Argel/Rabat. EFE