Varios países árabes han condenado en los términos más enérgicos este acto

Protesta frente a la Embajada de Suecia en Bagdad por la quema de un Corán

REUTERS/THAIER AL-SUDANI - Manifestantes se enfrentan a las fuerzas de seguridad durante la protesta en Bagdad, Irak
photo_camera REUTERS/THAIER AL-SUDANI - Manifestantes se enfrentan a las fuerzas de seguridad durante la protesta en Bagdad, Irak

Decenas de personas siguieron el llamamiento del poderoso clérigo chií iraquí Moqtada al-Sadr y se congregaron frente a la Embajada de Suecia en Bagdad para protestar por la quema del libro sagrado del Corán el miércoles delante de una mezquita en Estocolmo, informaron fuentes oficiales.

“Los manifestantes levantaron ejemplares del Corán para confirmar el orgullo de los musulmanes por el sagrado libro y el rechazo del vergonzoso acto que tuvo lugar en la capital sueca después de que el Gobierno permitiera una manifestación cuyo convocante confirmó que quemaría una copia del Corán sin ser disuadido por las autoridades”, dijo la agencia oficial de noticias iraquí INA.

Varios países árabes, entre ellos Irak, han condenado en los términos más enérgicos este acto e incluso, el secretario general de la Liga Árabe, Ahmed Aboul Gheit, responsabilizó a Suecia por permitir la quema del libro sagrado y le avisó de los “resultados y consecuencias de este atroz incidente”.

Un individuo quemó un ejemplar del Corán junto a una mezquita en Estocolmo, en el primer acto de este tipo autorizado por la Policía sueca después de que los tribunales revocaran recientemente una prohibición anterior de las autoridades apelando a motivos de seguridad.