Situación geográfica, oferta diversificada, infraestructuras adaptadas y ser una de las sedes del Mundial 2030 convierten a Marruecos en un país lleno de oportunidades para el inversor español, comenta Sara Mouak, country manager de ieTeam

IMEX-Madrid: Marruecos, una gran oportunidad para el inversor español

Sara Mouak - PHOTO/ATALAYAR/GUILLERMO LÓPEZ
Sara Mouak - PHOTO/ATALAYAR/GUILLERMO LÓPEZ

El hecho de que Marruecos sea uno de los países que acogerá en 2030 el Mundial de Fútbol le convierte en un destacado destino para invertir, pues abre un gran abanico de oportunidades de negocio. Así lo ha explicado Sara Mouak, socia de Expandia International y country manager de ieTeam, en el marco de la feria de la internacionalización IMEX-Madrid que se celebra en el Palacio Cibeles. 

  1. Consejos para el inversor español 

Esta consultora, experta en acompañar a las empresas españolas que desean establecer relaciones comerciales e invertir en Marruecos, comenzó su intervención dando unas breves pinceladas de este país que cuenta con 38 millones de habitantes, grandes ciudades como Casablanca, Rabat, Tánger, Fez, Marrakech y Agadir, que ocupa el primer lugar como exportador de fosfatos y es la quinta potencia económica de África, y que destaca por su actividad en sectores como la automoción, textil, agricultura, turismo, pesca, agricultura y construcción de zonas industriales para crear empleo. 

Entre las razones por las que el país vecino es un buen destino para invertir, Mouak destacó la posición geográfica estratégica, como puerta de entrada a África y Oriente Medio; las infraestructuras adaptadas con 18 puertos, 19 aeropuertos internacionales, el primer tren de alta velocidad en África y su amplia red de carreteras y ferrocarriles; la posibilidad de tener accesos a otros mercados, ya que tiene firmados acuerdos de libre comercio con 50 países; la diversidad de oportunidades que ofrece desde sus sectores tradicionales como agricultura y pesca a la automoción o energías renovables; la mano de obra cualificada, con una fuerza laboral joven muy competitiva; y, finalmente, la estabilidad económica y política de Marruecos y su apertura a nivel mundial. 

Sara Mouak - PHOTO/ATALAYAR/GUILLERMO LÓPEZ
Sara Mouak - PHOTO/ATALAYAR/GUILLERMO LÓPEZ

La experta en internacionalización explicó, además, los sectores principales que abren importantes oportunidades para el empresario español: agricultura y alimentación, que representan el 20 % del PIB nacional con más de 2.000 empresas, y con la necesidad de ser modernizado; automoción, primer sector de exportación que genera más de 230.000 puestos de trabajo; energías renovables, cuyo objetivo es aumentar más del 50 % hasta el 2030;  salud y dispositivos médicos; y telecomunicaciones y digitalización, pues uno de los objetivos es digitalizar los servicios públicos para potenciar la cercanía con los ciudadanos. Asimismo, explicó las vías que estarían abiertas en cada uno de estos sectores, desde la fabricación de materiales a la telemedicina en zonas rurales, pasando por la construcción, el mantenimiento, materias primas, formación, consultoría, suministro de equipos de telecomunicaciones… 

Respecto al Mundial de 2030, resaltó que Marruecos invertirá unos 5.000 millones principalmente en obras públicas y que se construirá en Casablanca el estadio más grande de África con una capacidad para cien millones de espectadores. Todas las necesidades que supone este gran proyecto, aseguró Mouak, abre puertas al empresario español que puede encontrar esas líneas de negocio en la construcción de materiales, ampliación de infraestructuras, equipos de hostelería, servicios muy variados, formación… En el sector del turismo y hostelería, por ejemplo, comentó que en el 2030 esperan llegar a 26 millones de turistas, “lo que requiere estar preparados”. 

Sara Mouak ie Team - PHOTO/ATALAYAR/GUILLERMO LÓPEZ
Sara Mouak ie Team - PHOTO/ATALAYAR/GUILLERMO LÓPEZ

Consejos para el inversor español 

No quiso acabar su intervención sin destacar algunas cuestiones que el inversor español debe tener en cuenta a la hora de invertir en Marruecos como elegir la ruta correcta para explorar el mercado, tener un representante local, sin olvidar que en este país no existe la figura de agente comercial, tener presencia física a través de una oficina para potenciar la cercanía con el cliente, no planificar estrategias a corto plazo, evitar temas como la religión o la política, adaptarse al mercado, alinear los precios, y realizar un seguimiento de las relaciones comerciales. 

Sara Mouak también hizo hincapié en la distinta percepción del tiempo que tiene el marroquí y el español por lo que señaló la paciencia como algo fundamental a la hora de invertir, “hay que tomarse el tiempo necesario para adaptarse al país y su cultura”, al igual que es importante, afirmó, cuidar a los clientes, “nos gusta la cercanía y las relaciones personales”. 

Envíanos tus noticias
Si conoces o tienes alguna pista en relación con una noticia, no dudes en hacérnosla llegar a través de cualquiera de las siguientes vías. Si así lo desea, tu identidad permanecerá en el anonimato