Opinión

Escalada en Oriente Medio

Líder Supremo de Irán, el ayatolá Ali Jamenei, observa durante una reunión en la exhibición de logros de la Fuerza Aeroespacial del IRGC en Teherán, Irán, el 19 de noviembre de 2023 - Oficina del Líder Supremo iraní WANA (Agencia de Noticias de Asia Occidental) vía REUTERS
photo_camera Líder Supremo de Irán, el ayatolá Ali Jamenei, observa durante una reunión en la exhibición de logros de la Fuerza Aeroespacial del IRGC en Teherán, Irán, el 19 de noviembre de 2023 - Oficina del Líder Supremo iraní WANA (Agencia de Noticias de Asia Occidental) vía REUTERS

Oriente Medio parece que está lejos, pero lo que está pasando ya tiene consecuencias en España, en Europa. 

  1. Atentado del Daesh en Irán

En las últimas horas se han producido movimientos de piezas que complican aún más el delicado tablero de ajedrez de una región del mundo clave tanto para la estabilidad y la seguridad como para la economía y el comercio internacional. 

Atentado del Daesh en Irán

Los terroristas del Daesh, el mal llamado Estado Islámico que se hizo fuerte durante varios años en zonas de Siria e Irak, con ese califato cruel y sanguinario que respondía más a intereses económicos personales de algunos y a intereses políticos y estratégicos de otros, reaparece ahora en Irán. 

El ISIS reivindica el atentado en la ciudad iraní de Kermán, que ha causado al menos 84 muertos durante la celebración de un acto en memoria del general Qasem Soleimani, muerto hace cuatro años por un ataque de Estados Unidos, cuando el artífice del despliegue y las acciones exteriores de las Brigadas Al Quds de la Guardia Revolucionaria iraní se encontraba en Bagdad. No se conoce si hay altos mandos militares o dirigentes civiles entre las víctimas.

Los ayatolas habían culpado a Israel y a Estados Unidos de este ataque y ahora tienen que corregir su posición y recuperar antiguos enfrentamientos con los terroristas del Daesh. Recordemos suníes más salafistas que otra cosa contra los chiíes iraníes, persas, también con interpretaciones muy radicales que contribuyeron a la derrota del Daesh en Siria y en Irak. Hay quien considera que el Daesh responde a intereses externos de terceros. La realidad es que Irán ha sufrido un duro golpe, su seguridad se cuestiona una vez más, y la precaria situación interna con protestas constantes en todas las ciudades del país por la represión que causó entre otras muchas la muerte de la joven Mahsa Amini por no llevar bien puesto el velo y posteriormente por la escasez de alimentos, medicamentos, luz o gasolina se agrava con la muerte de estos civiles.

La tímida respuesta por el momento la han dado los terroristas hutíes desde Yemen con nuevos ataques contra mercantes en la zona del mar Rojo a pesar de haber sufrido la destrucción de varias de sus embarcaciones por ataques de Estados Unidos que en Irak ha eliminado a dirigentes de la Yihad Islámica que estaban lanzando ataques contra instalaciones militares norteamericanas. 

Completamos, por el momento, con la partida en un tablero mucho más que convulso con el lanzamiento contra Israel de más de 60 misiles como primera respuesta de Hizbulá al duro golpe de Israel a Hamás con la muerte de su número dos en Beirut. La escalada de la tensión sube peldaño a peldaño. Más allá de la gran operación en Gaza, el intercambio de golpes entre los actores implicados es quirúrgico, pero significativo, sobre todo para Irán.