Rusia suspende las negociaciones con Turquía sobre el gasoducto 'Turk Stream'

Susana Campo/lainformacion.com

En represalia por el derribo del bombardero ruso SU-24, el presidente ruso, Vladimir Putin, anunció la imposición de una serie de sanciones a Turquía. Hoy mismo, después de que el presidente Vladimir Putin pronunciara su discurso anual y volviera a cargar contar Tuquía, el ministro ruso de Energía, Alexander Novak, anunció la suspensión de las negociaciones intergubernamentales entre Rusia y Turquía sobre la construcción del gasoducto 'Turk Stream'.

"En la actualidad, las negociaciones están suspendidas", aseguró el titular de Energía en declaraciones a la prensa recogidas por la agencia rusa Ria Novosti.  El ministro ruso precisó que "en virtud de un decreto del Gobierno quedaron suspendidas las actividades de la comisión intergubernamental para la cooperación económica y comercial".

El gasoducto Turk Stream fue ideado como alternativa al South Stream, proyecto que Rusia canceló en 2014 tras las sanciones de Europa por su adhesión de Crimea.

Además, hace dos días Rusia promulgó una serie de medidas económicas especiales contra Turquía. Ordenó suspender las actividades de la comisión intergubernamental mixta para la cooperación ruso-turca creada en consonancia con el acuerdo del 14 de mayo de 1992.

Duras medidas contra la economía turca

El Gobierno de Rusia también aprobó una lista de productos turcos que no podrán importarse a partir de 2016. Según el servicio de prensa gubernamental, los cítricos, tomates, carne de pollo y pavo, cebolla, coliflor, brócoli, pepinos, uva, manzanas, pera, albaricoques, melocotones, ciruelas, fresas y sal entraron en la lista.

El derribo de avión está tensando las relaciones entre ambos países ya que desde la semana pasada se multiplican las acusaciones. El primer ministro Recep Tayyip Erdogan respondió a Vladimir Putin este jueves con la misma moneda. Asegura que tiene "pruebas" de la implicación de Rusia en el tráfico de petróleo del grupo yihadista Daesh en Siria.  

Más en Política
El ministro francés de Europa y Asuntos Exteriores, Stéphane Sejourne – PHOTO/JUAN MABROMATA/AFP
España y Francia han venido a expresar su apoyo al plan de autonomía de Rabat para los cónclaves del sur del territorio cherifiano. Argel, partidario inquebrantable del Polisario, que disputa a Marruecos la soberanía sobre estos cónclaves, se muestra impasible

Después de Madrid, París irrita a Argel