Un muerto por un atentado terrorista en Francia que pretendía volar una fábrica de gases

Atalayar/Agencias

El asalto, en el que también han resultado heridas varias personas, ha tenido lugar en una fábrica de gas entre Grenoble y Lyon. La víctima ha sido identificada como el gerente de una empresa de transportes que estaba en el lugar de los hechos para realizar una entrega. Uno de los asaltantes ha sido identificado como Yassin Sahli

Al menos una persona ha sido decapitada y varias han resultado heridas en un atentado islamista en Francia perpetrado en la región del Isère, al sureste del país. En el lugar de los hechos, una fábrica de gases industriales en la localidad de Saint-Quentin-Fallavier, ha sido hallada una bandera islamista sobre el cuerpo de la víctima, cuya cabeza fue clavada, supuestamente, en una valla y marcada con inscripciones en árabe.

La víctima, de 50 años, ha sido identificada como el gerente de una empresa de transportes que estaba en el lugar de los hechos para realizar una entrega y el primer sospechoso detenido (se han arrestado a tres personas en total) trabajaba como chófer para la misma empresa, según confirmó su esposa y madre de sus tres hijos, quien ha sido detenida posteriormente.

El primer detenido ha sido identificado como Yassin Sahli, nacido en 1980. Sahli ha sido interrogado por la policía poco antes de que fuera evacuado en una ambulancia por las heridas sufridas en el atentado. Durante el interrogatorio, el detenido se habría acogido a su derecho a permanecer en silencio, aunque las autoridades están comprobando la identidad facilitada por el hombre.

Aunque carece de antecedentes policiales, el arrestado, de 35 años, padre de tres hijos y residente en Saint-Priest, en los arrabales de Lyon, había sido vigilado por los servicios secretos franceses entre 2006 y 2008 por su radicalización salafista, explicó el ministro francés del Interior, Bernard Cazeneuve.

En ese año dejó de ser seguido por motivos que el ministro no precisó, aunque señaló que en ese periodo "no se identificó que participase en actividades de carácter terrorista". "Otras personas que han podido participar en este crimen abyecto han sido detenidas. La investigación dirá si están implicadas y, si lo están, de qué manera", subrayó.

"No sé qué ha pasado, ¿lo han detenido? Se fue esta mañana a trabajar sobre las 7 de la mañana (05.00 GMT). Trabaja como repartidor. No volvió a casa entre las 12 y las 2 (10.00-12.00 GMT) y lo esperaba por la tarde", indicó la esposa de Yassin Salhi. "El corazón se me va a parar", agregó la mujer, muy emocionada, que señaló que fue su cuñada quien le dijo que encendiera la televisión para enterarse de lo que sucedía.

"Dicen que es un atentado, pero no es posible. Lo conozco, es mi marido, llevamos una vida de familia normal. Va a trabajar y vuelve. Ahora no puedo contactar con él, me salta el contestador", afirmó la esposa, quien señaló que su esposo "no tiene ningún interés" en cometer ese atentado. La mujer aseguró que en su familia son "musulmanes normales" que estas semanas siguen el ayuno del ramadán.

La esposa del arrestado invitó a hacer registros en su casa y reprochó a las autoridades que no hubieran contactado con ella. "¿A quién puedo llamar para que me dé información? No entiendo nada. Tengo miedo de hacer cualquier cosa", resaltó.

Por el momento, la fiscalía francesa ha anunciado en un comunicado que considera el asalto como un ataque terrorista, y la sección antiterrorista ha abierto una investigación por "asesinato y tentativas de asesinato en banda organizada y en relación con un acto terrorista". Una segunda persona ha sido detenida por el atentado. Se trataría del conductor que merodeaba por la zona, según Dauphiné Liberée.

El presunto autor de los hechos, según el ministro de Interior francés, habría sido reducido por una persona "muy valiente y con mucha sangre fría", que, según Le Dauphiné, se trataría de un bombero. Por el momento "se ha dado la orden" a todos los cuerpos de seguridad "de identificar a posibles cómplices", ha destacado Cazenueve.

El vehículo con el que el supuesto terrorista entró para atentar en la fábrica de Air Products, cerca de Lyon (sureste de Francia), estaba autorizado para entrar en la empresa, por lo que no levantó sospechas, informó el prefecto de Isère, Jean-Paul Bonnetain.

En declaraciones a un grupo de periodistas, el prefecto explicó que el vehículo "no pudo entrar por sorpresa" en la fábrica, ya que contaba con el permiso necesario para hacerlo en esta instalación clasificada de "bajo riesgo industrial".

El presidente francés, François Hollande, descartó que haya vínculos entre los atentados que tuvieron lugar hoy en el este de su país y en Túnez, más allá del hecho de que ambos sean actos terroristas. Hollande, que telefoneó a su homólogo tunecino nada más conocer los hechos sucedidos en ese país, señaló que "no hay más vínculo" entre ambos atentados que "el hecho de que el terrorismo es nuestro adversario, que golpea por todas partes", al tiempo que recordó también el atentado que tuvo lugar en Kuwait.

"El ataque pretendía volar el edificio"

El presidente de la República, François Hollande, ha comparecido ante los medios para confirmar que se trata de un atentado terrorista. Hollande, además, ha destacado que "el ataque pretendía, sin duda, volar el edificio". El presidente ha anunciado que abandona la cumbre de líderes europeos en Bruselas para reunirse de urgencia en el Elíseo a las 15.30, cuando las autoridades ya tendrán toda la información.

Para tratar de esclarecer lo ocurrido con la mayor premura, Hollande ha pedido a los medios que entiendan la "discreción" para garantizar la eficacia de los servicios de seguridad" y así afrontar la situación generada por el tercer atentado islamista en los últimos tres años.

Fuentes de la Dirección General de Seguridad Interior dicen que, en las últimas semanas, "todas las alarmas estaban en rojo ante un atentado de este tipo". Según Frederic Gehin, director de los servicios municipales, los niños continúan con sus actividades normales a pesar de que en un primer momento se quiso confinarlos en las escuelas. La policía ha dicho que no había riesgo.

Un atentado "macabro"

El supuesto ataque yihadista ha tenido lugar en una planta de la localidad de Saint-Quentin-Fallavier, entre Lyon y Grenoble. Las primeras informaciones apuntan a que dos individuos irrumpieron en la fábrica Air Products, empresa norteamericana, en una camioneta con una bandera aparentemente del Estado Islámico e hicieron explotar unas bombonas de gas alrededor de las 10.00 horas, provocando una gran explosión. Al menos dos personas resultaron heridas en la deflagración.

Las autoridades han confirmado que en el lugar se encontró un cuerpo decapitado junto con una bandera con inscripciones islamistas. La cabeza apareció enganchada en una verja a varias decenas de metros del cuerpo y tenía inscripciones en árabe, según France 24H. Una fuente policial, según Le Monde, habla de "puesta en escena macabra".

La fábrica en la que se ha producido el ataque se halla en una zona de alta seguridad, ya que en ella se encuentran empresas que manipulan productos de riesgo. Por el momento, las autoridades han reforzado la vigilancia en Lyon ante el riesgo de posibles nuevos atentados.

Más en Política
Albin Kurti - PHOTO/FILE
La ONG Transparencia Internacional ha publicado su Índice de Percepción de la Corrupción 2023. Con una puntuación de 43, Kosovo es el país balcánico que mejor progresa. Esta dinámica ilustra la política del primer ministro kosovar, Albin Kurti, que se ha comprometido a adoptar un enfoque proactivo frente a la corrupción

La corrupción disminuye en Kosovo

Yahya Sinwar, jefe de Hamas en la Franja de Gaza- MAJDI FATHI / NurPhoto / NurPhoto vía AFP
Israel niega que el líder de Hamás en Gaza haya escapado a Egipto a través de un túnel, tal y como afirman medios árabes. Asimismo, en las últimas horas ha circulado una imagen de un hombre arrestado que se asemeja bastante a Sinwar

¿Dónde está Yahya Sinwar?