Observadores de la OSCE también han señalado “falta de transparencia”

La oposición turca denuncia irregularidades en las elecciones

kemal-kilicdaroglu-elecciones-turquia
PHOTO/ARCHIVO - Kemal Kılıçdaroğlu, presidente del CHP

Turquía está atravesando un momento histórico. El proceso electoral en el que está inmerso el país euroasiático puede cambiar radicalmente el rumbo de la nación o, por el contrario, afianzar en el poder al líder islamista Recep Tayyip Erdogan. La situación que se vive en el país estas semanas es de máxima tensión. Y no es para menos. Una victoria de Erdogan supondría la consolidación del autoritarismo, mientras que su derrota podría generar esperanzas para la población, sobre todo entre los más jóvenes.

En estas elecciones, además, hay que tener en cuenta las consecuencias del devastador terremoto de febrero, así como la crisis económica y la alta inflación, factores que tienen un peso clave en los comicios.

En medio de este delicado panorama, las tensiones se han disparado aún más después de que el principal partido de la oposición, el CHP, haya denunciado presuntas irregularidades en miles de urnas durante la primera vuelta de los comicios. Muharrem Erkek, vicepresidente del CHP, ha destacado “diferencias de resultados” en 2.269 urnas para la elección presidencial y en 4.825 para la votación parlamentaria. “En algunos casos es de un voto, en otras de diez, y en algunas son de 300 votos”, explicó Erkek, según informan medios turcos como Gazete Duvar.

El vicepresidente de la formación política opositora ha señalado que, por ejemplo, en algunas urnas los votos que recibió Kemal Kılıçdaroğlu -presidente del CHP- fueron inscritos para Muharrem Ince, líder del Partido de la Patria (MP). “Hay cientos de ejemplos similares”, reconoció Erkek, quien advirtió que están siguiendo “cada voto”.

A pesar del supuesto fraude, Erkek ha animado a todos los turcos a acudir a las urnas el próximo 28 de mayo, cuando se celebrará la segunda vuelta entre Erdogan y Kılıçdaroğlu. De acuerdo con el vicepresidente del CHP, “la próxima elección será mucho más simple”. “Las elecciones del 14 de mayo terminaron sin un ganador. El presidente no recibió el voto de confianza del electorado”, recordó. “Por favor, vayan todos a las urnas. Sobre todo, los jóvenes, las mujeres. Votemos por la igualdad, la libertad, la justicia y la democracia”, concluyó.

El CHP no es el único que ha revelado irregularidades en la primera vuelta de las elecciones. Observadores de la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE) también han destacado que la Alta Junta Electoral de Turquía (YSK) mostró “falta de transparencia” en su gestión de los comicios.

Tal y como subrayaron, Erdogan y su formación política, el Partido de la Justicia y el Desarrollo (AKP), tuvo “una ventaja injustificada sobre los partidos de la oposición, que ya habían enfrentado condiciones desiguales durante la campaña electoral”, recoge Reuters.

Además, Jan Petersen, jefe de la misión de observación electoral de la Oficina de Instituciones Democráticas y Derechos Humanos de la OSCE (OIDDH), también hizo referencia al “abrumador sesgo de los medios públicos y a las limitaciones de la libertad de expresión”.

A pesar de estos problemas, los organismos encargados de monitorizar los comicios han celebrado la alta participación. “La democracia turca está demostrando ser increíblemente resistente”, indicó la Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa (PACE). No obstante, ha recalcado que Turquía “no cumple con los principios básicos para celebrar elecciones democráticas”.

En la primera vuelta, Erdogan obtuvo el 49,5% de los votos, en comparación con más del 52% que recibió en las elecciones de 2018. Kılıçdaroğlu, por su parte, contó con el 44,9%. 

Envíanos tus noticias
Si conoces o tienes alguna pista en relación con una noticia, no dudes en hacérnosla llegar a través de cualquiera de las siguientes vías. Si así lo desea, tu identidad permanecerá en el anonimato