Impulso Climático, una iniciativa de Marruecos hacia la sostenibilidad

Marruecos continúa avanzando en un proyecto que pretende tener vuelos impulsados íntegramente por hidrógeno para el año 2028
Un electrolizador para la producción de hidrógeno verde - ROLF VENNENBERND / DPA / dpa Picture-Alliance vía AFP
Un electrolizador para la producción de hidrógeno verde - ROLF VENNENBERND / DPA / dpa Picture-Alliance vía AFP
  1. Un avance histórico en el sector aeronáutico
  2. Mucho más que un avión impulsado por hidrógeno
  3. Continuar liderando el camino hacia la sostenibilidad

Marruecos ha presentado su nuevo paso en el camino por alcanzar la sostenibilidad energética. El incontestable liderazgo marroquí en este sector no hace sino seguir reforzándose con una iniciativa que pretende poner en vuelo un avión de cero emisiones, impulsado totalmente por hidrógeno. Y lo van a hacer a través del proyecto “Impulso Climático”, cuyos dos socios principales serán la Universidad Politécnica Mohammed VI y el Grupo OCP.

Un avance histórico en el sector aeronáutico

La reducción de emisiones de CO2 es el objetivo fundamental, y Marruecos lleva años trabajando en la búsqueda de alternativas sostenibles que puedan facilitar ese cambio. Uno de los pilares sobre los que se basa esta transformación es el hidrógeno, el combustible del que pretende servirse Impulso Climático para poner en marcha viajes en avión “ecológicos y eficientes”.

La ceremonia de firma del acuerdo para liderar el proyecto contó con la presencia de Bertrand Piccard, presidente de Impulso Climático, e Ilham Khadri, director ejecutivo de Syensqo. Impulso Climático, puesto en marcha hace dos años, se vio reforzado con la entrada de Syensqo como socio principal, apoyado por la empresa 49usd. Esta compañía está especializada en el desarrollo de nuevas tecnologías basadas en la sostenibilidad y es quien trabajará para fabricar “el primer avión que intentará dar la vuelta al mundo propulsado por hidrógeno verde”.

Mucho más que un avión impulsado por hidrógeno

Si bien es cierto que es el objetivo fundamental del proyecto, para lograrlo se pretende poner en marcha una serie de iniciativas necesarias que también servirán para otros sectores. Una de ellas es la gestión del hidrógeno a temperaturas extremas, ya que para los vuelos es necesario mantener el hidrógeno a -253 grados centígrados durante al menos una duración de nueves días, que es lo que se espera tarde un vuelo de estas características.

 “Una oportunidad única para que nuestros investigadores y estudiantes trabajen en soluciones pioneras a los desafíos climáticos”. Esa es la visión del presidente de la Universidad Politécnica Mohammed VI, Hicham El Habti, quien aseguró en declaraciones al medio Morocco World News que están decididos a “desempeñar un papel clave en la promoción de la sostenibilidad”.

AFP/FADEL SENNA - Un trabajador se encuentra frente a un panel solar que forma parte del proyecto de energía solar Noor 1 en Ouarzazate
AFP/FADEL SENNA - Un trabajador se encuentra frente a un panel solar que forma parte del proyecto de energía solar Noor 1 en Ouarzazate

Bertrand Piccard explicaba que Impulso Climático es un proyecto que va mucho más allá de lograr vuelos impulsados por hidrógeno. Con esta colaboración, quieren “resaltar el potencial de Marruecos como líder emergente en el campo del hidrógeno verde y demostrar su importante papel en el desarrollo de soluciones sostenibles e innovadoras a escala internacional”.

De hecho, el presidente del proyecto asegura que consiguiendo ese avión que pueda dar la vuelta al mundo en nueve días a base de hidrógeno, la iniciativa no se va a quedar ahí. Se trata de un proyecto mucho más ambicioso que quiere “reunir a líderes en innovación y actores tecnológicos clave para involucrar a los sectores económico, industrial y educativo en la acción climática”.

Continuar liderando el camino hacia la sostenibilidad

Desde Marruecos quieren que Impulso Climático se convierta en uno de los elementos claves de su proceso descarbonizador. Hanane Mourchid, directora de Sostenibilidad e Innovación del Grupo OCP, también presente en el evento de firma del acuerdo, aseguraba que se trata de “un esfuerzo pionero en el desarrollo crucial de tecnologías para avanzar en soluciones de descarbonización”.

Todas las partes involucradas confían en seguir aumentando el liderazgo marroquí en el sector de las energías renovables. El calificado por Mourchid como “un proyecto magnífico y esperanzador”, resulta una muestra más de “las oportunidades para avanzar hacia una economía descarbonizada basada en el hidrógeno verde”. De esta forma, Marruecos avanza a pasos agigantados hacia un futuro sostenible y con cada vez más proyectos que dejan de ser futuribles para convertirse en realidades.