a Belgorod. Por el momento sólo ha sido eso, un ataque. Y en eso esperan que concluya las autoridades rusas, para lo que ya han impuesto un régimen antiterrorista en toda la región. La medida incluye varias restricciones provisionales a la libre circulación para garantizar la seguridad de los ciudadanos. 

Todo bajo control, salvo las repercusiones. La bandera azul y blanca que ya caracteriza a los opositores rusos ha ganado varios seguidores, y el miedo a otro ataque dentro las fronteras rusas es cada vez más papable. Resultado, en todo caso, de la “operación militar especial” que gana tintes de humillación por cada día que pasa.