La mezquita fue construida en 1930 y el último ataque ha dejado ocho heridos, cinco de ellos mujeres

Ataque a la Mezquita Musulmana Ahmadía en Kotli Azad, Cachemira

Comunidad Ahmadía
photo_camera Comunidad Ahmadía

La Comunidad Musulmana Ahmadía condena, en los términos más enérgicos, el cruel ataque a la Mezquita Ahmadía de Bhabra, Kotli, en el distrito de Cachemira libre. 

  1. Preocupación de la Comunidad Musulmana Ahmadía

El 12 de febrero de 2024, alrededor de las 10:45 a.m., un grupo de 50 a 60 extremistas armados con martillos, palas, palos y armas, lanzaron un brutal asalto contra el centro de culto áhmadi. Los agresores destrozaron en primer lugar las cámaras de CCTV, luego procedieron a derribar los cuatro minaretes y la hornacina de la mezquita y, a continuación, entraron en el interior del centro, causando daños y estragos en el templo.

Durante el ataque, agredieron brutalmente a Wajid Hussain, un joven áhmadi, al que dejaron gravemente herido. También causaron heridas a otros fieles que intentaron socorrer a Wajid Hussain. Asimismo, atacaron a varias mujeres áhmadis que se encontraban en el interior de una casa adjunta a la mezquita, hiriendo a cinco de ellas. A una de ellas, Zahida Parveen, le provocaron heridas muy graves. En la pared del interior de la mezquita pintaron eslóganes como “burdel” y “perro maldito qadiani”.

Comunidad Ahmadía
Comunidad Ahmadía

Preocupación de la Comunidad Musulmana Ahmadía

La Comunidad Musulmana Ahmadía se encuentra gravemente preocupada por este acto incalificable de violencia, que supone una clara violación del derecho fundamental de libertad religiosa y presenta una grave amenaza contra la seguridad de los áhmadis de la región. Este atroz incidente se produce tras una escalada de tensiones y amenazas contra los fieles áhmadis de la zona. Con anterioridad, el 24 de noviembre de 2023, varios malhechores atacaron la mezquita ahmadía de Dollian Jattan, Kotli, y demolieron sus minaretes, lo cual apunta a un patrón de persecución selectiva contra la Comunidad Ahmadía en este lugar de Cachemira.

A pesar de los esfuerzos de la comunidad áhmadi por buscar la justicia por vía legal, -incluyendo el registro de la denuncia policial contra los autores- los áhmadis siguen encontrando obstáculos para encontrar representación legal debido a los sentimientos anti-áhmadis imperantes.

Comunidad Ahmadía
Comunidad Ahmadía

El portavoz de la Comunidad Ahmadía de Pakistán declaró: “Una vez más, los áhmadis de Pakistán se enfrentan a otro día de persecución. El último incidente se refiere a un ataque contra el lugar de culto áhmadi en Bhabra, Kotli A.J.K., que causó heridas graves a varios fieles. También se produjeron disparos que causaron un daño aún mayor. Tanto los hombres como las mujeres de la comunidad áhmadi fueron objeto de brutales palizas y heridas. Tras el asalto, los agresores destrozaron los minaretes del lugar de culto y saquearon el edificio. Este acto atroz no es un incidente aislado, ya que los extremistas han estado presionando a las autoridades para que profanen este lugar sagrado. 

Resulta alarmante que la policía llegara al lugar exageradamente tarde, lo que permitió huir a los atacantes, entre 50 y 60 individuos. Preguntamos a las autoridades: ¿dónde está el Estado de derecho? El Estado tiene el deber de proteger a sus ciudadanos, pero falta a su responsabilidad. “Instamos a las autoridades a tomar medidas inmediatas y decisivas para detener a los autores de este crimen y a garantizar la seguridad de los áhmadis de Kotli Azad, Cachemira”, declaró el portavoz.

Comunidad Ahmadía
Comunidad Ahmadía

Estos ataques reiterados subrayan la necesidad imperiosa de que se haga justicia, y hacen hincapié en la necesaria aplicación de la sentencia del Juez Jilani de 20141 de salvaguardar los lugares de culto para todos los ciudadanos. La Comunidad Musulmana Ahmadía sigue comprometida con la promoción de la paz, la tolerancia y la armonía, y pide que se ponga fin a todas las formas de persecución y discriminación religiosa. Imploramos a la comunidad internacional que manifieste su oposición a esta grave injusticia, y asegure que el Gobierno paquistaní garantiza la seguridad de todos los lugares de culto para sus ciudadanos.

Referencia:

https://www.refworld.org/pdfid/559e57644.pdf