En vísperas de las elecciones presidenciales de noviembre, el presidente Joe Biden no tiene intención de abandonar la Casa Blanca sin haber dejado su impronta sobre el papel de los Estados Unidos de América en la resolución del largo conflicto entre Argelia y Marruecos

Joe Biden nombra al "Sr. Sáhara" embajador en Argel

©DR | El secretario general del Ministerio de Asuntos Exteriores y Comunidad Nacional en el Extranjero de Argelia, Lounes Magramane, con el subsecretario de Estado estadounidense, Joshua Harris
photo_camera ©DR | El secretario general del Ministerio de Asuntos Exteriores y Comunidad Nacional en el Extranjero de Argelia, Lounes Magramane, con el subsecretario de Estado estadounidense, Joshua Harris

El hombre que dijo que "era hora de cerrar el expediente entre Marruecos y Argelia" (sin mencionar al Polisario) es el favorito de Joe Biden para representar y defender los intereses estadounidenses en Argel.

Un hombre que conoce bien Argelia, sus políticos, sus diplomáticos y sobre todo la famosa cuestión del Sahara que el Polisario, con apoyo argelino, se disputa con el reino marroquí.

Joshua Harris, Subsecretario de Estado para África del Norte, ha sido nominado por Joe Biden para el puesto de Embajador de EEUU en Argel. Así consta en un comunicado de prensa de la Casa Blanca. Sólo falta la aprobación del Comité de Relaciones Exteriores del Senado estadounidense, y sucederá a Elisabeth Moore Aubin, que ocupaba el cargo desde el 9 de febrero de 2022.

Esta última se comportó en Argelia como una auténtica gobernanta, pisoteando todas las reglas de la diplomacia y aprovechándose de la falta de reacción de las autoridades argelinas.

Elisabeth Moore Aubin es la embajadora que se tomó la libertad de visitar el palacio presidencial de El Mouradia sin invitación. Llamó a la puerta del Jefe del Estado Mayor del ejército para tomar la temperatura del estamento militar. No esperaba ser invitada por el nuevo jefe de la policía, que acababa de ser nombrado jefe de la Dirección General de Seguridad Nacional.

Para conocer mejor el país, visitó más de treinta wilayas (departamentos) donde se reunió con industriales, empresarios y miembros de las cámaras de comercio e industria de cada wilaya. Conoce perfectamente la realidad argelina, mucho mejor que los ministros argelinos y que el propio Presidente Tebboune, que sólo ha visitado dos wilayas en sus cuatro años de mandato. Djelfa y Tindouf, donde sus visitas fueron de muy corta duración. Ni siquiera un día.

Joshua Harris es de otro calibre. Resolverá el espinoso problema de las relaciones argelino-marroquíes, que se han deteriorado considerablemente desde la llegada de Tebboune al palacio El-Mouradia. Se trata de un deterioro del que Argel es el único responsable, ya que inició la ruptura de relaciones diplomáticas y el cierre del espacio aéreo entre ambos países en 2021, además del boicot a todos los actos organizados por Marruecos, incluido el foro ruso-árabe celebrado en Marrakech el 19 de diciembre.

Joshua Harris, que realizó dos visitas a Argelia en septiembre y diciembre de 2023, en las que se entrevistó con funcionarios argelinos pero no fue recibido por el presidente Tebboune, conoce bien su tema y es plenamente consciente de la magnitud de la dificultad que le espera.

Sin duda tendrá que presionar para que Argel asuma una mayor responsabilidad y demuestre realismo abandonando tesis obsoletas que han sido superadas por la historia. En particular, la del referéndum, que sólo afectaba a 74.000 personas registradas en 1974 por las autoridades españolas, la mayoría de las cuales ya no están entre nosotros ni tienen la nacionalidad española.

El futuro embajador americano en Argel sabe muy bien que la cuestión del Polisario no es más que un pretexto para que los generales argelinos inflen sus facturas de armamento, fuente de enriquecimiento ilícito para muchos de ellos. En menos de 4 años bajo el tándem Tebboune-Chengriha, el presupuesto anual del ejército argelino se ha más que duplicado.

Ha pasado de 9.000 millones de dólares en 2021 a 18.000 millones de dólares en 2023 y alcanzará los 21.600 millones de dólares en 2024, según la ley de finanzas aprobada por el parlamento argelino. Y pensar que Argelia no está en estado de guerra.

Con el nombramiento de Joshua Harris, apodado "Mr Sahara" por su profundo conocimiento de la cuestión, como abanderado de la diplomacia norteamericana en Argel, hay muchas razones para esperar algo nuevo en la región norteafricana.