Francia repite como el principal emisor de visitantes que viajan al Reino tras la nueva reapertura de fronteras después de un cierre que dejó al sector turístico muy afectado

El turismo en Marruecos se reinicia y las reservas se disparan

aeropuerto casablanca

La apertura de fronteras en Marruecos ha vuelto a traer buenas noticias al Reino. Desde que el pasado 30 de noviembre las autoridades marroquíes decidieran cerrar las fronteras para evitar una rápida expansión de la nueva variante de coronavirus, Ómicron, el sector turístico fue uno de los más afectados por la decisión. Sobre todo, la restricción coincidió con la época de las vacaciones de Navidad, en la que muchos deciden pasar las fiestas en el país alauí y otros muchos vuelven con sus familias. Pero ahora que se han abierto todos los espacios para viajar al Reino, el turismo ha empezado lentamente a recuperarse.

La noticia de la reapertura de fronteras ha ido de la mano de un auge de las reservas de vuelos y hoteles en Marruecos. Además, Francia y sus ciudadanos vuelven a ser el principal emisor de turistas al Reino. Según afirma Nicolas Henin, director general comercial adjunto de Transavia, una compañía aérea neerlandesa de bajo coste de Air France, “desde el anuncio, contamos entre 4.000 y 5.000 reservas. En enero, hubo sólo entre 400 y 500”.

marrakech turismo marruecos

“El anuncio de la reapertura de las fronteras tuvo un efecto inmediato en las reservas a Marruecos: explotaron”, agregó el director en una entrevista al diario Le Figaro. Además, que Francia repita como la primera potencia para reactivar el mercado significa una muy buena noticia. Ahora mismo, el país galo significa más del 30% de los flujos aéreos. Los datos de 2019 confirman la tendencia y en ese año más de 4,2 millones de personas residentes en la nación visitaron el Reino. El dato es importante, ya que el 31% de la cuota de mercado de turistas eran franceses.

Por su parte, y viendo el auge de las reservas, una de las preocupaciones que ha surgido entre los turistas es la evolución de los precios. El hecho de que el país alauí sea uno de los principales destinos para viajar, preocupa a los viajeros que pueden ver aumentado el precio de sus reservas. Nicholas Henin afirma que, de momento, y hasta el mes de mayo, los precios se mantendrán estables, aunque los interesados en viajar pueden que no se encuentren con precios rebajados en las reservas de última hora. 
“Los primeros vuelos a Marruecos aún no están cubiertos, Durante las próximas dos semanas, los precios son un poco altos, pero más allá de eso, se vuelven razonables. Entre las vacaciones escolares y hasta este verano, volvemos al nivel de precios habitual”, añadió Henin en la entrevista. 

Los destinos, por su lado, también repiten la tendencia de siempre. Marrakech continúa como el lugar favorito para los turistas a la hora de elegir ubicación en Marruecos, seguido de Agadir. Después, le siguen ciudades como Casablanca y Esauira. Conociendo esto, Henin asegura que, tras las vacaciones de febrero, Transavia pondrá dos vuelos diarios hacia Marrakech, y en verano serán cuatro. 

turismo en marruecos

Los viajeros que transiten por el Reino tendrán que conocer una serie de medidas a tener en cuenta para entrar al país. Para evitar cualquier propagación de coronavirus entre los marroquíes, cualquiera que viaje al país alauí tendrán que llevar consigo un certificado de vacunación, donde se confirme si tienen la pauta completa o si han pasado el virus. Si no, los pasajeros tendrán que presentar un resultado negativo de una prueba PCR realizada 48 horas antes de tomar el avión, aunque los niños menores de 6 años no deberán tener ninguna prueba.

Asimismo, los viajeros tendrán que presentar un formulario de salud para entrar al Reino, que incluye los datos de cada una de las personas que viajen, así como el lugar donde se van a hospedar y un número de teléfono para contactar con ellos por is surge cualquier tipo de inconveniente. 

Las autoridades sanitarias recomiendan a los visitantes seguir con las medidas recomendadas por la Organización Mundial de la Salud (OMS) y por el Gobierno marroquí. Entre ellas se encuentran evitar las aglomeraciones, respetar la distancia de seguridad, lavado de manos, mascarilla y eludir cualquier tipo de contacto físico entre personas.