Mohamed Siali/EFE

El proyecto contempla un centro de 500 metros cuadrados basado en la medina de Marrakech que acoge pequeños talleres de reparación técnica, formación profesional y enseñanza de inglés, además de una flota de 150 bicicletas

La bicicleta, motor de cambio en Marrakech