La empresa del gigante asiático llega a Marruecos para hacer de Nador uno de los líderes mundiales en el sector de la energía eólica

Aeolon cierra un contrato de 220 millones de euros con Marruecos gracias a Mohamed VI

Mohamed VI, rey de Marruecos y Xi Jinping, presidente de China
photo_camera Mohamed VI, rey de Marruecos y Xi Jinping, presidente de China

China se está centrando notoriamente en Marruecos. El gigante asiático pagará algo más de 220 millones de euros, que destinará a la ciudad de Nador a través de su grupo Aeolon, que fabrica palas para aerogeneradores, para abrir una fábrica en la ciudad marroquí de 50 hectáreas (ha) en la zona industrial de Betoya, cerca del puerto de Nador West Med.

La multinacional calcula que se crearán más de 3.300 puestos de trabajo y se espera que el proyecto esté operativo a partir de enero de 2025. Se trata del sexto proyecto de Aeolon, y el primero fuera de China. La compañía china aclaró que la tecnología con la que contará de nuevo complejo en Nador servirá como modelo a seguir en futuros proyectos.

Se espera que la planta que se construirá en Nador produzca alrededor de 600 palas de turbinas eólicas al año para mercados clave en Europa, África y Oriente Medio

En palabras del ministro delegado del jefe de Gobierno, Mohcine Jazouli, el impacto del proyecto se extenderá más allá de la ciudad de Nador, significando un impulso considerable para las energías renovables y el desarrollo de toda la región. Del lado chino, la empresa Aeolon, con la firma del acuerdo, se consolidará como la mejor empresa de energía eólica del mundo.

La inversión de China no se para ahí. Como ocurre con muchas empresas hoy en día, la “estabilidad política y económica” en los países africanos es la garantía más importante para la inversión extranjera, ya que ven al país norteafricano como un socio confiable con fuertes vínculos con muchas potencias mundiales.

Las relaciones entre ambos países y las facilidades fiscales que goza el Reino de Marruecos han sido clave para la obtención de diferentes contratos que, según el propio Gobierno chino, se estipulan en un valor de 55.000 millones de euros hasta el año 2026 y la creación de cerca de medio millón de puestos de trabajo en estos 3 años.

Mohcine Jazouli, ministro marroquí de Inversiones
Mohcine Jazouli, ministro marroquí de Inversiones

Pese a que las relaciones económicas entre ambas potencias son fructíferas, la intervención del gobierno marroquí y, sobre todo, del monarca Mohamed VI ha sido crucial para que estos acuerdos salieran adelante.

Hu Wenlong, director general de Aeolon, aseguró que encontrar nuevos mercados y áreas de producción fuera de China es la máxima prioridad de la empresa, ya que es un paso muy importante en su crecimiento y desarrollo.

Más en Economía y Empresas