El atleta no estuvo disponible en tres controles antidopaje

Mo Katir y los tres errores que le pueden dejar sin Juegos Olímpicos

Mohamed Katir - REUTERS/LUKAS BARTH
photo_camera Mohamed Katir - REUTERS/LUKAS BARTH

Malos momentos para Mohamed Katir. El atletismo español tenía puestas muchas esperanzas en su participación en los Juegos Olímpicos de París y todo se ha derrumbado en unas horas. 

  1. Posición de la Federación

Katir, medallista de plata mundial en los 5.000 metros, comunicó su “suspensión provisional” por parte de la Unidad de Integridad del Atletismo (AIU) debido a “una infracción de las normas derivada de tres fallos de localización en los últimos doce meses”. 

Los fallos corresponden a tres ocasiones en las cuales Katir no pudo ser localizado para someterse a un control antidopaje. El atleta atribuye estos incidentes a errores al ingresar sus datos de localización en la plataforma ADAMS. 

Posición de la Federación

El presidente de la Real Federación Española de Atletismo, Raúl Chapado, no llegó a cerrar filas con el atleta y aseguró que la participación de Mohamed Katir en los Juegos de París solo será posible si se cierra su expediente por parte de la Unidad de Integridad del Atletismo de World Athletics.  

Al día siguiente, Chapado ofreció una rueda de prensa para expresar la postura oficial de la federación a favor del “deporte y los deportistas que compiten de forma limpia y justa” donde limó asperezas, pero sin excesos por el enorme problema con el control del dopaje que tiene España. 

El máximo dirigente de la RFEA expresó respeto por el procedimiento abierto contra Katir y fue contundente al referirse al sueño olímpico del atleta de Mula: “La Federación aprobó en 2017 los criterios de elegibilidad, y un deportista con expediente abierto por indisciplina o dopaje no es elegible para la Federación. Los criterios de elegibilidad están por encima de los deportivos. ¿Si logra la cautelar? Su expediente seguiría abierto, por lo que no sería elegible. Las normativas están para cumplirlas”, subrayó Chapado, dejando claro que la única posibilidad para que Katir cumpla su sueño olímpico es que se cierre el expediente por parte de la IAU o que se resuelva a su favor en el recurso que el atleta tiene previsto interponer. 

Por si esto fuera poco, según las bases anunciadas en la circular 183/2023 del pasado 25 de octubre por la federación, Katir deberá competir obligatoriamente en el Campeonato de España que se celebrará en La Nucía (Alicante) del 28 al 30 de junio. 

“Será condición indispensable para optar a ser preseleccionado o mantener dicha condición participar en el Campeonato de España absoluto de aire libre 2024, en la prueba individual en la que se aspira a participar en los Juegos Olímpicos”, se establece en las bases, que también indican que la lista de deportistas seleccionados para los Juegos se hará pública el 3 de julio. 

Mohamed Katir – PHOTO/FILE
Mohamed Katir – PHOTO/FILE

El reloj corre para Katir, quien ya ha anunciado su intención de impugnar la sanción provisional impuesta por la IAU. El atleta se pronunció en redes sociales y aseguró que todo se debe a un problema administrativo: “Yo tengo que dar la cara como hago en la pista. Todo lo que se ha filtrado fue por mi decisión. Duele ver que desde 2021 algunas personas te llaman dopado en la cara. Duele verlo porque he preferido representar a ustedes, a España, en vez de mi lugar de nacimiento, Marruecos”.  

Añadió que: “En 120 controles de la AIU jamás he dado positivo. Lo mío es un problema administrativo, sé que voy a salir de esto. Hay miles de atletas que no saben lo que es la app de la AMA de localización, y he tenido fallos injustos. Solo os vais a perder un gran atleta como yo”.  

El presidente de la Federación de Atletismo de la Comunidad Valenciana (FACV), Vicente Añó, tampoco se mostró muy positivo y aseguró que ahora el atleta tendrá que demostrar que no se ha dopado y que, por plazos y que ve difícil que pueda llegar a los Juegos Olímpicos de París. 

La irrupción en 2021 de Mohamed Katir en el panorama internacional supuso un soplo de aire fresco para el mediofondo en España vivía una travesía en el desierto sin un referente que marcase a una generación, como pasó con Fermín Cacho, Reyes Estévez o Juan Carlos Higuero. 

Entre el 10 de junio y el 13 de julio de 2021, Mohamed Katir batió tres plusmarcas nacionales (1.500, 3.000 y 5.000) en apenas 33 días y poco después, en los Juegos Olímpicos de Tokio, se metió en la final de los 5.000, quedó octavo y se llevó a casa un diploma. 

Los deportistas en activo tienen la obligación de comunicar a las autoridades antidopaje una franja horaria específica de 60 minutos cada día en la que vayan a estar localizables en un lugar concreto, para someterse a un control antidopaje si se les requiere para ello. 

Pueden y deben actualizar permanentemente los datos si cambian de ubicación o viajan para entrenar, para competir o por ocio. Disponen para ello de una plataforma llamada ADAMS. Pueden fallar dos veces, pero no tres.