Corrupción global

Pedro Sánchez - PHOTO/FILE
Pedro Sánchez - PHOTO/FILE

Tras la amnistía, la independencia. Así alcanza la corrupción total un Gobierno podrido que se ha postrado de rodillas ante Puigdemont por un puñado de votos. Un golpe de Estado. Objetivo: seguir en la Moncloa a cualquier precio. Sánchez ha cumplido con los golpistas, los terroristas y los malversadores del dinero público. Primera etapa volante hacia la dictadura sanchista.

  1. Ley habilitante
  2. A por la Monarquía 
  3. Bombas de racimo
  4. Economía circular
  5. Sobran los motivos

Esta amnistía a la carta se extenderá a ETA y a otros malhechores en verano y se ampliará con carácter retroactivo hasta 2011 para amparar a la sagrada familia más corrupta de la UE, los Pujol-Ferrusola. 

Para los separatistas, la “represión” del Estado ha terminado -una represión con todos los delincuentes en nómina- y ahora se abre la negociación para el referéndum. “No hemos renunciado a nada”, aseguraba la “portavoz ejecutiva” del Gobierno de la Nación, Miriam Nogueras, “y ahora toca la independencia de Cataluña”. Carles Puigdemont, advertía a su colega Sánchez: “El procés continúa y urge ya la autodeterminación; cada voto es una negociación, empezando por los Presupuestos”. Don Pedro, ¿dónde está su victoria? 

Ley habilitante

La futura Ley de amnistía es, de hecho una ley habilitante que faculta al Ejecutivo a contravenir la Constitución y las leyes (en este caso el Código Penal) para favorecer a los delincuentes que han atentado contra la unidad nacional; utilizaron el terrorismo callejero para intimidar a los ciudadanos, lesionaron gravemente a decenas de policías, incendiaron Barcelona, asaltaron el aeropuerto de El Prat, pidieron apoyo a una potencia extranjera (Rusia) que ofreció (20.000 soldados y el mercadeo de bitcoins),  y suprimieron los delitos de secesión, sedición y minimizaron la malversación de fondos públicos. Borraron los delitos de un plumazo. Una mafia siciliana. 

Resulta obvio señalar que esta norma, sin amplio consenso, ha evitado deliberadamente los informes del CGPJ y del Consejo de Estado porque no es constitucional. Deja en la indefensión jurídica a la propia Judicatura y expresamente amenaza a los jueces con denunciarlos por prevaricación si no la cumplen a rajatabla una vez publicada en el BOE.

Las cuestiones prejudiciales ante los órganos europeos no paralizan, pero sí limpian los delitos políticos, administrativos y judiciales de los encausados. Todos a la calle. Todos libres. Todos demócratas. Todos “koldos”. Solo falta un detalle: para que sea plenamente integral esta “gracia sanchista” debería incluir a los ladrones del “caso Koldo-Ábalos-Sánchez”.   

El Estado de derecho no existió durante 12 años: (2011-1923). Pero en 2011 gobernaba ZP, conviene no olvidarlo. No se ha visto nunca tamaña traición a la Patria y a las instituciones en la historia de España. 

La suerte está echada. Y don Pedro no dará marcha atrás. Aseguró que el texto no se modificaría ni una coma y se ha tragado todos los sapos del prófugo. No ha negociado, se ha bajado los pantalones, permítanme la expresión. La última ocurrencia es decir en Chile que el 23 de julio el pueblo le dio una mayoría progresista para aprobar esta amnistía con el fin de “parar a la internacional de la extrema derecha”. Otra mentira como su tesis doctoral.

Este es el mayor atentado a la Carta Magna en sus 47 años y medio de vigencia. Un golpe mortal. Una ley habilitante.

A por la Monarquía 

El Estado de derecho ha sido humillado por un puñado de politicastros a los que solo les quedan dos muros de contención: los jueces del Tribunal Supremo -el TC de Conde-Pumpido, la Fiscalía General y la Abogacía del Estado son correas de transmisión de Ferraz-, y la Monarquía. Si González Pons (PP) claudica en Bruselas ante el ministro “Bola”-Bolaños, y permite la renovación del CGPJ, este país nuestro habrá entrado en la “agrosfera bolivariana”.  La dictadura judicial sanchista durará, al menos, dos décadas.

Ya sé que ustedes van a decir que exagero. Es lo que pensaban los amigos cubanos de los años 60 y los venezolanos de final de siglo. Ahí los tienen, todos comunistas y en la ruina, menos su dirigencia, ladrona hasta la médula. Ya lo adelantó Margaret Thacher hace casi medio siglo: “Un comunista cuando habla, miente; cuando calla, encubre; cuando tiene poder, roba y cuando pierde el poder, destruye. Así han construido su historia”.

Esta es la semana más negra desde el 11-M porque la aplicación de esta norma abiertamente nazi, radical, polarizada y anticonstitucional descuartiza todo el andamiaje estructural de las instituciones, ahonda en la fragmentación de la sociedad catalana -el que no haya participado en el procés es un apestado- y crea ciudadanos de primera y de segunda división. Ni libres ni iguales. Súbditos con alma de esclavos. Extranjeros en su país, como predijo Antonio Robles hace décadas. 

Ser constitucionalista será el nuevo delito para aprobar por el Parlament. Vamos camino de la dictadura.

Esta ley de amnistía ha dejado desarmado al Estado facilitando la inmunidad de todos los delincuentes que incumplieron las leyes de la democracia. A partir de ahora, se consagra que aquellas “leyes represivas” desde 2011 a 2023 eran injustas y eso les legitimará para proclamar de nuevo la república catalana. Y pedir más dinero.

Amnistía, inmunidad e impunidad en el mismo paquete y por el mismo precio: ninguno. La persecución a los constitucionalistas obligará a optar por el exilio a muchos españoles para configurar una sociedad dictatorial, racista y dominante, siempre excluyente, al igual que se ha vertebrado en Euskadi y se está articulando en Navarra. La inmersión lingüística es el “atajo democrático”.

Puede que a ustedes esta historia les parezca ciencia ficción. Dentro de cinco meses, a este país nuestro, utilizando palabras de Alfonso Guerra, “no lo reconocerá ni la madre que le parió”. 

Los terroristas de Tsunami Democràtic, los CDR, los agentes rusos y los que gastaron sin medida el dinero del contribuyente, esta organización criminal, será la nueva élite “nacionalista” y sus delitos borrados del mapa. Debilitar las instituciones, desacreditarlas y luego entregarlas a los enemigos de España es la mayor contribución del PSOE después de casi seis años de gestión. Abatida la Monarquía Parlamentaria, los plurinacionales avanzarán hasta la III República. 

Bombas de racimo

La “Koldosfera” de la que hablamos en la Bahía anterior se ha quedado pequeña. Esto no es la Gürtel del PP. Esto es una organización criminal del PSOE que implica al menos a cuatro ministerios, tres comunidades autónomas, siete empresas públicas, varias corporaciones privadas salvadas por ser “estratégicas” y todas con un denominador común: el epicentro de la trama estaba en el Ministerio de Fomento. Con dos delegaciones americanas: Venezuela y República Dominicana, donde 32 Falcon del Ejército del Aire han viajado en los últimos meses sin que hoy en día se conozcan los motivos de los viajes gratis total y a sus viajeros. La tercera oficina está en Guinea. 

La Oficina de Transparencia ha sido incapaz de aportar ni un solo dato para desmantelar tanto latrocinio. Lo de las maletas de Delcy, la vicepresidenta de Maduro, siempre fue un agujero negro.

José Luis Ábalos, el jefe de la manada socialista, nunca aclaró por qué acudió al aeropuerto Adolfo Suárez-Madrid Barajas en un coche privado; qué contenían las 40 maletas, por qué pasaron la aduana sin ser revisadas, dónde fueron a parar y qué hacía allí Víctor de Aldama, el hombre que tenía un pase permanente en su ministerio. 

Ya sabemos que Koldo García era el conductor. ¿Y cómo explicar la presencia del comandante de la Guardia Civil, Rubén Villalba, destinado en la Embajada de España en Caracas, detenido y puesto en libertad por el juez Moreno, investigado por delitos de organización criminal y cohecho?  

No sorprende el poder de la “fuerza de la sangre” de todos los pringados: esposas, hermanos, primos, hijos, médicos, miembros de la Seguridad del Estado, constructores, intermediarios. Reiteramos: todos socialistas. Atención al Encapuchado Mayor de la trama, Juan Carlos Cueto.

Los encuentros simultáneos en La Chalana confirman que este atraco a las instituciones era sistémico. Y que el intermediario era el aizkolari Koldo García. Lo de los pisos en Benidorm, uno de ellos a nombre de su hija de corta edad, sus 23 móviles, sus 9 armas de fuego y su lenguaje soez delata que estamos ante un corrupto socialista “pata negra”.

En los registros no podían faltar tampoco las esmeraldas, los fajos de billetes, los bitcoins, las anotaciones a mano, las escopetas, los rolex, los ferraris, las prostitutas, el sexo y hasta un equipo de fútbol (Aldama) para fardar y blanquear la imagen de un comisionista que llevaba una década sin hacer la declaración del IRPF. 

Hacienda lo sabía. ¿Y qué hizo M. J. Montero? Nada. Prefiere perseguir al entrenador del Real Madrid y destituir a los inspectores Paloma Villaró y Javier Hurtado tras emitir el informe demoledor entregado a la Fiscalía. Días después de esta “alerta”, Sánchez cesó de golpe y porrazo a Ábalos de ministros y de secretario de organización. La Moncloa lo sabía.

La trama y la urdimbre de esta organización criminal que se ha hecho rica en plena pandemia mientras miles de personas eran enterradas y los ciudadanos enclaustrados es el “modus operandi” del PSOE desde su fundación el 2 de mayo de 1879. 

Ábalos se ha ido al Grupo Mixto para seguir gozando de su inmunidad parlamentaria. El escándalo ha salpicado a la presidenta del Congreso, Francina Armengol que en su patética comparecencia demostró que está incapacitada para tan alta magistratura. 

No pudo ni supo explicar a): quien le llamó para ofrecerle las mascarillas “fake” que compró a   Soluciones de Gestión, apadrinada por Koldo. b):  por qué ordenó pagar seis días después, 3,5 millones a Soluciones de Gestión, cuando dos días antes el material recibido había sido considerado inservible. c): por qué la Consejería de Sanidad emitió un informe a favor de la empresa citada. d): por qué pagó las mascarillas fraudulentas con fondos europeos y, d): por qué tardó casi tres años en pedir a Soluciones de Gestión que le devolviera el importe de las mascarillas defectuosas que aún hoy siguen en un almacén.

Como gran plañidera -recordemos que Armengol se negó a investigar los casos de violaciones a menores en centros tutelados por su Gobierno-,   echó la culpa al PP al que se le ocultó la información en el traspaso de poderes y responsabilizó directamente a los servicios sanitarios de las Islas Baleares; eso sí, se mostró indignadísima defendiendo su honra como si fuera el honor de los Prizzi, de John Houston. 

Conozco a gente decente en el Partido Socialista, pero en los gobiernos de Sánchez el prototipo de funcionario del partido es Koldo, el “ejecutivo” que le guardaba los avales al gran líder. Llamémosle K.  Por cierto ¿qué categoría laboral es la de ejecutivo en Ferraz? Esto no es un hecho puntual, señora Narbona, presidenta del PSOE, sino una bomba de racimo.

Economía circular

La trama de corrupción socialista la han atajado de momento, diciendo que el “PSOE es incompatible con la corrupción”. A buenas horas. La “honradez” del PSOE andaluz con dos presidentes nacionales condenados por corrupción y decenas de cargos imputados, refleja la trayectoria de una organización delictiva durante cuarenta años. Sánchez al nombrar a Ábalos jefe del Movimiento Socialista y ministro más potente en inversiones, reunía todas las condiciones para dirigir esta trama. ¿Y cómo explicar racionalmente las andanzas del tal Koldo, que cobraba como asesor del ministro, como consejero de Renfe Mercancías, como consejero de Puertos del Estado? ¿Cómo pudo pasar una minusvalía un aizkolari, que era la admiración del propio presidente del Gobierno que le denomina ‘militante ejemplar’ en sus memorias? Koldo es el alumno aventajado de Tito Berni y de Roldán. ¿Quién es la X? Pérez-Castejón. 

Marlasca, Torres, Illa y el embajador ante la OCDE, Ximo Puig están en el punto de mira de la UCO. Cuando los mafiosos se saben investigados por la Policía Judicial, encienden el ventilador de la basura para simular una ‘entrevista concertada’ en Génova con Miguel Tellado y un tal Alberto para desencallar el pago de las mascarillas fake de Armengol. 

La Policía precisa que nunca se acercaron a Génova 13. 

Mientras el PSOE se entrega a los separatistas, Sánchez ha tomado las de Villoadiego, con escalas en Brasil y Santiago de Chile. Desde el otro lado del charco se ha limitado a decir que el asunto Koldo lo ha gestionado muy bien.  Y que “la oposición puede esperar”. 

La legislatura se estabiliza con la aprobación de los Presupuestos, aprobados a precio de oro, con cesiones de la Agencia Tributaria propia a Junqueras y Cía y con la eliminación de la Audiencia Nacional por imperativo de Puigdemont. Una jugada maestra de los separatistas en conexión con los narcos del sur del sur. Sánchez siempre dice sí. 

La verdad es que cada 24 horas nos desayunamos con nuevos escándalos. El presidente, que ha difundido bulos y mentiras sobre el hermano de Isabel Díaz Ayuso -todas las denuncias del PSOE han sido archivadas en España y en la UE- ahora ve cómo la sombra de la sospecha le salpica en su dormitorio. Tendría que explicar por qué a raíz de que Air Europa patrocinase a su mujer Begoña Sánchez en sus eventos africanos, el Consejo de Ministros le concedió subvenciones por valor de 500 millones de euros. ¿No existe un conflicto de intereses? 

Recordemos de nuevo que Víctor de Aldama, asesor de Air Europa, amigo de Begoña Gómez e íntimo de Koldo y de Ábalos, el de los roles, las esmeraldas y los Ferrari, el defraudador de Hacienda, es el recaudador de esta organización criminal. 

El dinero no provenía únicamente de las mascarillas ni de los PCR; las investigaciones se centran ahora en las mordidas con obra pública. ¿Y quiénes eran los mayores empresarios? El ministerio de Transportes, antes Fomento, José Luis Ábalos y luego Raquel Sánchez. Puente ha heredado a los ‘compis de Koldo’ que los manejaba a todos a pesar de haber salido del ministerio hace dos largos años. Solo conocemos el iceberg del escándalo. Esperemos que sea la tumba del sanchismo.

Sánchez es el responsable político último de esta organización delictiva que se enriqueció obscenamente mientras el presidente firmaba decretos-ley como si hubiera llegado el fin del mundo. Atemorizar a los ciudadanos cuando el Covid19 mataba sin piedad es despreciable; sobre todo, cuando supimos que lo del Comité de Expertos fue otra mentira más de don Pedro S. Pérez-Castejón. 

Por las redes sociales circulan miles de ‘memes’ sobre la honradez de los socialistas en tiempos sanchistas. Pero pocos, como el del genial comunicador y humorista Pedro Ruiz. Su video no tiene desperdicio. Cree que el truco está en conocer el Diccionario de la RAE. Y prosigue: “Yo robo, tú te forras, él se calla; nosotros lo negamos, vosotros desmentís y ellos absuelven. No es corrupción es economía circular”. Una economía circular en un Ministerio de Transportes y Movilidad sostenible permanente. 

Sobran los motivos

No es casual que Sánchez haya aprobado esta ley de “amnesia colectiva” coincidiendo casi con el 20º aniversario del 11-M: Ese día - “se quedaron sin besos muchos labios”, como nos recordó el poeta Julián Martín. Fue la mayor tragedia de la Historia de Europa (193 muertos y varios centenares de heridos) sin que nunca se haya sabido realmente qué pasó y quienes financiaron la masacre en los trenes de Madrid. Siempre con las víctimas. Bienvenido Alejo Vidal-Quadras tras el atentado iraní.

Sí sabemos que rodearon las sedes del PP, que se acusó a Aznar de asesino y que cambió el curso de la democracia con la llegada de ZP, que renace hoy para liderar el PSOE en la UE e inocular en Bruselas el veneno bolivariano del totalitarismo. Ni un voto.

La Transición fue generosa con una amnistía para salir de una dictadura; hoy una democracia corrupta amnistía a golpistas tan corruptos como el propio gobierno de coalición y sus compañeros de viaje para llevarnos a la dictadura. Esa es una diferencia sustancial.

Este sábado miles de personas salieron a las calles para pedir la dimisión del presidente Pedro Sánchez, contra su amnistía y contra la corrupción de su gobierno. A él le da todo igual. Tiene tanta soberbia que no sabe qué hacer con él.  En realidad, la oncofagia que padece, -comerse las uñas-, delata que es un hombre lleno de temores y de miedos. Un tipo peligroso. Por ese síntoma de ansiedad sabemos que todas las cosas buenas -chulísimas que diría Yoli, la que quiere cerrarnos los restaurantes a medianoche- están al otro lado del miedo. 

Madrid, bajo un cielo gris que amenazaba lluvias, congregó a miles de personas en la Plaza de Cibeles exigiendo que se vaya cuanto antes. Nunca un solo hombre hizo tanto daño a tantos. Sobran los motivos para que se largue por esta ley infame. Amnistía es corrupción, reiteramos para que no se nos olvide. 

La Declaración del PP contra la amnistía y la corrupción del PSOE resulta oportuna pero insuficiente; hay que contarlo más y mejor en Europa. Y que doña Úrsula deje de proteger a Sánchez. 

La respuesta está en las urnas. El 21 de abril, en vísperas comuneras, los vascos deberían darle una lección. La alianza Bildu-PNV le volvería más vulnerable, aunque más débil en el Parlamento. Cuarenta y seis días después, los españoles tenemos la gran oportunidad de asestarle un golpe donde más le duele: en su orgullo galáctico. Ni un voto de los demócratas al PSOE. Salimos del franquismo y saldremos del sanchismo. 

Antonio REGALADO dirige BAHÍA DE ÍTACA en:

aregaladorodriguez.blogspot.com

Envíanos tus noticias
Si conoces o tienes alguna pista en relación con una noticia, no dudes en hacérnosla llegar a través de cualquiera de las siguientes vías. Si así lo desea, tu identidad permanecerá en el anonimato