Casa Árabe ofrece un panorama técnico y cultural de los viajes de agua a través de la exposición de la artista Sara Kamalvand

Por qué Mohamed I eligió Madrid

“Los Viajes del Agua”, Casa Árabe
“Los Viajes del Agua”, Casa Árabe

Todavía hoy es posible recorrer los vestigios de los viajes del agua de Madrid, cuyo emplazamiento fue tan del agrado del emir Muhammad I de Córdoba que lo eligió para situar un enclave militar entre los años 860 y 880, es decir dos siglos y medio después de la llegada de los árabes a la península ibérica. 

La razón fundamental parece ser la frondosidad del lugar y la gran cantidad de pequeños arroyos que se entrecruzaban. Aquellos cursos de agua se transformaron en una red de agua subterránea, que permitiría el pleno abastecimiento no sólo del primigenio asentamiento militar, sino también y posteriormente de toda la población del pequeño pueblo devenido en villa y capital de España. 

“Los Viajes del Agua”, Casa Árabe
“Los Viajes del Agua”, Casa Árabe

Casa Árabe, en colaboración con Casa de Velázquez y el Instituto Francés, ha organizado una exposición de la artista y arquitecta Sara Kamalvand, “Los Viajes del Agua”, en la que se analiza esta infraestructura en Madrid, no solo desde el punto de vista técnico, sino también examinando el legado cultural, desde el origen de la red, cuando fue inventado el jardín persa, hasta su contrapartida en la España renacentista. 

Kamalvand, que vive en París, contó en la presentación de la exposición cómo en 2012 fundó HydroCity para realizar proyectos de investigación sobre el “qanat”, una antigua y abandonada red de irrigación en Irán, base de los numerosos talleres y conferencias, publicaciones y exposiciones que ha impartido y presentado en muchos países europeos y africanos. 

“Los Viajes del Agua”, Casa Árabe
“Los Viajes del Agua”, Casa Árabe

Acompañada en la presentación por Karim Hauser y Mónica Major, Kamalvand señaló que este sistema de red subterránea de agua, que en Madrid recibió el nombre de “viaje”, se utilizó durante más de mil años, antes de ser desechado con la llegada de la revolución industrial. Es, pues, un patrimonio hidráulico, cuya infraestructura aprovecha los acuíferos en lugar de las aguas superficiales, dando lugar a la civilización de las aguas ocultas. La expansión musulmana por toda la cuenca mediterránea fue en parte posible gracias a los “qanat”, que dieron pie a ecologías ajardinadas en paisajes áridos, logrando establecer una próspera economía hortícola. 

“Los Viajes del Agua”, Casa Árabe
“Los Viajes del Agua”, Casa Árabe

Kamalvand hace una completa interpretación de lo que llama ruinas invisibles, y emprende en consecuencia la reconquista de un patrimonio olvidado. Descifra este palimpsesto urbano, en busca de las huellas indestructibles de sociedades que se han sucedido en el tiempo y que seguirán haciéndolo. 

Su muestra se produce precisamente en un momento en que en esta cuenca mediterránea se ha hecho patente una intensa escasez de agua. Es así como la artista y arquitecta toma posición al presentar antiguos conocimientos, y los mitos que transmiten, como herramientas pragmáticas y conceptuales para abordar los retos contemporáneos a los que nos enfrentamos. Una mirada atrás para impulsar los desafíos del presente. 

Envíanos tus noticias
Si conoces o tienes alguna pista en relación con una noticia, no dudes en hacérnosla llegar a través de cualquiera de las siguientes vías. Si así lo desea, tu identidad permanecerá en el anonimato