El proyecto se espera que se implemente pronto, con la construcción de varias plantas eólicas y solares en tierras magrebíes

Enlace eléctrico submarino: el Gobierno británico impulsa el proyecto de conexión con Marruecos

photo_camera PHOTO/FILE - Cable submarino transatlántico

El documento "Powering Up Brittain: Energy Security Plan", publicado por el Gobierno británico, examina la viabilidad y el interés del proyecto de cable submarino propuesto por el startup británico Xlinks para conectar Marruecos con el Reino Unido. El objetivo es evaluar cómo esta iniciativa podría beneficiar la seguridad energética de Gran Bretaña y contribuir al desarrollo de energías renovables y la diversificación de sus fuentes energéticas. El documento del Gobierno del Reino Unido sobre su plan para el suministro de energía es una importante declaración de compromiso con el futuro de la energía y las prioridades climáticas del país. El documento se centra en aumentar la diversificación de la energía mediante el uso de energías renovables, con el fin de mejorar la seguridad energética, reducir los impactos negativos del cambio climático y fortalecer la economía. Lo que se propone es una serie de iniciativas para lograr este objetivo, como la inversión en investigación y desarrollo, la creación de un nuevo mercado de la energía y la construcción de infraestructura de energía renovable.

Para garantizar la seguridad energética del Reino Unido, el Gobierno necesita asegurar una combinación de energía diversificada, un suministro estable, inversiones en infraestructura y políticas regulatorias adecuadas. Esto significa desarrollar nuevas fuentes de energía como la energía eólica, solar y geotérmica, así como apoyar la modernización de la infraestructura eléctrica existente y la investigación para mejorar la eficiencia energética. El Gobierno también debe establecer un marco regulatorio que promueva la inversión de largo plazo en energías limpias y sostenibles. Por otra parte, debe trabajar con otros países para garantizar un suministro seguro de energía, especialmente si el Reino Unido depende de fuentes de energía tradicionales como el gas natural, el carbón y el petróleo.

El proyecto de interconexión eléctrica entre Marruecos y el Reino Unido busca construir un enorme parque solar y eólico en la región de Guelmim-Oued Noun para producir electricidad limpia. Esta electricidad se transportará a través de cuatro cables submarinos hasta una gigantesca planta de baterías en North Devon, Inglaterra, a través de Portugal, España y Francia. Para completar este proyecto, se necesita una embarcación de más de 200 metros para tender los cables submarinos, así como una fábrica en Escocia para fabricar el cable, que será el más largo jamás fabricado.

marruecos-reino-unido-cooperacion

Este plan es una de las iniciativas de energía limpia más ambiciosas hasta la fecha, está financiado por el Banco Africano de Desarrollo, el Gobierno británico y el rey Mohamed VI de Marruecos. Del mismo modo se va a proporcionar empleo a decenas de personas en toda Europa, esto es un gran avance en la lucha contra el cambio climático.

La electricidad limpia que se producirá en el parque solar y eólico contribuirá a reducir las emisiones de carbono de los dos países, proporcionando una alternativa a los combustibles fósiles. El hecho de que los cables submarinos transportan la electricidad limpia a través de varios países antes de aterrizar en el Reino Unido también muestra el compromiso de la Unión Europea con la energía limpia y la protección del medio ambiente

Xlinks se estima que tendrá un costo de aproximadamente 22.000 millones de dólares, y se espera que cubra aproximadamente el 8% de las necesidades eléctricas de Gran Bretaña. Esto permitiría al Reino Unido tener acceso a la energía y aprovechar la energía eólica marroquí, la cual es una de las más baratas del mundo. Por su parte, el país norteafricano se beneficiaría de tener una conexión estable con el Reino Unido, con el fin de permitir suministrar su excedente de energía a un mercado mucho más grande. Los ministros marroquíes ven esta iniciativa como un buen proyecto, aunque esperan el visto bueno del Gobierno británico para iniciar las negociaciones.

Más en Economía y Empresas