El monarca alauí envió un mensaje escrito al príncipe heredero saudí, Mohamed bin Salman, con el objetivo de reforzar lazos

Mohamed VI resalta las sólidas relaciones bilaterales entre Arabia Saudí y Marruecos

PHOTO/FILE - Mohamed VI
PHOTO/FILE - Mohamed VI

El rey de Marruecos, Mohamed VI, envió una carta al príncipe heredero de Arabia Saudí y presidente del Consejo de Ministros del país saudí, Mohamed bin Salman bin Abdulaziz al-Saud, centrada en las sólidas relaciones bilaterales entre los dos países y los dos pueblos hermanos con el objetivo de fortalecerlas y consolidarlas en diversos ámbitos.

La agencia oficial de noticias saudí SPA y la marroquí MAP informaron sobre este mensaje oficial lanzado por el monarca alauí con la intención de reforzar los vínculos entre ambas naciones que son aliadas. 

Según señaló la propia agencia SPA, el mensaje fue entregado al ministro de Estado y miembro del Consejo de Ministros saudí, Khaled bin Abderrahman al-Issa, quien lo recibió en nombre de Mohamed bin Salman bin Abdulaziz al-Saud durante un encuentro celebrado el domingo en Riad con el ministro de Asuntos Exteriores, Cooperación Africana y Marroquíes Residentes en el Extranjero, Nasser Bourita, y el ministro delegado encargado del Presupuesto, Fouzi Lekjaa.

El encuentro desarrollado en la capital saudí sirvió para revisar las relaciones desarrolladas entre ambas naciones y reforzarlas en varios sectores, además de para repasar la actualidad internacional y analizar los temas de interés común. 

La carta enviada por el rey de Marruecos sirvió para ofrecer más apoyo al reino saudí y mejorar los lazos mutuos en diversos dominios. 

Una de las principales áreas de cooperación entre ambos países es la económica, teniendo en cuenta que ambos países han sellado muchos acuerdos en materia de comercio e inversión. A partir de 2022, el volumen de comercio bilateral entre Marruecos y Arabia Saudí alcanzó los 1.700 millones de dólares, como informaron diversos medios como Morocco World News. 

Ambos reinos también han sellado a lo largo del tiempo acuerdos en materia energética, recordando aquí que el reino saudí es una gran potencia mundial en el comercio de petróleo y gas y que el país norteafricano está desarrollando de manera firme un mercado gasista propio gracias a los últimos yacimientos descubiertos en territorio nacional que podrían dar un gran margen de maniobra el reino marroquí a la hora de tener una gran fuente de consumo propio y para destinar al comercio exterior además. Cabe recordar también que en el año 2022 los dos países firmaron un memorando de entendimiento (MoU) sobre el uso pacífico de la energía atómica.

PHOTO/BANDAR ALGALOUD/Cortesía de la Corte Real de Arabia Saudí - El príncipe heredero de Arabia Saudí, Mohamed bin Salman
PHOTO/BANDAR ALGALOUD/Cortesía de la Corte Real de Arabia Saudí - El príncipe heredero de Arabia Saudí, Mohamed bin Salman

Otra área de gran relevancia en la que ambas naciones trabajan estrechamente es la de seguridad y lucha contra el extremismo. Marruecos es un gran socio de Occidente en el norte de África de cara a contener el yihadismo y hacer frente a organizaciones criminales. Países de gran envergadura como Estados Unidos cuentan con el país norteafricano como gran aliado y trabajan conjuntamente en ensayos y ejercicios militares destinados a promover la seguridad en regiones de alta conflictividad como el Sahel y Oriente Medio, azotadas por la actividad terrorista y criminal. Gran ejemplo de ello son las maniobras del African Lion, encabezadas por Estados Unidos y Marruecos y en las que intervienen decenas de países africanos y europeos. 

Como recordaba también el medio Morocco World News, en enero de este año, el vicepresidente de Seguridad del Estado saudí, Abdullah Fahad Salih al-Owais, fue recibido en Rabat por el jefe de la Dirección General de Seguridad Nacional y Vigilancia Territorial de Marruecos (DGSN-DGST), Abdellatif Hammouchi, lo que da muestra de los contactos al más alto nivel en las esferas de defensa y seguridad entre ambas naciones. Ambos organismos sellaron en esa ocasión un acuerdo encaminado a reforzar la lucha antiterrorista.