La periodista corresponsal pasó por los micrófonos del programa “De cara al mundo” para analizar la situación en Senegal tras la misión “EU-Mediterranean Political Dialogue Programme: Migration&Climate Change”, de la Fundación Friedrich Naumann

Carmen Chamorro: “África es el equilibrio del mundo”

photo_camera PHOTO/ATALAYAR - Carmen Chamorro, periodista corresponsal de varios medios internacionales y secretaria general del Club Internacional de Prensa

En el último episodio de “De cara al mundo”, en Onda Madrid, contamos con la participación de Carmen Chamorro, periodista corresponsal de varios medios internacionales y secretaria general del Club Internacional de Prensa, que analizó la situación de la migración causada por el cambio climático en África, especialmente en Senegal, tras el programa de la Fundación Friedrich Naumann.

¿Qué objetivo tenía ese grupo de trabajo que la Fundación Friedrich Naumann que se organizó para visitar Senegal?

La Fundación realizó un programa con la Unión Europea con varios eurodiputados que trataban de analizar el impacto del cambio climático en materia de inmigración, y escogió a tres corresponsales extranjeras que procedían de los países de Portugal, Italia y España, aunque mi información iba a Canadá. El objetivo de este programa era realizar un estudio de campo entre los ejes económico, sociocultural y geoestratégico. Este último me correspondía a mí. Se trató de seguir todas las reuniones y todas las misiones que llevaba a cabo la Unión Europea y recabar información contrastando fuentes de estos tres ejes para que nos diesen unos resultados.

Yo puedo decir, desde la parte que me correspondió en seguridad, que Senegal es un referente dentro de estos países de África Occidental por su estabilidad política y social y, sobre todo, por la puesta en funcionamiento de una célula antiterrorista que se creó en el 2003 y que funciona muy bien y también por la puesta en funcionamiento de una ley, la ley de emigración regular por la que se ha puesto sobre la mesa el control de la inmigración irregular. El problema que tiene Senegal ante el calentamiento global son los flujos migratorios que se producen. En primer lugar, los flujos de las zonas internas del sur al norte del país, porque la escasez de recursos hídricos afectara a la agricultura, a la ganadería y a la pesca. Luego posteriormente se puede producir un flujo que afectaría a la Unión Europea y que se produciría del norte hacia las Islas Canarias.

El Gobierno de Macky Sall, enmarcado dentro de una Asamblea Nacional formada por 165 parlamentarios, nos permitió estar en varias sesiones donde se podía percibir la gran capacidad de consenso de todos ellos porque centran su trabajo en dar ya forma a esa ley de control de inmigración irregular y, sobre todo, en afianzar unas políticas de concesión de empleo a la población más joven. Senegal es un país en el que el 70% de su ciudadanía es menor de 30 años, con lo cual es muy importante que el joven esté ejerciendo sus estudios y su profesión dentro del país y que evite ser conquistado por mafias criminales que se dedican al tráfico humano. En ello está Macky Sall, su presidente, y toda la república semipresidencialista que está luchando por contener a su población. Una población que se concibe como una energía de trabajo brutal. Nadie quiere salir de su propio país, a no ser que tenga una razón para ello. La gente quiere vivir en su propio país y no tener que estar emigrando, ni embarcándose.

También esta misión nos permitió el hecho de estar con las pateras en determinadas zonas y tratar con senegaleses que habían sufrido la muerte de familiares en la trayectoria de siete días más o menos que tardan en llegar a las Islas Canarias. Otros habían vuelto y otros estaban preparándose para ir en busca de un futuro mejor.

¿Hasta qué punto Senegal precisa de la ayuda de la Unión Europea?

Yo siempre pienso que África es el equilibrio del mundo, y precisamente Senegal es la puerta abierta al éxito y al desarrollo económico, político y social de toda África porque es el muro de contención. Es muy importante que se establezcan unos acuerdos entre la Unión Europea y Senegal porque la labor de este país es realmente importante en el sentido de que está franqueada por países que adolecen del problema de la existencia de grupos armados que posiblemente se trasladen y que sean transnacionales.

Senegal dispone de unos yacimientos de petróleo, yacimientos de gas natural licuado, de piedras preciosas, y esto es una nota muy llamativa para el traslado de grupos armados que están en la zona operando. Se trata de incrementar este sistema de seguridad de las Fuerzas Armadas senegalesas acompasado por otras misiones de los países que conforman la Unión Europea.

Además, destaco aquí la labor especialmente de España y que lógicamente esta situación no vaya a más. Senegal se encuentra en una situación segura para su propia ciudadanía, pero a nivel internacional, ese muro de contención tiene que continuar. Con todo el problema que está habiendo en el contexto internacional se descubren yacimientos de gas licuado y de petróleo que tienen que caer en buenas manos. Esto no puede caer en manos que puedan provocar un problema que se manifiesta ya en todo el Sahel y norte de África.

Y, sobre todo, evitar que elementos corruptos puedan utilizar ese tipo de materias primas, esas riquezas que tienen estos países, para su enriquecimiento personal o para financiar las amenazas que representan grupos terroristas y de crimen organizado.

La Fundación Friedrich Naumann, que apuesta enormemente y ha hecho una labor excepcional en las políticas liberales en este continente, está aportando todos los recursos para evitar que se complique esta situación, porque Senegal es un país muy rico. Macky Sall es además el presidente de la Unión Africana, algo por lo que se le ha elegido como un interlocutor bastante excepcional a la hora de dialogar con Putin. Es con el único que ha dialogado el mandatario ruso y con el que ha tenido bastantes encuentros, dos de ellos han sido públicos y un tercero no.

Si hay una falta de recursos hídricos se produce una sequedad en las regiones del sur y un consiguiente flujo migratorio hacia el norte. La zona del Sahel está muy condicionada por sus cambios estacionales. Todo lo que es un calentamiento global, todo lo que es el cambio climático, puede afectar a este flujo de movimientos. Senegal desempeña un papel fundamental y, en este caso, la Fundación lo que ha hecho es poner sobre la mesa todo este tipo de cuestiones ayudados por eurodiputados y por corresponsales, porque a raíz de esto se desencadenan conflictos.

Estos conflictos en África son muy importantes a la hora de darles luz, porque si no se cuentan, no existen. No solamente existe un conflicto entre Ucrania y Rusia, también existen otros y bastante importantes que van a afectar y que afectarán a la Unión Europea y que hay que darles luz y espacio.

La desestabilización de una zona como el Sahel afectan a países más al norte como pueden ser Mauritania, Marruecos, Argelia, Túnez… Fundaciones como la Friedrich Naumann e instituciones europeas están contribuyendo a que Senegal tenga capacidad para dar trabajo a sus habitantes, que eviten el éxodo y sobre todo que proporcionen estabilidad.

Ahí destaco un proyecto de ayuda y de cooperación por parte del Gobierno español en convivencia con el Gobierno italiano. Es un proyecto que está dando cabida y salida a las mujeres senegalesas que se dedican a la explotación de recursos agrícolas. Pudimos vivir y tomar conciencia de este proyecto maravilloso. Estas mujeres estaban contentísimas porque se las había ponderado y se les daba un papel diferente a lo que es en estos países. La mujer ya dispone de su poder adquisitivo y llega a casa con sus recursos económicos. Pudimos estar una jornada de trabajo con ellas, estaban encantadas.

Dentro de esta misión de la Comisión de Seguridad de la Unión Europea, abanderada por Alemania, lanzaron un informe al que tuvimos acceso donde se habla precisamente de este papel que tiene que desempeñar el Gobierno senegalés en su lucha por incrementar el índice de trabajo entre los más jóvenes para retenerlos en el país, darles unas condiciones idóneas y que tengan que evitar desplazarse.

Pero también pudimos comprobar las corresponsales en nuestros diferentes estudios de campo que África se mueve dentro de África. En el imaginario colectivo de la Unión Europea se considera que hay unas grandes oleadas de inmigración de África hacia Europa y realmente es de África dentro de África. Estos informes nos revelaban datos muy singulares como, por ejemplo, que entre enero y agosto de 2022 cerca de 11.000 inmigrantes llegaron de forma irregular a las Islas Canarias. Hablaban de que cruzar el Atlántico desde la costa africana occidental hasta las Islas Canarias se considera la ruta más mortífera de toda Europa. Y si esto se está produciendo sin haber unos efectos grandes del cambio climático, una vez que se produzcan se van a convertir en una gran amenaza. El papel que desempeña Senegal es un muro de contención y es un papel digno de destacar de esa república y de todo su parlamento que entra en consenso rápidamente pese a ser formaciones políticas diferentes, aunque destaca la liberal por encima de todas.