Invitado por el presidente Abdelmadjid Tebboune, D. Filipe Jacinto Nyusi, presidente de la República de Mozambique, inició el miércoles una visita amistosa de trabajo a Argel

El presidente de Mozambique en Argel sin un programa preciso

Filipe Jacinto Nyusi y Abdelmadjid Tebboune
Filipe Jacinto Nyusi y Abdelmadjid Tebboune

El régimen de Argel, enfrentado a sus vecinos y a los llamados Estados árabes hermanos, o directamente en guerra fría, como es el caso de Marruecos, dirige su atención a los lejanos países africanos. 

Así, tras invitar a los presidentes de Sudán y Sierra Leona, ahora le ha tocado al jefe de Estado mozambiqueño ir a Argel para una visita de trabajo amistosa. Se trata de una visita sin programa, aparte de la fórmula del barco de “reforzar los lazos de amistad y fraternidad entre los dos países”, como subraya el comunicado de prensa del presidente de la República. 

Cabe señalar que los intercambios económicos y comerciales entre los dos países están estancados, a pesar de la existencia de un memorando de entendimiento firmado en 2007. El único punto que une a este país productor de gas es el reconocimiento de la fantasmal República Árabe Saharaui Democrática desde su proclamación en 1976. 

Mozambique también es, junto a Argelia y Sierra Leona, miembro no permanente del Consejo de Seguridad de la ONU. 

A su llegada a Argel el miércoles 28 de febrero, el presidente de Mozambique fue recibido oficialmente por el presidente Tebboune al día siguiente, jueves 29 de febrero, en la sede de la Presidencia de la República. Tras depositar una corona de flores ante la estela conmemorativa del Santuario de los Mártires de Argel, donde guardó un minuto de silencio en memoria de los mártires de la gloriosa Guerra de Liberación Nacional, visitó también el Museo Nacional de los Moudjahid, donde recibió explicaciones sobre las diferentes etapas de la historia argelina, en particular la de la gloriosa Guerra de Liberación Nacional. También aprovechó la ocasión para contemplar la bahía de Argel desde el Santuario de los Mártires, que ofrece una vista panorámica de la capital. Durante la visita, estuvo acompañado por el ministro de Moudjahidines y Reivindicadores, Laid Rebiga.

Es la primera vez que un jefe de Estado aterriza y visita el Santuario de los Mártires y el Museo de la Guerra de Liberación sin que su llegada sea anunciada por los medios de comunicación y sin ser recibido por el presidente del país anfitrión. 

Esta visita se produce en vísperas de la participación del presidente Filipe Jacinto Nyusi en los trabajos de la 7ª Cumbre de Jefes de Estado y de Gobierno del Foro de Países Exportadores de Gas (FPEG) que se celebrará del 29 de febrero al 2 de marzo en Argel.

Aunque estaba prevista su inauguración esta mañana en Argel, la 7ª Cumbre de Jefes de Estado y de Gobierno del Foro de Países Exportadores de Gas (GECF) no ha sido mencionada en los medios de comunicación argelinos. En el momento de escribir estas líneas, no se ha anunciado en absoluto la llegada de ningún jefe de Estado o de Gobierno participante. Sin embargo, desde hace varios días, la prensa argelina no cesa de presentar esta cumbre como “un acontecimiento de primer orden que consolidará el papel de Argelia en la escena internacional"” Es muy probable que la reunión de jefes de Estado y de Gobierno se celebre el sábado 2 de marzo. Hoy y mañana 1 de marzo se dedicarán a reuniones de expertos que deberán preparar el texto que adoptarán los jefes de Estado.

Envíanos tus noticias
Si conoces o tienes alguna pista en relación con una noticia, no dudes en hacérnosla llegar a través de cualquiera de las siguientes vías. Si así lo desea, tu identidad permanecerá en el anonimato