El ministro israelí de Turismo, Haim Katz, visitó Riad en la primera misión pública de alto nivel de este tipo al reino rico en petróleo

El enviado saudí intenta tranquilizar a los palestinos en medio de las conversaciones con Israel

Menahem KAHANA / AFP - El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, y el ministro de Turismo, Haim Katz
Menahem KAHANA / AFP - El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, y el ministro de Turismo, Haim Katz

Arabia Saudí envió el martes su primera delegación en tres décadas a Cisjordania ocupada para asegurar a los palestinos que defenderá su causa aunque estreche lazos con Israel.

En una señal del deshielo, el ministro de Turismo de Israel, Haim Katz, visitó Riad el mismo día, en la primera misión pública de alto nivel de este tipo al reino rico en petróleo.

Washington ha instado a sus aliados de Oriente Próximo, Israel y Arabia Saudí, a normalizar sus relaciones diplomáticas, tras acuerdos similares con Emiratos Árabes Unidos, Bahréin y Marruecos.

Los palestinos han calificado esos acuerdos negociados con Estados Unidos de traición a su difícil situación y a su búsqueda de un Estado, pero Nayef al-Sudairi, que encabezaba la delegación saudí, trató de asegurarles que Riad está de su lado.

"El asunto palestino es un pilar fundamental", declaró Sudairi, nuevo embajador ante los palestinos, tras reunirse con el principal diplomático palestino, Riyad al-Maliki, en Ramala para mantener conversaciones y presentar sus credenciales.

"Y es seguro que la iniciativa árabe, que fue presentada por el reino en 2002, es una piedra angular de cualquier próximo acuerdo".

La iniciativa de 2002 proponía relaciones árabes con Israel a cambio de su retirada de Cisjordania, Jerusalén oriental, Gaza y los Altos del Golán, y una resolución justa para los palestinos.

El líder palestino Mahmud Abbas, de 87 años, volvió a insistir la semana pasada en sus fuertes reservas a que los países árabes establezcan lazos con Israel.

"Se equivocarían quienes piensen que la paz puede prevalecer en Oriente Próximo sin que el pueblo palestino disfrute de sus plenos y legítimos derechos nacionales", declaró Abbas ante la Asamblea General de la ONU en Nueva York.

El presidente palestino Mahmoud Abbas
AFP/ADEM ALTAN
AFP/ADEM ALTAN - El presidente palestino Mahmoud Abbas

Cada vez más cerca

La delegación de Sudairi, que cruzó por tierra desde Jordania, fue la primera de Arabia Saudí en visitar Cisjordania desde los Acuerdos de Oslo de 1993, que pretendían allanar el camino para poner fin al conflicto palestino-israelí.

A la pregunta de si habrá una embajada saudí en Jerusalén, Sudairi recordó que antes había una en el barrio jerosolimitano de Sheikh Jarrah, y dijo que "ojalá vuelva a haber una embajada allí".

Washington ha liderado las conversaciones entre Israel y Arabia Saudí -guardián de los dos lugares más sagrados del Islam- sobre una posible normalización considerada como un cambio político para Oriente Próximo.

Las conversaciones han incluido garantías de seguridad para Arabia Saudí y asistencia para un programa nuclear civil, según funcionarios familiarizados con las negociaciones que hablaron con la AFP bajo condición de anonimato.

El príncipe heredero saudí y gobernante de facto, Mohamed bin Salmán, declaró la semana pasada a la cadena estadounidense Fox que el reino estaba cada vez "más cerca" de un acuerdo con Israel, pero insistió en que la causa palestina sigue siendo "muy importante" para Riad.

PHOTO/FLICKR/UNWTO - Mohammed Bin Salman en el taller de la CEDA sobre el sector turístico, 2019
PHOTO/FLICKR/UNWTO - Mohammed Bin Salman 

En los últimos meses, Israel ya ha enviado delegaciones a Arabia Saudí para participar en eventos deportivos y de otro tipo, incluida una reunión de la UNESCO.

El martes, Katz llegó a Riad encabezando una delegación para asistir a un acto de la Organización Mundial del Turismo de las Naciones Unidas, según informó la oficina del ministro.

"Actuaré para crear una cooperación que haga avanzar el turismo y las relaciones exteriores de Israel", declaró Katz en un comunicado.

Círculo de paz

El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, declaró el viernes ante las Naciones Unidas que cree que "estamos en la cúspide" de "una paz histórica entre Israel y Arabia Saudí".

En su intervención el martes en una ceremonia para conmemorar la guerra árabe-israelí de 1973, afirmó que "muchos Estados de Oriente Medio quieren la paz con Israel".

"Ampliar el círculo de la paz es una oportunidad histórica y me comprometo a ello".

Los Acuerdos de Oslo de 1993 debían conducir a un Estado palestino independiente, pero años de negociaciones estancadas y violencia mortal han dejado cualquier resolución pacífica en un sueño lejano.

El Gobierno de extrema derecha de Netanyahu ha ampliado los asentamientos israelíes en Cisjordania, considerados ilegales por el derecho internacional.

PHOTO/AFP/RONALDO SCHEMIDT - El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu
PHOTO/AFP/RONALDO SCHEMIDT - El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu

La reciente escalada de violencia ha causado la muerte de al menos 242 palestinos y 32 israelíes en lo que va de año, según fuentes oficiales de ambas partes.

Estados Unidos, que en el pasado ha actuado como mediador en las conversaciones entre Israel y los palestinos, no ha hecho grandes esfuerzos para lograr una solución de dos Estados desde que fracasó un intento hace casi una década.

Israel ocupa Cisjordania desde 1967 y posteriormente se anexionó Jerusalén Este en una medida no reconocida internacionalmente.

También mantiene bloqueado el territorio costero palestino de Gaza, gobernado por el grupo militante Hamás.