Las exportaciones españolas a Marruecos alcanzaron los 9.100 millones de euros en los nueve primeros meses de 2023, lo que supone un alza del 3,1%. Mientras que las importaciones procedentes de Marruecos alcanzaron los 6.700 millones de euros, con un aumento del 2,1%

El comercio entre España y Marruecos bate un récord histórico en 2023

photo_camera PHOTO/FILE

Después de sellar una nueva etapa entre el Reino de Marruecos y España en abril 2022, con el reconocimiento español de la marroquinidad del Sáhara Occidental, las relaciones hispano-marroquíes han experimentado un desarrollo en continuo crecimiento que ha marcado las diversas áreas de la economía del país norteafricano en el marco de una asociación win-win.

Como fruto de la voluntad política expresada por ambos países, el comercio exterior de España con Marruecos alcanzó sus niveles más altos a finales de 2022. De modo que, las exportaciones llegaron a los 11.748,2 millones de euros, con un ascenso del 23,7%; mientras que las importaciones se fijaron en los 8.692,3 millones, marcando una mejora del 19,1%.

Tras haber expresado su compromiso con la consolidación de la amistad entre ambos vecinos, el martes pasado, los jefes de Gobierno, Pedro Sánchez y Aziz Akhannouch, reafirmaron la relevancia de impulsar “una relación más estrecha” y “explorar las nuevas oportunidades que ofrece esta relación renovada”, como objetivo clave de su agenda.

De hecho, en 2023 el crecimiento del comercio exterior entre España y Marruecos se ha disparado situándose por encima de la media. Por lo cual, las exportaciones a Rabat llegaron a los 9.143,1 millones de euros, entre enero y septiembre de este año. Mientras que las importaciones alcanzaron los 6.754,2 millones en el mismo periodo.

Con estas cifras, las exportaciones españolas hacia Marruecos han conseguido un alza del 3,1%; en tanto que las importaciones conocieron un crecimiento del 2,1%, tomando en consideración que todos los envíos de España al exterior han crecido levemente con 0,3% cuando las compras experimentaron una bajada del 6,7%.

La mejora de las relaciones diplomáticas entre los dos países y el creciente del interés de las empresas españolas por invertir en Marruecos, además del reforzamiento de las conexiones marítimas han contribuido considerablemente al progreso que experimentan, hoy en día, los movimientos de exportación e importación entre España y Marruecos. Lo cual ha permitido alcanzar resultados impresionantes en materia de comercio.

PHOTO/AFP - El primer ministro marroquí, Aziz Akhannouch (dcha.), se reúne con su homólogo español, Pedro Sánchez (izq.), en Rabat, el 2 de febrero de 2023
PHOTO/AFP - El primer ministro marroquí, Aziz Akhannouch (dcha.), se reúne con su homólogo español, Pedro Sánchez (izq.), en Rabat, el 2 de febrero de 2023

Vistos estos intercambios que trazan una curva ascendente a nivel de las diferentes transacciones comerciales entre sendos países, las empresas de las dos orillas se han animado para explorar el mercado marroquí y español en busca de las oportunidades que brindan tanto España como Marruecos a los inversores ambiciosos.

Pese al desafio que representa el cómputo global, la mejora de Marruecos en términos de comercio le facilitó posicionarse como ganador de cuota de mercado para España. Gracias a este paso de gran importancia, las exportaciones a Rabat se estiman actualmente en el 3,2% del total de los envíos al exterior, mientras que las importaciones representan el 2,1% de las importaciones generales del país.

PHOTO/AP - El presidente español, Pedro Sánchez, y el primer ministro marroquí, Aziz Akhannouch
PHOTO/AP - El presidente español, Pedro Sánchez, y el primer ministro marroquí, Aziz Akhannouch

En cuanto a los productos más destacados, se ha registrado un incremento importante de las compras de frutas y verduras a Marruecos, debido al alza de precios que conoce España. Cabe recordar que, a lo largo de la historia, España ha comprado a su vecino del sur aparatos y material eléctricos, pescados, crustáceos y moluscos, automóviles y prendas de vestir de punto. No obstante,  el estrés hídrico que vive Marruecos y que se suma al aumento de los costes de la energía han afectado las exportaciones del país al extranjero, apostando por las energías limpias como catalizador de la economía nacional y a la vez nuevo producto destinado a la exportación.

En sus flujos con Rabat, España cerrará el año 2023 con un récord histórico para los intercambios comerciales entre los dos países. Cosa que tiene su peso en la toma de decisiones que se ven orientadas hacia profundizarse más en las áreas estratégicas como la energía renovable, la investigación científica y el fomento del turismo bilateral como retos actualmente compartidos por los dos países. 

Más en Economía y Empresas