El representante de la ONG francesa en el norte de África, Khaled Drareni, participó en una celebración organizada por las autoridades argelinas con motivo del Día Mundial de la Libertad de Prensa

El acercamiento de Reporteros Sin Fronteras a Tebboune genera rechazo en Argelia

PHOTO/AFP - El presidente argelino Abdelmadjid Tebboune

Las imágenes del periodista y actual representante de Reporteros Sin Fronteras (RSF) en el norte de África, Khaled Drareni -encarcelado entre 2020 y 2021-, junto con el presidente argelino, Abdelmadjid Tebboune, han provocado una gran controversia en Argelia.

Según informa Maghreb Intelligence, Drareni fue invitado a una celebración organizada por Argel con motivo del Día Mundial de la Libertad de Prensa, algo irónico teniendo en cuenta la censura y las presiones que sufren los periodistas en Argelia. Tal y como recuerda el portal especializado en el norte de África, Tebboune es considerado el “verdugo” de la prensa y de la libertad de expresión en el país magrebí, ya que desde su llegada al poder ha encarcelado a varios reporteros, entre ellos a Ihsane el Kadi, condenado recientemente a cinco años de prisión.

Las imágenes de Drareni con Tebboune no tardaron en circular por las redes sociales, donde muchos argelinos criticaron al representante de RSF, defensor del Hirak. El periodista trató de zanjar la polémica, asegurando que la ONG francesa le había “encargado” entregar una carta al presidente argelino instándole a poner en libertad a El Kadi, arrestado en diciembre.

No obstante, de acuerdo con Maghreb Intelligence -basándose en fuentes argelinas-, fue el propio Drareni quien planteó a RSF reunirse con Tebboune. “Khaled Drareni fue objeto de enormes presiones por parte de los servicios de seguridad y del Gobierno argelino para que ‘aceptara un gesto amistoso’ hacia el presidente Tebboune”, señala el portal.

Drareni tiene prohibido salir del territorio nacional y continúa amenazado por casos judiciales del pasado. Igualmente, su medio de comunicación, Casbah Tribune, continúa cerrado por las autoridades argelinas. Maghreb Intelligence asegura que, con el objetivo de lograr libertad, el periodista mantiene conversaciones “desde finales de 2022 con poderosos círculos de los servicios de seguridad para negociar un acuerdo” que permita poner fin a las presiones que sufre.

Por este motivo, Drareni estaría tratando de convencer a Christophe Desloire, director de Reporteros sin Fronteras, para que realice un viaje oficial a Argel con el objetivo de suavizar las críticas contra la situación de la prensa en el país. Maghreb Intelligence subraya que este panorama sitúa a RSF “en una posición muy delicada”, recordando su poca implicación en el caso del periodista Mustapha Bendjama, encarcelado en febrero, o en las detenciones de personas acusadas de facilitar información a Algérie Part.

“El silencio de RSF es percibido en Argel como una complicidad indirecta que ilustra las lamentables consecuencias de esta relación problemática con los dirigentes argelinos”, concluye el medio. 

Envíanos tus noticias
Si conoces o tienes alguna pista en relación con una noticia, no dudes en hacérnosla llegar a través de cualquiera de las siguientes vías. Si así lo desea, tu identidad permanecerá en el anonimato