En Asadabad varias personas han muerto durante una manifestación en contra de los fundamentalistas

Las protestas en Afganistán contra los talibanes se extienden

photo_camera PHOTO/REUTERS - Un grupo de personas lleva la bandera nacional en una protesta celebrada durante el Día de la Independencia de Afganistán en Kabul, Afganistán

Se cumple el quinto día bajo el nuevo régimen talibán en Afganistán y la situación en el país continúa siendo caótica. Desde la caída de Kabul en mano de los insurgentes, el pasado domingo, el país centroasiático ha vivido jornadas de auténtica confusión. Cientos de personas se siguen agolpando a los alrededores del aeropuerto internacional de Kabul con la única esperanza de huir de un país que retrocede 20 años en el tiempo.

A pesar de que los talibanes han intentado ofrecer una imagen menos radical y han prometido la “amnistía” para todos aquellos colaboradores de las fuerzas extranjeras, así como para los funcionarios que trabajaron para el Gobierno, ahora derrocado, la mayor parte de la población afgana duda de que los insurgentes cumplan con estas promesas y recuerdan la brutalidad del régimen talibán que gobernó con puño de hierro desde 1996 hasta 2001, cuando fueron derrocados por Estados Unidos.

protestas-afganistán-talibanes

A pesar de que los talibanes no hayan formado aún un Ejecutivo y todavía no hayan revelado cual será el sistema político que regirá el país, una cosa está clara: la sharía en su versión más purista será la ley que regulará la vida. Durante la primera rueda de prensa oficial de los fundamentalistas tras la caída de Kabul, el principal portavoz talibán, Zabihulla Mujahid, adelantó que la ley islámica será el centro del sistema político que se instauré en el nuevo Afganistán de los talibanes. Las mujeres y las niñas se perfilan como el colectivo más vulnerable ante la llegada de los fundamentalistas al poder.

Las mujeres verán reducidos sus derechos y libertades al mínimo como ya ocurrió durante el anterior régimen talibán, los cambios ya son evidentes y las imágenes de mujeres en carteles o vallas publicitarias en Kabul empiezan a desaparecer, el primero de muchos pasos para invisibilizar a este colectivo. Aun así, muchas de ellas no están dispuestas a renunciar a lo poco que se ha avanzado en cuanto a sus derechos y libertades y se han registrado algunas manifestaciones en contra del régimen talibán a lo largo del país centroasiático.

mujeres-kabul-afganistan

Coincidiendo con el Día de la Independencia en el que se celebra el fin de la colonización británica en el país, Afganistán ha vivido una jornada de intensas manifestaciones en contra del nuevo régimen talibán, luciendo la bandera tricolor afgana y rechazando la del Emirato Islámico. Las primeras protestas se registraron en Jalalabad, y se han ido extendiendo a otras zonas del país centroasiático hasta llegar a Kabul.

En Jalalabad las protestas fueron reprimidas por los talibanes y se reportaron al menos tres muertos y decenas de heridos a causa de los disparos. Del mismo modo en Asadabad, capital de la provincia de Kunar, al este del país, varias personas han muerto este jueves en una nueva manifestación en contra de los fundamentalistas, según informa Reuters. Ante el estallido social que ya se está empezando a trasladar a las calles de la capital, los talibanes han pedido a los imanes de Afganistán que insten a la unidad durante las oraciones del viernes y que persuadan a la gente para no salir del país y que no se repitan las escalofriantes escenas en el aeropuerto internacional de Kabul.

talibanes-patrulñando-kabul

Según informa Reuters, que ha tenido acceso a un informe elaborado por el Centro Noruego de Análisis Globales, los talibanes ya habrían empezado a detener a afganos vinculados a la anterior Administración, así como a aquellos que colaboraron con las tropas de Estados Unidos y la OTAN. "Los talibanes están arrestando y/o amenazando con matar o arrestar a familiares de las personas objetivo a menos que se entreguen", relata el documento. Mientras tanto la evacuación de personal extranjero, así como de afganos continúa, aunque con bastantes impedimentos. Estados Unidos ha pedido a los talibanes que dejen un corredor seguro para poder llegar al aeropuerto de Kabul que vive sus horas más frenéticas.

Las peores previsiones para Afganistán indican que a pesar de la imagen renovada que quieren ofrecer los talibanes a la comunidad internacional, la realidad en el terreno es muy distinta, y que cuando las últimas tropas y personal extranjero abandonen el país la oscuridad volverá a cernirse sobre el país centroasiático.  

Más en Política
Josua Harris usa argelia
En vísperas de las elecciones presidenciales de noviembre, el presidente Joe Biden no tiene intención de abandonar la Casa Blanca sin haber dejado su impronta sobre el papel de los Estados Unidos de América en la resolución del largo conflicto entre Argelia y Marruecos

Joe Biden nombra al "Sr. Sáhara" embajador en Argel