Marruecos se rearma con el objetivo de convertirse en una potencia regional

El congreso de Estados Unidos ha autorizado la venta de 36 helicópteros Apache al reino alauita
Marruecos

PHOTO/JOE GIDDENS  -   Helicópteros Apache

Un ejército moderno y bien equipado se está forjando al otro lado del Mediterráneo. El congreso de Estados Unidos dio luz verde la semana pasada a una nueva venta de armamento a Marruecos: 36 helicópteros Apache. Esta adquisición se suma a los 25 cazas F-16 que Estados Unidos ya le vendió en marzo de este año al reino alauita. Las Fuerzas Armadas marroquíes se están haciendo con una tecnología militar occidental y avanzada con el objetivo de convertirse en una potencia regional y superar a su rival más cercano geográficamente, Argelia

Con la ayuda y el visto bueno de Estados Unidos, Marruecos está acumulando material militar de penúltima generación con el objetivo de modernizar su ejército. Desde hace tres años, Marruecos ha desarrollado agresivos programas de compra de armamento. En 2014 se hicieron con una nueva fragata, la Mohammed VI. Más adelante, en 2016 compraron 200 carros de combate M1A1 Abrams y ese mismo año adquirieron un lote de 1.200 misiles contra carro. Este rearme del reino alauita está motivado por la compra de armas que está teniendo lugar en la región. Su vecino más directo, Argelia se ha hecho en los últimos meses con varios submarinos y también se encuentra en un proceso de modernización de su ejército

El esfuerzo inversor que hace Marruecos en el campo militar es muy importante, especialmente si se compara con España. Rabat destina más del 3,2% de su PIB al Ejército, unas cifras dos puntos por encima de Madrid, que se sitúa en el 1,2%, según explica el analista Diego Crescente en una columna publicada recientemente en ‘La Información’. Este experto defiende que la venta de los helicópteros apache va más allá de un reaprovisionamiento de armamento. Junto a esos aparatos, Marruecos ha solicitado la venta de misiles aire-tierra, sistemas de intercomunicación, navegación e identificación de objetos de última generación y repuestos. 

El país busca mejorar con estas adquisiciones la capacidad operativa y la modernización de sus Fuerzas Armadas. Estas acciones sitúan a Marruecos con un poder militar hegemónico en un hipotético conflicto a mediana escala en su zona de influencia, según Crescente. Argelia sería uno de los principales países afectados por este nuevo poderío militar que también hace peligrar el equilibrio entre otros países vecinos. Por ejemplo, esta nueva capacidad militar del reino alauita pone en entredicho el precario monopolio en guerra submarina que España tiene en el Estrecho de Gibraltar.  

Cuando se materialice la compra de los 36 helicópteros Apache, Marruecos habrá pasado de tener 24 aparatos ligeros del modelo Gazelle, de fabricación francesa, a disponer de la principal fuerza aérea de su entorno. El profesor de Ciencia Política de la Universidad de Barcelona, Josep Baqués, señalaba en un análisis de febrero de 2018 que gran parte del material con el Marruecos se está rearmando es de origen chino. 

“Marruecos se suma al grupo de Estados que ya realizan adquisiciones de sistemas de armas a las tres grandes potencias”, explicaba Baqués en un documento de la Universidad de Granada. Este experto también indica que la presencia de los sistemas de origen chino WS-2D implica un salto cualitativo para el ejército marroquí debido a su alcance (de unos 350/400 kilómetros), así como su precisión (guía GPS). El país cuenta ahora con una gran capacidad ofensiva, o de respuesta a un ataque previo

Respecto al armamento argelino, Baqués explica que pese a los esfuerzos de Marruecos por distanciarse de su vecino en el terreno militar, Argelia en algunos aspectos por delante. En los últimos años ha adquirido 505 carros de combate T-90S y ha modernizado gran parte de su flota de vehículos del tipo VCI BMP-1/2. El ejército de tierra argelino ya partía con cierta superioridad al marroquí en lo referente a su parque acorazado y mecanizado, lo que explica que Marruecos se haya empleados a fondo en comprar y modernizar su material militar, según Baqués, que asegura que el Magreb se encuentra en una escalada armamentística que tiene como resultado la ampliación de los arsenales de ambos países. 

Además del armamento, Crescente advierte de los buques de investigación militar y el aumento de los programas de cooperación y entrenamiento que Marruecos está realizando con Estados Unidos. Según este analista, Marruecos está rompiendo cada vez más “la brecha militar y el equilibrio de poderes en la frontera sur de Europa”. 

Marruecos
AFP/ WILLIAM WEST  - Un carro de combate M1A1 Abrams dispara un proyectil durante un ejercicio militar.

A pesar de ello, el país norteafricano aún está lejos de convertirse en una potencia media en el ámbito militar. Mientras Europa debate sobre si debe potenciar la importancia económica y estratégica de la industria militar, Marruecos está optando claramente por reforzar su seguridad. Para Crescente este rearme podría redundar en una mayor estabilidad, tanto en el propio Marruecos como en el Magreb y augura que puede que haya un día en el que las potencias occidentales se retiren de Sahel para dejar la situación en manos de Marruecos. El apoyo de Estados Unidos está destinado a ganarse un aliado fuera de OTAN que será dependiente de su industria militar y que le ayudará a ser su punta de lanza en África, según Crescente.