Varsovia decidió reforzar la seguridad de su flanco oriental tras el incremento de mercenarios del Grupo Wagner en la frontera entre Bielorrusia y Polonia

Putin advierte a Polonia que un ataque a Bielorrusia significará una agresión a Rusia

SPUTNIK/GAVRILL  GRIGOROV - El presidente ruso Vladimir Putin se reúne con su homólogo bielorruso Alexander Lukashenko en Sochi el 9 de junio de 2023
photo_camera SPUTNIK/GAVRILL  GRIGOROV - El presidente ruso Vladimir Putin se reúne con su homólogo bielorruso Alexander Lukashenko en Sochi el 9 de junio de 2023

El presidente ruso, Vladímir Putin, advirtió hoy a Polonia que un ataque a la vecina Bielorrusia significará una "agresión" contra Rusia, después de que Varsovia anunciara el despliegue unidades militares cerca de la frontera bielorrusa.

"En lo que se refiere a Bielorrusia, esta es parte de la Unión Estatal (con Rusia). Una agresión contra Bielorrusia significará una agresión contra la Federación Rusa. Ante estos responderemos con todos los medios a nuestro alcance", dijo Putin durante una reunión del Consejo de Seguridad de Rusia.

Polonia decidió reforzar la seguridad de su flanco oriental con dos unidades militares después de que los mercenarios del Grupo Wagner comenzaran a vigilar esta semana la frontera entre Bielorrusia y Polonia.

Putin también denunció los supuestos planes de Polonia y Lituania de crear una agrupación de fuerzas regulares cuyo objetivo sería "ocupar" el oeste de Ucrania.

"Las perspectiva es clara. Si las unidades polacas entran, por ejemplo en Leópolis o en otros territorios de Ucrania, se quedarán. Por cierto, para siempre", resaltó.

El jefe del Kremlin acusó a los líderes polacos de querer formar "una especie de coalición e interferir directamente en el conflicto en Ucrania" con el fin de recuperar lo que ellos consideran "territorios históricos" del oeste de Ucrania.

"Es bien conocido que también anhelan territorios bielorrusos", alertó.

El presidente ruso, Vladimir Putin, asiste a una reunión con miembros del servicio en el Kremlin en Moscú, Rusia, el 27 de junio de 2023
SPUTNIK/MIKHAIL TERESHCHENKO
SPUTNIK/MIKHAIL TERESHCHENKO - El presidente ruso, Vladimir Putin, asiste a una reunión con miembros del servicio en el Kremlin en Moscú, Rusia, el 27 de junio de 2023

Acusó a los líderes de algunos países de Europa del Este de convertir la "rusofobia" en un instrumento de su política interna, lo que "atiza con fuerza la llama de la guerra".

Por ello, consideró "un juego muy peligroso" utilizar como "carne de cañón" a polacos, lituanos y "a todos los que haga falta", ahora que a Occidente no le llega con los ucranianos.

"Los autores de dichos planes deberían pensar en las consecuencias", señaló.

Putin encargó seguir muy de cerca la evolución de los acontecimientos en esa zona a Serguéi Narishkin, jefe del Servicio de Espionaje Exterior (SVR), que también participó en la reunión.

Según Narishkin, el motivo de esos planes de Polonia es que en Varsovia están llegando a la conclusión de que "la derrota de Ucrania es solo cuestión de tiempo".

AFP/ROMAN ROMOKHOV  -  Miembros del Grupo Wagner
AFP/ROMAN ROMOKHOV  - Miembros del Grupo Wagner

Al respecto, Putin insistió en que los patrocinadores occidentales de Kiev están "claramente decepcionados" con la contraofensiva ucraniana, que comenzó el 4 de junio, en la que habrían muerto "decenas de miles" de soldados enemigos.

También destacó que los arsenales de la OTAN están, "en gran medida, agotados", mientras los ritmos de producción de armamento en Occidente no le permiten reponer con rapidez el armamento y la munición en el frente.

El ministro polaco de Servicios Especiales, Stanislaw Zaryn, alertó este viernes de "intentos de infiltración a gran escala" de "agentes al servicio de Rusia" y recordó que en los últimos 14 meses se ha detenido a 22 personas acusadas de espionaje.

Más en Política