El país norteafricano prevé diversas iniciativas para mejorar la capacidad hídrica nacional

Megaproyectos, presas y técnicas innovadoras son las nuevas armas de Marruecos frente a la difícil situación hídrica

PHOTO/MAP - La presa de Youssef Ben Tachfin en el uadi de Massa, en la provincia de Tiznit, inaugurada en 1972
photo_camera PHOTO/MAP - La presa de Youssef Ben Tachfin en el uadi de Massa, en la provincia de Tiznit, inaugurada en 1972

Debido a la sequía y las bajas precipitaciones que experimenta el país en los últimos años, Marruecos prevé lanzar un abanico de proyectos a corto y a medio plazo para remediar esta problemática. Frente a una situación hídrica difícil, el Gobierno marroquí decidió ampliar presas y construir otras, además de inaugurar grandes proyectos de desalinización de agua del mar y generalizar técnicas innovadoras en el sector agrícola.

En la presentación de su proyecto presupuestario del año 2024, el ministro de Equipamiento y Agua, Nizar Baraka, hizo un especial hincapié en los grandes proyectos previstos en los diferentes sectores relativos al ámbito de agua. En este sentido, Baraka ha subrayado la situación hídrica difícil que vive el país y que se sigue deteriorando debido a la caída de la tasa de precipitaciones, importantes para este periodo del año.

Según el Ministerio de Agua, las precipitaciones registradas en Marruecos entre el 1º de septiembre de 2022 y el 31 de agosto de 2023 han aumentado hasta los 134,05 mililitros frente a los 102,05 mililitros durante la estación anterior, lo cual refleja una mejora del 31,4%. No obstante, el déficit nacional del -29,2% persiste en comparación con un año normal que conoce unas precipitaciones que alcanzan los 188,4 mililitros. 

PHOTO/ATALAYAR/GUILLERMO LÓPEZ - Nizar Baraka, ministro de Equipamiento y Agua de Marruecos
PHOTO/ATALAYAR/GUILLERMO LÓPEZ - Nizar Baraka, ministro de Equipamiento y Agua de Marruecos

Presas

Hasta el 7 de noviembre de 2023, en comparación con un año normal, se ha observado una caída de las reservas a nivel de las principales cuencas del país.  El stock de las presas a nivel nacional que ha experimentado en el año hidrológico en curso, es decir desde 1º de septiembre de 2023, un aumento alcanzando los 4,33 mil millones m³ (26,84% de su embalse), ha vuelto a bajar el 7 de noviembre de 2023 a casi 3,98 mil millones m³, o sea al 24,7% de su embalse siendo casi el mismo nivel del año pasado.

A continuación, se ve la situación actual de las presas en Marruecos según los últimos datos actualizados siguiendo un orden descendiente.

Presa Sebou: con 2,14 mil millones m³ que representa el 38,6% de su embalse, esta cuenca cubre casi la totalidad de la región del Gharb-Chrada-Beni Hssen y las zonas de Fez y Boulmane.

Presa Loukkos: con 621,5 M m³ que representa una tasa de embalse del 36,1%, cubre las provincias de Tánger, Tetuán, Larache, Chauen, Alhucemas, Kenitra, Sidi Kacem y Taza.

Presa Oum Errabia: con 346,3 M m³ que representa una tasa de embalse del 7%, cubre las zonas de Beni Mellal, Juribga, Azilal, ElYadida, Safí y una parte de Jenifra y Settat.

Presa Bouregreg-Chaouia: con 288,4 M m³ que representa el 26,6% de su embalse, cubre la región de Casablanca-Settat, Rabat Kenitra y una parte de Beni Mellal Jenifra.

Presa Tensift: con 85,2 millones m³ que representa el 37,5% del embalse, cubre el total de la prefectura de Marrakech, las provincias del Al-Haouz, Chichaoua y Essaouira.

Presa Sus-Masa:  con 83,4 M m³ que representa el 11,4% de su embalse, satisface las necesidades hídricas de Sus, Masa, y las cuencas costeras del norte de Tamri-Tamghart, así como la llanura de Tiznit.

PHOTO/FILE - Las autoridades marroquíes han endurecido las medidas para frenar el desabastecimiento de agua
PHOTO/FILE - Las autoridades marroquíes han endurecido las medidas para frenar el desabastecimiento de agua

Ante esta realidad hídrica difícil, el Reino de Marruecos ha tomado varias medidas, así como ha trazado estrategias para alcanzar la buena gobernanza de este sector vital y asegurar una gestión eficiente de los recursos hídricos del país. En este contexto, ha firmado contratos y ha lanzado proyectos que velan por la conservación de acuíferos y la producción de agua potable.

Según el ministro de Agua, el déficit que registra Marruecos en materia de agua no ha impedido satisfacer la necesidad de agua potable de la población nacional. Y eso gracias a los proyectos que había lanzado el Estado en este ámbito y que se resumen en las estaciones de desalinización de agua del mar y el recurso a los acuíferos.

En cuanto a la desalinización del agua del mar, la estación de Agadir posee de una capacidad de 34M m³/año de agua potable, mientras que las estaciones de Alhucemas y Safí con capacidad de 6M m³/año ya estuvieron siendo explotadas progresivamente a partir de septiembre de 2023. 

Los acuíferos o aguas subterráneas han sido usadas para el riego, en particular los campos de Sus, Errachidía, Tadla, Berrechid y Al-Haouz.  Sin embargo, la sobreutilización ha provocado la baja del nivel de agua sobre todo en Tadla con -5m, Beni Amir con -4m, Sus con -4m y Chtouka con -1,5m.

En este sentido, el Ministerio ha firmado ya tres contratos de gestión participativa de aguas; a saber: Al-Haouz-Mejjat, Rmel y Meski-Boudnib, ha preparado cinco contratos de agua para firmarse como el contrato de Fayja, Trifa, Berrechid, Almenarse, Drader. Mientras que están en curso de elaboración once otros contratos que tienen como objetivo regularizar el uso de las aguas subterráneas a fin de conseguir el buen manejo de esta riqueza hídrica.

PHOTO/SOMAGECGROUPE - Plano del proyecto de unión mediante cnales denominados "las autopistas del agua" de los ríos Sebou y Bourgreg
PHOTO/SOMAGECGROUPE - Plano del proyecto de unión mediante cnales denominados "las autopistas del agua" de los ríos Sebou y Bourgreg

En términos de presas y para mejorar la capacidad de almacenamiento hídrico en el país, un presupuesto de más de 40 millones de euros será asignado a, por una parte, la realización de presas M'dez Sefrou, Ghiss en Alhucemas y Koudiat El Berna en Sidi Kacem y el seguimiento de la realización de 16 grandes otras presas. Por otra parte,  al arranque de la realización de la presa Boukhmis en Jemisset con una capacidad de producción de agua 650 M m³ y la licitación para su realización fue lanzada ya.

El mismo sobre presupuestario incluye también el lanzamiento de la licitación para la realización de las presas Sidi Mansour Tetuán, Sidi Ghighaya en Al-Haouz y Toughza en Azilal. Estas dos últimas presas serán realizadas por la agencia de Desarrollo del Alto Atlas, en el marco del desarrollo de las provincias afectadas por el seísmo del Al-Haouz.

AFP/FETHI BELAID  - Un técnico en una planta de tratamiento de aguas residuales
AFP/FETHI BELAID  - Un técnico en una planta de tratamiento de aguas residuales

Cabe subrayar que, entre octubre de 2021 y octubre de 2023, 18 grandes presas han estado en curso de realización a nivel de varias cuencas y está previsto finalizarlas entre 2023 y 2029. Se trata de las siguientes presas: 

Presa Fask Guelmim, con una capacidad de producción de 79M m³. Su realización necesita una inversión de 130 millones de euros. Las obras están al 95,1% y está previsto finalizarla a finales de 2023.

Presa M'dez Sefrou, con una capacidad de producción de 700 M m³ y su realización requiere un presupuesto de 160 millones de euros.  Está al 82% de elaboración y está previsto terminarla en 2024.

Sobreelevación de la presa Mohamed VI en Taurirt para alcanzar una capacidad de producción de 980M m³ con un presupuesto de 140 millones de euros. Está al 25% de su avance y es previsto finalizarla en 2026.

Presa Kheng Grou en Figuig con una capacidad de producción de 1 M m³ y su realización requiere un presupuesto de 110 millones de euros y es previsto finalizarla en 2027.

Presa Ratba en Taunat con una capacidad de producción de 1 M m³ y su realización exige un presupuesto de casi 400.000 millones de euros. Y es previsto finalizarla en 2029 ya que su índice de avance es sólo de 7%.

Marruecos será dotado también de una capacidad de almacenamiento suplementario estimado en 5,7 MM m³, con un sobre presupuestario de 2.900 millones de euros. 

Se trata, en suma, de dos presas cuya capacidad de producción supera 1 MM m³, dos presas cuya capacidad de producción varía entre 200 y 600 M m³ y 10 presas cuya capacidad de producción será inferior a 200M m³.

Está previsto, asimismo, lanzar otros proyectos de presas pequeñas y presas medianas por parte del Ministerio de Agua para el año 2024. Baraka prevé, aquí, lanzar licitaciones para la realización de dos presas de talla mediana con un presupuesto de 69,2 millones de euros como es el caso de la presa de Tassa-Ouirgane en la provincia de Al-Haouz y la presa Ain Kesb en la provincia de Benslimane, además de las presas de Sidi Yaacoub en Tiznit, Mssalit en Tata y Lemdad en Tarudant.

En el marco de las inversiones dedicadas al ámbito hídrico, Marruecos sigue con pequeños proyectos de presas y la continuidad de las obras de realización de la presa Foum Zguid en Tata (6,3 M de euros) y el lanzamiento de licitaciones para la realización de 10 pequeñas presas (41,5 M de euros).

Cinco pequeñas presas están ya en curso de realización, cuya construcción requiere un presupuesto de 23,315 millones de euros.

En esta misma línea de desarrollo y ampliación de presas, el Ministerio de Equipamiento y Agua prevé durante el año próximo la finalización del proyecto del acoplamiento de la cuenca de Sebou a la presa Sidi Mohamed Ben Abdellah (Cuenca de Bouregreg) y a la presa Al-Massira (Cuenca Oum Errabia), con un caudal de 30 m³/s. Del este modo se realizará también el proyecto de acoplamiento de la presa Oued al-Makhazin al sistema hidráulico del Grand Tánger.

PHOTO/FILE - Presa de agua en Marruecos
PHOTO/FILE - Presa de agua en Marruecos

Estaciones de desalinización de agua del mar 

En el ámbito de la desalinización del agua del mar, son seis los proyectos que están en etapa de realización; lo cual permitirá al Ministerio de reforzar el aprovisionamiento del país en materia de agua potable y evitar los posibles cortes en algunas regiones del territorio nacional. Las estaciones son las siguientes en orden descendiente:

Estación Jorf Lasfar: con una capacidad de producción de 52M m³/año de los cuales 45M m³/año son agua potable.

Estación Safí: más de 50 M m³/año de los que 20 M m³/año están dirigidas a la industria y 30Mm3 son de agua potable.

Estación Dajla: 37M m³/año de agua potable y de riego.

Estación Sidi Ifni: 3,15 M m³/año de agua potable.

Estación Amgriou: 0,16M m³/año de agua potable y de riego.

Estación Guerguerat: 0,16 M m³/año de agua potable.

Hasta el momento, un total de 14 estaciones han sido instaladas ya con una capacidad de 192M m³/año, mientras que las 16 otras estaciones están en etapa de estudio y gracias a ellas la capacidad de producción de agua aumentará a 1.500 millones de m³/año.

El Ministerio reveló que la estación de desalinización de Jorf Lasfar está actualmente en vía de realización, que su capacidad de producción aumenta a 30 M m³/año y que será explotada a partir del fin de este año 2023 para abastecer la ciudad de El Yadida con agua potable. Las obras para la construcción de la estación de Casablanca tienen que arrancar a principios de 2024, según afirma el Ministerio.

PHOTO/FILE - Presa de agua en Marruecos
AFP/FADEL SENNA - Presa Abdelmoumen, a unos 60 kilómetros de la ciudad costera de Agadir en Marruecos

Técnicas innovadoras 

Marruecos adoptó un plan nacional para optimizar la utilización de los recursos hídricos y aumentar la productividad de la agricultura. Cabe recordar, aquí, que el Plan Nacional de Ahorro de Agua de Riego cuenta con el apoyo del Banco Mundial desde 2010.

En busca de los métodos más eficiente de suministro de agua y nutrientes a los cultivos, el riego por goteo ha representado para Marruecos una de las mejores técnicas de riego que han cambiado las prácticas agrícolas locales.

El riego por goteo es la manera uniforme en cualquier condición topográfica y de suelo que sirve a los agricultores no sólo para tener un alto rendimiento y una mejor calidad, sino que también les ayuda a ahorro de energía; porque funciona a bajas presiones. Es una técnica que garantiza una mayor estabilidad y el menor nivel de riesgos.

PHOTO/FILE - Las autoridades marroquíes han endurecido las medidas para frenar el desabastecimiento de agua
PHOTO/FILE - Las autoridades marroquíes han endurecido las medidas para frenar el desabastecimiento de agua

La investigación y la innovación están en el centro de las preocupaciones de los operadores del sector agrícola en Marruecos. Así, en el contexto del cambio climático, de evolución de la gestión del agua, Marruecos desarrolla sistemas de riego sostenibles para impulsar su agricultura y optimizar el uso del agua a fin de aumentar la productividad de los cultivos regados.

La siembra directa es la nueva arma de los agricultores en Marruecos contra la sequía. Al adoptar este método, los agricultores aseguran una reducción significativa de los costes vinculados a la preparación de los campos, preservando al mismo tiempo la calidad del suelo.

El sistema de labranza cero o siembra directa propone una alteración mínima o nula del suelo. Se contenta con efectuar una siembra convencional, a través de remover la capa superior antes de sembrar para hacer airear el suelo, incorporar estiércol y fertilizantes. La siembra directa intenta evitar, en efecto, el arado del suelo para conservar una mayor protección y no perder su consistencia ni sus cualidades.

Más en Reportajes