Duras críticas a Walter Palmer, el dentista estadounidense que mató al león Cecil

C.B./lainformacion.com

Pie de foto: Walter James Palmer con un león abatido

Tanto la sede física como la web de la consulta dentista que tenía el cazador han tenido que cerrar debido a la avalancha de comentarios críticos que ha recibido. Una petición online que pide "justicia" por la muerte del León Cecil ha recabado ya más de 250.000 firmas. Tras revelarse la identidad del hombre que disparó y mató al león Cecil, Internet ha descargado su ira contra el dentista estadounidense Walter Palmer. El aluvión de críticas desde todas las redes sociales ha obligado a Walter Palmer a cerrar sus perfiles en las redes sociales y la web de la clínica dental que regenta debido al alto volumen de comentarios negativos y críticas que ha generado la noticia. También ha tenido que cerrar físicamente su consulta dejando sin atender a las personas que tenían cita.

Esta semana se revelaba que un dentista estadounidense era el cazador que pagó para poder cazar a Cecil, un león de Zimbabwe de 14 años. Internet se ha llenado de comentarios en los que le acusan de egocéntrico y de inmoral. El consultorio médico de Palmer, River Bluff Dental, reúne ya más de 2.000 comentarios negativos en la página de recomendaciones Yelp.

El cazador, ante la repercusión de la noticia y los cientos de llamadas que recibió en su consulta, remitió un comunicado a varios medios de comunicación donde relata que a principios de julio realizó un viaje de caza con arco para la caza mayor. "Contraté a varios guías profesionales y conseguí todos los permisos adecuados", y añada que "no tenía ni idea de que el león que cacé fuera tan conocido, ni que fuera tan importante para el país. Confié en la experiencia de mis guías profesionales que me aseguraron que era una caza legal".

"Por el momento, las autoridades de Zimbabue no han intentado contactar conmigo ni con las autoridades de EEUU sobre la muerte de Cecil, pero voy a ayudarles en todo lo que necesiten", escribe Walter Palmer, que finaliza pidiendo disculpas por la muerte del felino.

Problemas con la justicia

Varios medios estadounidenses han escarbado en la vida del odontólogo y resulta que el expediente de Palmer desvela que no es la primera que caza sin permisos. En 2008 mayó a un oso negro por el que fue condenado. Palmer mató al animal cerca de Phillips, en el Condado de Price, donde la caza está prohibida. Junto con otros cazadores transportaron el cadáver del oso hasta un lugar donde la caza sí estaba permitida. Palmer fue condenado a una multa de cerca de 4.000 euros y a un año en libertad condicional. En 2003, fue declarado culpable por pescar sin licencia en el Condado de Otter Tail, al oeste de Minnesota.

Y más truculento es lo que publica el diario Star Tribune, cuando en 2009 Palmer llegó a un acuerdo con la Junta de Odontología de Minnesota acusado de acoso sexual a una recepcionista. Palmer pagó 130.000 euros a la mujer, que también era su paciente.

Más de 250.000 firmas pidiendo "justicia"

Walter James Palmer ha alegado que no tiene constancia de haber incurrido en ilegalidades y ha dicho que "confiaba" en los guías locales, días después de verse envuelto en una polémica que ha movilizado a organizaciones de todo el mundo.

En Twitter, no obstante, no han valido de nada sus disculpas. Así, la red se ha llenado de comentarios críticos hacia el cazador. "Esperemos que Walter Palmer, que ‘con valentía’ mató a un magnífico león en Zimbabue con un arco compuesto y flechas, se encuentre con un destino similar pronto", aseguraba un usuario. "Has robado a este animal del mundo, doctor Palmer. Las repercusiones de tus acciones acecharán a tu empresa y reputación. Lo siento por tu familia y espero que encuentres una manera de corregir tus actos. Sugiero trabajo dental gratis durante toda tu vida en el zoo local", aseguraba otro.

No son sólo comentarios. También piden justicia. Así, una petición online que pide "justicia" para el león Cecil ha recabado ya 250.000 firmas. La petición pide que el presidente de Zimbabwe, Robert Mugabe, deje de otorgar licencias de caza que permitan a turistas matar a animales en peligro.

Un portavoz policial de Zimbabue ha asegurado que dos personas han sido detenidas. Las autoridades están investigando la relación entre estos arrestos con Palmer. La autoridades han aportado más detalles de cómo se produjo la caza de 'Cecil' y cuentan que Walter James Palmer fue conducido al Parque Nacional de Hwange por un cazador profesional Theo Bronkhorst. Lo hicieron de noche y con un potente foco instalado en su todoterreno localizaron al león y lo deslumbraron. Luego le dispararon flechas, pero no consiguieron matarlo y no fue hasta casi dos días después cuando volvieron a encontrarlo y lo abatieron a disparos. Fue entonces cuando descubrieron que 'Cecil' llevaba un collar con GPS, ya que estaba siendo objeto de estudio por la Universidad de Oxford, e intentaron destruirlo sin éxito.

El león fue despellejado y decapitado, pero no han conseguido averiguar dónde está la cabeza, el trofeo que pensaba llevarse el cazador. Se estima que el estadounidense pagó unos 50.000 dólares al cazador profesional por localizar al león y matarlo. Rodrigues destaca en su nota que 'Cecil', "conocido por todo el mundo, habría ganado millones de dólares solo del turismo" y cree que no había cupo ni licencia para matar leones en esa zona. "Lo más triste de todo es que ahora que 'Cecil' está muerto. Es probable que el siguiente león en la jerarquía, Jericho, mate a todos los cachorros de 'Cecil' para que pueda proporcionar su propia línea de sangre a las hembras".

Más en Sociedad
PHOTO/PIXABAY
Robert Beaglehole y Ruth Bonita, dos exdirectivos de la Organización Mundial de la Salud, han criticado la postura de la organización respecto a los cigarrillos electrónicos. Para luchar contra el tabaquismo, piden a la organización que apoye iniciativas encaminadas a dar prioridad a métodos alternativos de suministro de nicotina

e-cigarrillos: 2 exdirectivos critican la postura de la OMS