Para el periodo de 2024

Marruecos logra la Presidencia del Consejo de Derechos Humanos de la ONU

FOTO/FILE - ONU
photo_camera ONU - PHOTO/FILE

Marruecos ha alcanzado un hito histórico. Este miércoles 10 de enero, el país norteafricano ha obtenido la Presidencia del Consejo de Derechos Humanos de la Organización de Naciones Unidas (ONU) en Ginebra para el periodo de 2024, después de que el representante del reino marroquí, Omar Zniber, recibiera 30 votos frente a los 17 de Sudáfrica.

  1. Nuevo posicionamiento de Marruecos
  2. El Sáhara Occidental como asunto relevante

Marruecos y Sudáfrica mostraron desacuerdos en torno a la Presidencia del Consejo de Derechos Humanos de la ONU hasta que ha llegado la decisiva votación de esta jornada que otorgó al reino marroquí la Presidencia del Consejo de Derechos Humanos de Naciones. El Consejo está integrado por cuarenta y siete Estados miembros, los cuales son elegidos por la Asamblea General por un período de tres años y estos países han terminado eligiendo por mayoría a Marruecos para ejercer la Presidencia. 

El Grupo de Estados de África, que asumirá la Presidencia del Consejo durante este año 2024, propuso los nombres de los candidatos para el cargo: el embajador Omar Zniber, representante permanente de Marruecos ante las Naciones Unidas en Ginebra, y el embajador Mxolisi Sizo Nkosi, representante permanente de Sudáfrica ante la ONU. Finalmente, Omar Zniber fue el que recibió mas votos. 

Consejo de Seguridad de la ONU - PHOTO/FILE
Consejo de Seguridad de la ONU - PHOTO/FILE

Nuevo posicionamiento de Marruecos

El Consejo de Derechos Humanos de la ONU es el único órgano intergubernamental mundial que protege los derechos humanos en todo el mundo, y este organismo de Naciones Unidas puede revisar profundamente el historial de derechos humanos de los países y permitir investigaciones.

El Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas sirve para favorecer la promoción y protección de los derechos humanos en todo el mundo y para hacer frente a situaciones de violaciones de los derechos humanos y formular recomendaciones e investigaciones sobre estos. 

Ahora, Marruecos asume la Presidencia del Consejo de Derechos Humanos de la ONU y esto abre un escenario muy importante de cara a la investigación de violaciones de derechos humanos, en asuntos tan importantes para el reino marroquí como el de los refugiados saharauis en territorio de Argelia. 

Desde hace años, diversas organizaciones y analistas han denunciado la violación sistemática de derechos humanos en relación con la población saharaui en los campamentos de refugiados situados en Argelia, que dependen del Estado argelino y del Frente Polisario y ahora el nuevo estatus marroquí en el seno de Naciones Unidas puede influir en esta situación y en el tratamiento de estos casos. 

Campamento de refugiados de Boudjdour en Tinduf, en el sur de Argelia - PHOTO/REUTERS
Campamento de refugiados de Boudjdour en Tinduf, en el sur de Argelia - PHOTO/REUTERS

Sobre todo, teniendo en cuenta que Sudáfrica, que era el gran rival de Marruecos para asumir la Presidencia del Consejo de Derechos Humanos de la ONU es uno de los grandes apoyos del Frente Polisario ya que reconoce a la República Árabe Saharaui Democrática (RASD), al igual que Argelia y a diferencia de la gran mayoría de naciones en el mundo que no reconocen como oficial la RASD, entidad a la que representa el Frente Polisario. 

El nombramiento de Marruecos como presidente del Consejo de Derechos Humanos de la ONU refuerza el papel internacional del reino marroquí. Que en los últimos años se ha posicionado diplomáticamente de una manera sustancial en el mundo como un socio fiable e importante para abordar diversas cuestiones relevantes como la seguridad o el desarrollo económico.

Marruecos colabora militarmente con grandes potencias como Estados Unidos y diversos países europeos y africanos en diferentes ejercicios que promueven la seguridad frente al terrorismo internacional y el crimen organizado, sobre todo en la zona del norte de África y del Sahel. También participa activamente en importantes operaciones de detención de terroristas yihadistas en colaboración con diferentes países, como España principalmente. 

Por otro lado, Marruecos también ofrece gran cooperación económica como importante foco de recepción de inversiones gracias al gran desarrollo que está experimentando la nación norteafricana y, además, juega un papel importante como puerta de acceso al mercado del África subsahariana. 

Saharauis desfilan durante las celebraciones del 45º aniversario de la declaración de la República Árabe Saharaui Democrática (RASD), cerca de la ciudad de Tinduf, en el suroeste de Argelia, el 27 de febrero de 2021 - AFP/RYAD KRAMDI
Saharauis desfilan durante las celebraciones del 45º aniversario de la declaración de la República Árabe Saharaui Democrática (RASD), cerca de la ciudad de Tinduf, en el suroeste de Argelia, el 27 de febrero de 2021 - AFP/RYAD KRAMDI

El Sáhara Occidental como asunto relevante

Marruecos también cuenta con el importante respaldo de muchas e importantes naciones a su propuesta de solución del conflicto del Sáhara Occidental, que pasa por la instauración de una amplia autonomía para el territorio saharaui bajo soberanía marroquí respetando las resoluciones de la ONU, con el principal objetivo de desarrollar al máximo la zona en todos los ámbitos. Reconociendo en este caso los importantes esfuerzos del enviado especial del secretario general de la ONU para el Sáhara Occidental, Staffan de Mistura, en la promoción de las conversaciones entre las partes implicadas para llegar a una solución política pactada. 

Puesto de control fronterizo entre Marruecos y Mauritania en Guerguerat, ubicado en el Sáhara Occidental - AFP/FADEL SENNA
Puesto de control fronterizo entre Marruecos y Mauritania en Guerguerat, ubicado en el Sáhara Occidental - AFP/FADEL SENNA

La propuesta marroquí cuenta con el apoyo de naciones como Estados Unidos, Israel, Emiratos Árabes Unidos, Alemania o España y de países también africanos y de otras latitudes. Mientras, el Frente Polisario, apoyado por Argelia, gran rival político de Marruecos en el Magreb, y Sudáfrica, defiende la celebración de un referéndum de independencia de la población saharaui, que cuenta con menos apoyos en el escenario internacional y que es de difícil materialización por cuestiones como el censo electoral, como han explicado diversos analistas. 

De esta forma, la obtención de la Presidencia del Consejo de Derechos Humanos de la ONU significa otro reconocimiento internacional para Marruecos que sigue afianzando su perfil diplomático en el mundo y demostrando que cuenta con muchos e importantes apoyos políticos en el escenario internacional. 

Más en Política