Unos días antes de su visita a Argelia (del 26 de noviembre al 5 de diciembre), Mary Lawlor, relatora especial de la ONU sobre los defensores de los derechos humanos, ha sido contactada por el Congreso Mundial Amazigh (CMA), que le ha enviado una nota informativa sobre la grave situación de los derechos humanos en Argelia.

El Congreso Mundial Amazigh se pone en contacto con la relatora de la ONU sobre violaciones de derechos humanos en Argelia

Kamira Naït Sid
photo_camera Kamira Naït Sid

Según su sitio web, esta ONG internacional de protección y promoción de los derechos de los amazigh, cuyos miembros proceden de todos los países del norte de África, llamó la atención de la Relatora Especial sobre las actividades de los defensores de los derechos humanos y la subordinación de la justicia al poder militar.

"El poder ejecutivo es ejercido de forma clara y muy visible por el ejército, que en los últimos años ha creado unas condiciones que nunca habían sido tan desfavorables para las libertades y los derechos humanos. Se criminalizan las actividades de los defensores de las libertades y los derechos humanos. Los jueces dependen claramente del poder militar, y los abogados no pueden ejercer libremente sus funciones porque están directamente amenazados de represalias. En consecuencia, se violan las leyes y los procedimientos de la justicia y los juicios no son justos", leemos. Esta triste observación es compartida por muchas asociaciones de derechos humanos de todo el mundo. Estas violaciones se han convertido en práctica habitual, y el gobierno en el poder no hace caso de las condenas expresadas por estas mismas asociaciones. Hace poco, el presidente Tebboune lo dijo claramente: "Vayan a quejarse donde quieran. Nadie podrá hacernos doblegar".

El segundo punto planteado en la nota informativa se refiere a las nuevas modificaciones del código penal, que se han endurecido para restringir las libertades individuales y asociativas. "En 2021, el gobierno adoptó reformas del código penal que restringen severamente las libertades, lo que justifica por la necesidad de "criminalizar los actos que amenazan la seguridad y la estabilidad del país". Se prevén penas severas para cualquier persona u organización de la sociedad civil que reciba ayuda financiera del extranjero (artículo 2) o difunda "fake news" (artículo 3).  En cuanto al terrorismo, el artículo 87 bis utiliza una definición tan amplia e imprecisa que cualquier persona que ejerza su derecho a la libertad de expresión y de reunión pacífica puede ser procesada por apología del terrorismo".

Basándose en este artículo 87 bis, en marzo de 2021 se publicó en el boletín oficial una lista de periodistas, activistas y usuarios de las redes sociales clasificados como terroristas. Dos organizaciones pacifistas, el Movimiento RACHAD y el Movimiento para la Autodeterminación de la Cabilia (MAK), dirigido por el poeta, escritor y cantante Ferhat Mehenni, fueron incluidas en la lista de organizaciones terroristas.

Ferhat Mehenni président du MAK
Ferhat Mehenni président du MAK

La AMC también tomó nota de las medidas coercitivas e inicuas adoptadas por las autoridades contra las asociaciones culturales amazigh y las asociaciones de defensa de las libertades. "El 30 de enero de 2023, las autoridades ordenaron el cierre de la Maison des droits de l'homme et du citoyen en Tizi-Wezzu (Tizi-Ouzou), que incluía una biblioteca y un centro de documentación y acogía seminarios y conferencias para sensibilizar sobre los derechos humanos. El 23 de enero de 2023, las autoridades también procedieron al cierre administrativo del Centro de Documentación de Derechos Humanos de la ciudad de Vgayet (Béjaia), en Cabilia, por orden del Wali (prefecto de la provincia)", escribió en su nota informativa a la Sra. Mary Lawlor.

También planteaba la cuestión de la detención ilegal de su presidenta, Kamira Naït Sid, "que vive en Tizi-Wezzu (Tizi-Ouzou), en Cabilia, y es objeto de acoso administrativo, policial y judicial desde hace muchos años. Ha sido detenida y luego puesta en libertad en innumerables ocasiones, y su actividad profesional como gerente de un cibercafé en Tizi-Wezzu fue cerrada arbitrariamente por decisión administrativa en 2016. El 21 de agosto de 2021, Kamira Nait Sid fue secuestrada por la policía argelina, juzgada por cargos de terrorismo y condenada a 3 años de prisión. Actualmente se encuentra recluida en la prisión de Koléa, cerca de Argel. El Grupo de Trabajo de la ONU sobre la Detención Arbitraria emitió un dictamen el 1/04/2022 en el que declaraba que la detención de Kamira Nait Sid era arbitraria (Dictamen nº 15/2022 del Grupo de Trabajo sobre la Detención Arbitraria, relativo a Kamira Nait Sid (Argelia) - A/HRC/WGAD/2022/15). El CMA añadió: "Otros miembros del Congreso Mundial Amazigh han sido obligados por la policía argelina a dimitir y a cortar todo vínculo con nuestra organización. Actualmente, al CMA no le queda ningún miembro en Argelia. Es una prohibición de nuestras actividades que no dice su nombre".

Varias organizaciones de defensa de los derechos humanos se han puesto en contacto con Mary Lawlor para llamar su atención sobre las graves violaciones de los derechos humanos en un país dirigido por hombres que ni siquiera respetan sus propias leyes, incluida la Constitución, recientemente violada con el nombramiento de un nuevo primer ministro, el Sr. Larbaoui Nadir, sin que su programa haya sido presentado al Parlamento para su aprobación y sin pertenecer a la mayoría parlamentaria, como establece la Constitución modificada el 1 de noviembre de 2020.

Es seguro que las autoridades de Argel no tendrán en cuenta en absoluto las observaciones y menos aún las recomendaciones del relator de la ONU para los derechos humanos o de cualquier otra parte.

Más en Política