Opinión

En defensa de Pedro Sánchez, referente mundial de la ética y la moralidad política

PHOTO/PSOE - Por su integridad y coherencia en cada una de sus decisiones políticas, el nombre de Pedro Sánchez ya está escrito en el libro de oro de la Historia de la Humanidad 
photo_camera PHOTO/PSOE - Por su integridad y coherencia en cada una de sus decisiones políticas, el nombre de Pedro Sánchez ya está escrito en el libro de oro de la Historia de la Humanidad

Me veo en la tesitura de tener que romper una lanza, dos, tres o las que hagan falta, en defensa de la mayor figura política que ha existido, existe y existirá en la historia de España, de la Humanidad y de las incontables nacionalidades que pueblan la Vía Láctea.

  1. Desconoce lo que es engañar
  2. El libro violeta 

Un hombre… que digo un hombre ¡un superhombre! una especie de profeta del siglo XXI, un enviado del cielo que, bajo el aspecto terrenal de Pedro Sánchez Pérez-Castejón, ya ha escrito su nombre con letras de oro y mayúsculas en el frontispicio de la puerta grande de los castillos de Disneylandia en París y en Orlando, Florida.

PHOTO/JuntsXCat Twitter/X - Valedor de Carles Puigdemont, el Mesías de los separatistas catalanes, a quien el presidente Sánchez espera con ansiedad estrechar entre sus brazos lo más pronto posible 
PHOTO/JuntsXCat Twitter/X - Valedor de Carles Puigdemont, el Mesías de los separatistas catalanes, a quien el presidente Sánchez espera con ansiedad estrechar entre sus brazos lo más pronto posible 

Un crisol de virtudes que sufre lo indecible por el escarnio público al que le someten de manera infundada los desagradecidos, por ejercer de valedor del Mesías de los separatistas catalanes. Me refiero a Carles Puigdemont, el personaje que profesa un infinito amor a la patria hispana, aunque con su flequillo a modo de casco militar ha arruinado las peluquerías de caballeros de Cataluña y de la mitad de Bélgica.

Por fortuna, el inigualable Sánchez está reconocido en todo el mundo como la personalidad que hace gala de la más estricta honestidad política. Muy por delante de personajes de la dimensión de Mahatma Gandhi en India, Martin Luther King en Estados Unidos y Nelson Mandela en Sudáfrica, tres eminentes lideres ya desaparecidos, pero relegados desde que brilla con luz propia el excelso gentilhombre español.

Desconoce lo que es engañar

A pesar de sumar derrota tras derrota en las pasadas elecciones autonómicas, Pedro Sánchez nunca ha renunciado a sus profundos, sólidos e inexistentes valores éticos y morales ‒perdón, en lugar de “inexistentes” quería decir “imperecederos” valores éticos y morales‒, ni tampoco ha renegado de la firme creencia que lleva como bandera: yo primero, tú después y el que venga detrás, que arree.

Prócer que antepone la integridad, rectitud y decoro en cualquiera de sus decisiones políticas, está siempre presto a dar explicaciones ante los diputados y senadores y jamás se le ha escuchado pronunciar ningún discurso bronco. Desconocedor de lo que es la vergüenza, de su boca sólo brotan palabras amables, que nunca contradicen sus actos y que en todo momento y lugar exponen la verdad, toda la verdad y nada más que la verdad. 

PHOTO/PSOE - Elegante, esbelto y bien parecido, tarda el mínimo tiempo en acudir a Congreso y Senado para dar las explicaciones que le requiere la oposición política, siempre desde la amabilidad y nunca en tono bronco 
PHOTO/PSOE - Elegante, esbelto y bien parecido, tarda el mínimo tiempo en acudir a Congreso y Senado para dar las explicaciones que le requiere la oposición política, siempre desde la amabilidad y nunca en tono bronco 

No se le conoce engaño, abuso o rasgo de hipocresía alguno como secretario general del PSOE, ni mucho menos al frente del Consejo de Ministros. Su espíritu de perdón, en pro de la reconciliación con quienes intentaron dar un golpe de Estado constitucional, y han reiterado que lo van a volver a hacer, queda demostrado en la bondad infinita que emana del texto de la Ley de Amnistía, que el recién reelegido presidente de Rusia, Vladimir Putin, está ansioso por traducir a la escritura cirílica.

Para agradecer los desvelos de quien propugna el amor y la convivencia con los que imponen sus exigencias separatistas, los niños a partir de los tres años, de manera voluntariamente obligatoria, deberían desfilar por las calles y plazas de España ¿Para qué? Para proclamar con cánticos que Pedro Sánchez es un fuera de serie, un portento, un incomprendido intelectual. Con tambores y trompetines, tendrían que alentar a nuestros compatriotas a vitorear, aplaudir e incluso besar el suelo por donde pisa ese ungido de La Providencia, ese toro Miura de la política que nos ha tocado en suerte. 

El libro violeta 

Y los partidos políticos que le sustentan como jefe del gobierno y están en deuda con él ¿qué tendrían que hacer? Me atrevo a solicitar de su portavoz en el Congreso, Patxi López ‒su corre, ve y dile‒, y a dos de sus más fervientes admiradores, Miriam Nogueras (Junts) y Gabriel Rufián (ERC), que le propongan y aúpen para convertirlo en Presidente Perpetuo (PP) de España. Arrebataría la abreviatura PP a su mayor contrincante en la arena política y los españoles gozaríamos de mil años de prosperidad.

PHOTO/PSOE - Dando ejemplo de que en boca cerrada no entran moscas, la portavoz de Junts en el Congreso, Miriam Nogueras, incondicional del presidente y estrecha colaboradora de Santos Cerdán, secretario de Organización del PSOE
PHOTO/PSOE - Dando ejemplo de que en boca cerrada no entran moscas, la portavoz de Junts en el Congreso, Miriam Nogueras, incondicional del presidente y estrecha colaboradora de Santos Cerdán, secretario de Organización del PSOE

Como defensor incondicional que soy de Sánchez ‒Bambi lo acoja en su gloria‒, propongo a su amanuense Irene Lozano que se ponga a elaborar el tercer y definitivo libro de nuestro loado jefe. Ella, así lo ha confirmado el propio interesado, es la redactora final de las dos obras maestras de la literatura universal que se atribuyen al presidente: Tierra firme, en 2023, y Manual de Resistencia, en 2019.

Como el de publicación más reciente supera en rigor intelectual a los escritos de Bertrand Rusell y el de 2019 arrincona en picaresca al Quijote de Cervantes, sugiero a Lozano que se dedique a recopilar las mejores citas de Pedro Sánchez. Con centenares de sus ocurrencias y desmentidos se podría publicar el volumen que llevaría por título “El Libro Violeta de Sánchez”, versión mejorada del Libro Rojo de Mao. NOTA DEL AUTOR.- El color violeta o morado sería para dar a la obra el oportuno toque feminista. 

PHOTO/PSOE-Eugenia Morago - Sánchez agradece al portavoz del PSOE en el Congreso, Patxi López, su interés por plantear su candidatura como Presidente Perpetuo y convertirlo en el PP de los mil años
PHOTO/PSOE-Eugenia Morago - Sánchez agradece al portavoz del PSOE en el Congreso, Patxi López, su interés por plantear su candidatura como Presidente Perpetuo y convertirlo en el PP de los mil años

Publicado en pequeño formato, para que los niños lo lean en la cama antes de encomendarse al arcángel San Chez, la primera cita del volumen bien podría ser la que pronunció ante las cámaras de televisión el 4 de noviembre de 2019 en relación con el fugado Puigdemont: “… Y yo me comprometo hoy y aquí a traerlo de vuelta a España y que rinda cuentas ante la justicia”, o bien las innumerables veces que ha afirmado que “no es posible una amnistía porque es inconstitucional”.

PHOTO/PSOE-Eva Ercolanese -  El inigualable Pedro Sánchez, cuya estricta ética y moralidad política deja en la sombra a líderes de la dimensión de Mahatma Gandhi, Martin Luther King y Nelson Mandela 
PHOTO/PSOE-Eva Ercolanese -  El inigualable Pedro Sánchez, cuya estricta ética y moralidad política deja en la sombra a líderes de la dimensión de Mahatma Gandhi, Martin Luther King y Nelson Mandela 

Como desde que ganó las primarias a la secretaría general de PSOE en mayo de 2017 ha dado innumerables órdenes y contraordenes dignas de enmarcar, las risas, mofas y carcajadas de los lectores están aseguradas. De hacerme caso Irene Lozano, el libro sería un éxito editorial, del que podría surgir una serie de televisión de 13 capítulos de humor que podría llamarse “Si, presidente, lo que tú digas”.