Al mismo tiempo, Marruecos e Israel han acordado normalizar relaciones

Trump reconoce la soberanía de Marruecos sobre el Sáhara Occidental

photo_camera PHOTO/AP - Donald Trump, presidente de Estados Unidos

Donald Trump se anota otra victoria en el tiempo de descuento. A punto de abandonar la Casa Blanca parece que el presidente no cesa en sus objetivos en Oriente Medio. Estados Unidos reconocerá la soberanía de Marruecos sobre la región del Sahara Occidental, donde existe una disputa territorial de décadas que enfrenta a Marruecos y el Frente Polisario apoyado por Argelia.

Trump ha anunciado a través de sus redes sociales que ha realizado una llamada telefónica este jueves al rey Mohammed VI de Marruecos para anunciarle esta decisión política que incluye que Israel y Marruecos normalicen relaciones. Marruecos se convierte así en el cuarto país árabe que deja de lado las hostilidades con Israel en los últimos cuatro meses.En virtud con dicho acuerdo Marruecos establecerá relaciones diplomáticas plenas y reanudará los contactos oficiales con Israel. Asimismo, fletará vuelos directos desde y hacia Israel para todos los israelíes.

"El presidente reafirmó su apoyo a la propuesta de autonomía seria, creíble y realista de Marruecos como la única base para una solución justa y duradera a la disputa sobre el territorio del Sáhara Occidental y, como tal, el presidente reconoció la soberanía marroquí sobre todo el territorio del Sáhara Occidental", han afirmado desde la Casa Blanca. Asimismo, han anunciado que abrirán un consulado en la ciudad de Dakhla con "el objetivo de promover oportunidades económicas y comerciales en la región".

Trump señaló que Marruecos fue el primer país en reconocer a los Estados Unidos como una nación independiente sólo un año después de que los EE.UU. declararan su independencia de Gran Bretaña en 1776. "Por lo tanto, es apropiado que reconozcamos su soberanía sobre el Sahara Occidental", dijo Trump.

Marruecos ha mantenido durante años lazos informales con Israel. Estableció relaciones diplomáticas de bajo nivel durante los años noventa tras los acuerdos de paz provisionales de Israel con los palestinos, pero esos vínculos se suspendieron tras el estallido del segundo levantamiento palestino en 2000.

Desde entonces, los vínculos informales han continuado y se estima que unos 50.000 israelíes viajan a Marruecos cada año para aprender sobre la comunidad judía y para relatar sus historias familiares. Pero el respaldo por parte de Estados Unidos y la promesa de este de reconocer su soberanía en el Sahara Occidental ha conformado el escenario perfecto para que Marruecos establezca unas relaciones formales con Israel.

"¡Otro avance HISTÓRICO hoy! Nuestros dos GRANDES amigos Israel y el Reino de Marruecos han acordado relaciones diplomáticas plenas, un gran avance para la paz en el Medio Oriente!" , este es uno de los mensajes que Donald Trump compartía en sus redes sociales tras confirmarse el acuerdo. 

La cuestión ahora es la posición que tomará la Unión Europea con respecto a la decisión por parte de Estados Unidos de reconocer la soberanía del Reino de Marruecos sobre el Sáhara Occidental. En medio del recrudecimiento de las disputas y el auge de los enfrentamientos entre el ejército marroquí y el Frente Polisario esta declaración puede provocar un deterioro aún mayor de la situación. La Unión Europea deberá, asimismo, establecer una postura ante este acuerdo, ya que varios países de la UE están inmiscuidos en este conflicto, ya sea de forma directa o indirecta, como es el caso de España o Francia. 

Desde el propio Ejecutivo español las discrepancias ante la cuestión del Sáhara Occidental son evidentes. El vicepresidente Pablo Iglesias ha manifestado en múltiples ocasiones su determinación a la celebración de un referéndum libre en la región, mientras que el presidente Pedro Sánchez prefiere mantener una postura más neutral. Todo esto se suma a la visita inminente del presidente de España a Marruecos, en medio de la polémica, que indica que el rey Mohammed VI de Marruecos no recibirá a Sánchez por la posición del Ejecutivo ante esta cuestión.

Será interesante analizar en las próximas semanas las diferentes respuestas de los países y organizaciones internacionales ante este acuerdo y sobre todo, ante la decisión de Estados Unidos de reconocer la soberanía de Marruecos sobre el Sáhara Occidental.

Más en Política
Tebboune ONU
Esperaba convertir su viaje a Nueva York en un éxito que hiciera olvidar sus recientes fracasos en los BRICS y en las mediaciones entre Rusia y Ucrania y en la crisis de Níger. Por desgracia para él, no fue así. Fue un gran fracaso.

Tebboune: el fracaso de Nueva York