Un respaldo que llega a costa de los contribuyentes

El Fórum Canario Saharaui denuncia el constante apoyo al Frente Polisario por parte de instituciones canarias

Bandera de la RASD en edificio público de las islas Canarias
Bandera de la RASD en edificio público de las islas Canarias

El Fórum Canario Saharaui ha denunciado la constante presencia y apoyo al Frente Polisario por parte de las instituciones canarias a costa de los contribuyentes.

  1. COMUNICADO FÓRUM CANARIO SAHARAUI:

El Fórum ha indicado que “en un número desproporcionado de ocasiones, los responsables de la gestión pública canaria convierten su sede en una especie de cuartel general del Polisario, o en su delegación oficiosa en la isla”.

A continuación, se reproduce el comunicado oficial del Frente Polisario:

COMUNICADO FÓRUM CANARIO SAHARAUI:

El Fórum Canario Saharaui denuncia la constante presencia y apoyo al Frente Polisario por parte de las instituciones canarias a costa de los contribuyentes
Tras la reciente y enésima visita en los días precedentes al Cabildo de Gran Canaria de Abdulah Arabi, máximo representante del Polisario en España, este Fórum quiere hacer constar que:

Observamos con perplejidad y desaprobación cómo cada año, en un número desproporcionado de ocasiones, los responsables de la gestión cabildicia convierten su sede en una suerte de “cuartel general” del Polisario, o en su delegación oficiosa en la isla. Todo ello a través de un amplio surtido de eventos (conferencias, conciertos, etc.) dispuestos por los mandamases de la Consejería de Solidaridad del Cabildo de Gran Canaria, con Carmelo Ramírez a la cabeza. El cual, casualidad o no, también es presidente de la Federación Estatal de Instituciones Solidarias con el Sahara (FEDISSAH). El último e infinito episodio sucedió hace escasos días con la conferencia “48 años construyendo el Estado saharaui: la RASD, una realidad irreversible”.

Es por ello por lo que debemos denunciar el empleo de medios y fondos públicos, a través de decisiones personales, arbitrarias y militantes, hacia una causa ajena tanto a los intereses principales que debe servir esa institución como a los contribuyentes canarios que la nutren. Un constante despilfarro para enaltecer y apoyar de manera repetida y ostentosa a una organización cuyo pasado terrorista causó tanto dolor y tragedia a un considerable número de canarios. Lo cual constituye una grotesca paradoja digna del mayor de los bochornos e ignominia. Un dispendio económico extendido a otras instituciones insulares como no a instancias del partido que gobierna el Cabildo, Nueva Canarias, como es el caso de la reciente subvención económica aprobada en el Parlamento canario en favor del Polisario, y que repentinamente pasó de 300.000 euros a un millón.

Entendemos que resulta aberrante regar de dinero al Polisario, anteponiendo simpatías y solidaridades hacia aquellos que al mismo tiempo perpetraron esos execrables actos en el pasado hacia trabajadores canarios. Y donde además no debemos descartar un más que probable uso indebido por parte de quienes gestionen esos fondos, ya que la ausencia de rendición de cuentas por parte del Polisario y sus constantes “descuidos” en la administración de ayuda humanitaria se vieron reflejados en la Resolución 2654 del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas de octubre de 2022 relativa a la cuestión: “La entrega de ayuda humanitaria se debe realizar conforme a las buenas prácticas de la ONU”.

Así, creemos que resulta vergonzoso que se sigan entregando semejantes cantidades a fondo perdido a los gobernantes del Polisario que las gestionan, sin mayor control o monitorización que el ejercicio de fe que supone confiar en que se hará un buen uso de ellas, dando por hecho de que llegarán a quienes de verdad las necesitan, la población. Cabe recordar a las instituciones (canarias, españolas o europeas) que actúan de esta manera con dinero público, que esta forma de proceder, donde no se justifica fehacientemente como, cuando y a quien se han asignado los fondos una vez en destino, está muy alejada de los estándares básicos establecidos en cualquier administración sería. Si aquí no está permitido hacerlo, resulta poco ético hacerlo igualmente a sabiendas de que esas ayudas puedan perderse por el camino una vez entregadas. En esto llueve sobre mojado, pero se sigue tropezando con la misma piedra (Informe OLAF, 2015).

De esta forma, una vez más se vuelve a despreciar los sucesos abyectos que protagonizaron en la “década negra” (1977-1987) con los ataques del Polisario a pesqueros canarios en el banco sahariano y que tantas pérdidas humanas causaron. En ese sentido, dichas víctimas canarias esperan, en medio del hartazgo, justicia y reparación mediante el tantas veces prometido proyecto de Ley autonómica de Víctimas del Terrorismo. Una ley retrasada sospechosamente tras promesas vacuas de anteriores presidentes o incumplimientos reiterados y dilatorios de los partidos políticos del parlamento canario.

Es por ello por lo que, desde esta asociación, reclamamos al nuevo ministro de Política Territorial y Memoria Democrática, Ángel Víctor Torres que, en virtud de la potestad que su nuevo puesto y funciones le confieren, impulse dichas reparaciones a las víctimas de manera definitiva. Aquello que como presidente de Canarias no se atrevió a implementar, permaneciendo deliberadamente en un cajón de manera indefinida.

Llegados a este punto, y debido a todo lo anteriormente expuesto, huelga decir que rechazamos el contenido de lo manifestado por los conferenciantes en el evento cabildicio. Creemos que ha llegado la hora de honrar y restituir desde las instituciones canarias la memoria de aquellos que cayeron a manos de quienes reciben tanto agasajo servil y sumiso por parte del Cabildo de Gran Canaria, a la sazón el victimario polisario. Una terrible contradicción que supone un blanqueamiento público incomprensible.

Envíanos tus noticias
Si conoces o tienes alguna pista en relación con una noticia, no dudes en hacérnosla llegar a través de cualquiera de las siguientes vías. Si así lo desea, tu identidad permanecerá en el anonimato