El Consejo Nacional de Resistencia de Irán (CNRI) organizó en París una conferencia sobre la lucha de las mujeres contra el régimen de los mulás.

El Consejo de Resistencia exige el fin de la política de complacencia de la Unión Europea hacia la dictadura en Irán

Maryam Radjavi
photo_camera Maryam Rajavi. Presidenta electa del NCRI. Foto © ROMUALD MEIGNEUX/SIPA

Maryam Rajavi, su presidenta, reiteró su deseo de instaurar una democracia laica y la igualdad entre hombres y mujeres. El politólogo Hamid Enayat y Hamid Assadollahi, del Comité de Apoyo a los Derechos Humanos en Irán, descifran lo que está en juego en esta resistencia.

¿Cuál es el papel del Consejo Nacional de Resistencia de Irán (CNRI) en la Resistencia iraní?

El NCRI es una coalición de fuerzas democráticas iraníes que luchan contra todas las dictaduras, ya sea la del Sha o la de Jomeini.

El NCRI se creó en 1981, al comienzo de la dictadura religiosa. Esta coalición lucha por el advenimiento de una república laica, con una separación entre el Estado y la religión, y por la igualdad entre hombres y mujeres. Dentro de esta coalición está la Organización Muyahidín del Pueblo de Irán (PMOI), fundada en 1964.

¿Cuál es el papel de Maryam Rajavi, que encabezó la conferencia de este fin de semana?

Maryam Rajavi es presidenta del NCRI desde 1993. El NCRI actúa como un parlamento en el exilio y ha elegido a Maryam Rajavi como la persona que asumirá la presidencia de la república durante el periodo de transición, hasta las próximas elecciones parlamentarias.
Ella siempre ha defendido el papel de la mujer para hacer realidad el Irán del mañana.

¿Cómo organiza la PMOI su lucha diaria contra el régimen dictatorial? 

La PMOI cuenta actualmente con miles de unidades de resistencia dentro de Irán que libran una lucha encarnizada contra la dictadura. Se desconoce el número exacto de sus miembros. Fundada en 1965, se convirtió rápidamente en la principal fuerza de oposición a la dictadura.

Menos de un año después de la revolución de 1979, el candidato de la PMOI tenía muchas posibilidades de ganar las elecciones presidenciales de 1980, por lo que el propio Jomeini retiró a su representante como candidato. Las elecciones parlamentarias que siguieron también fueron amañadas para impedir que la PMOI tuviera diputados.

El 20 de junio de 1981, Jomeini disparó contra una manifestación de 500.000 personas en Teherán. Esa misma noche, los manifestantes que habían sido detenidos fueron ejecutados. Entre ellos, algunos estudiantes de secundaria no identificados.

Esta fecha marcó el fin de toda legitimidad política para el régimen de Jomeini y de la posibilidad de reformarlo. En esta fecha comenzó la resistencia. El NCRI se fundó un mes después, por iniciativa de la PMOI.

¿Tiene el PMOI más peso que los partidarios del retorno del Sha?

Sí, mucho más, pero no hay comparación. Los partidarios del sha están principalmente fuera de Irán, e incluso así les resulta muy difícil reunir a más de 200 personas en una capital europea. Incluso en el extranjero, ya no consiguen movilizar apoyos.

Mientras la Resistencia iraní reunía a miles de personas en la plaza Vauban el pasado julio, apoyada por antiguos ministros británicos y canadienses, allí estaba Mike Pence, que ocupa un escaño en la Cámara de Representantes de Estados Unidos. El reinado del Sha es cosa del pasado.

¿Tiene el movimiento de resistencia iraní algún aliado internacional? ¿Qué relaciones mantiene el NCRI con las instituciones occidentales? 

La Resistencia iraní tiene relaciones en los parlamentos europeo y estadounidense. El pasado mes de junio, una mayoría de 295 parlamentarios franceses firmó una declaración de apoyo al CNRI. Hubo consenso, tanto en la derecha como en la izquierda, en apoyo del bando de Maryam Rajavi.

Lo mismo ocurrió en el parlamento estadounidense. En total, el CNRI recogió 3.500 firmas de parlamentarios de todo el mundo que firmaron la declaración.

En su discurso, Maryam Rajavi habló del velo obligatorio como algo "contrario al Islam". ¿Cuál es la relación de la PMOI con la religión?

En nuestra opinión, la religión no es algo que pueda imponerse. Del mismo modo, creemos que en el Islam el uso del velo no es obligatorio. Las mujeres son libres de llevar velo o no. Los ciudadanos son libres de creer o no. Las mujeres de la PMOI que llevan velo lo hacen por elección.

¿Qué espera el CNRI de Europa y Occidente?

Las exigencias del CNRI son muy claras: incluir a la Guardia Revolucionaria en la lista de organizaciones terroristas. El jueves 19 de enero, el Parlamento Europeo pidió a la UE que incluyera a los Guardias Revolucionarios en la lista de "organizaciones terroristas".

Hasta la fecha, ningún gobierno europeo ha dado curso a esta petición. A continuación, cerrar las embajadas del régimen de los mulás y condicionar las relaciones con este régimen, como mínimo, al fin de las ejecuciones. Después, expulsar a las redes de espías y terroristas iraníes que actúan en Europa y que gozan de inmunidad.

Como ustedes saben que un agente iraní planeaba realizar un "11-S" en París en junio de 2018, en el recinto ferial de Villepinte. Afortunadamente, la bomba fue descubierta y el terrorista detenido de antemano. El terrorista principal fue liberado después de que un ciudadano belga fuera tomado como rehén en Irán.

Liberar a los terroristas significa doblegarse ante el régimen iraní. Esta impunidad concedida al régimen iraní debe terminar. Los países europeos también deben reconocer claramente el derecho de la resistencia iraní a lograr un cambio de régimen por el bien de su pueblo

¿Qué necesita el movimiento de resistencia iraní para derrocar al régimen de los mulás?

La prioridad es poner fin a la política de complacencia hacia el régimen iraní. Maryam Rajavi siempre ha dicho que la Resistencia iraní no necesita ni dinero ni armas de gobiernos extranjeros. Pide una política firme hacia el régimen actual. Europa debe reconocer el derecho del pueblo iraní a derrocar el régimen actual.

Entrevista publicada en Valeurs actuelles