Se produjo un aumento del 23,6% en las exportaciones españolas al país norteafricano y de un 19,1% en las importaciones marroquíes en el país europeo

Los intercambios comerciales entre España y Marruecos se disparan al alza en 2022

photo_camera PHOTO/FILE - Banderas de España y de Marruecos

En 2022, las exportaciones españolas a Marruecos alcanzaron un valor de 11.748 millones de euros, lo que supuso un aumento del 23,6% con respecto al año anterior. Esta cifra se ha visto impulsada por el aumento de la exportación de productos agroalimentarios, como frutas, verduras y aceites, así como de productos de alta tecnología e industriales. Esto ha contribuido a fortalecer el comercio entre ambos países, que se ha visto favorecido por la apertura de nuevos mercados y la aplicación de acuerdos comerciales.  

Este aumento refleja el creciente interés que Marruecos ha despertado entre los exportadores españoles. Esto se debe a varios factores, incluyendo la posición privilegiada de Marruecos como socio de la Unión Europea y su proximidad geográfica a España. Esto ha permitido a las empresas españolas contar con una mayor facilidad para realizar exportaciones al país norteafricano. 

Además, la economía marroquí está experimentando un crecimiento sostenido desde hace varios años, lo que ha permitido a las empresas españolas aprovechar una oportunidad de expansión. Esto se ha reflejado en el aumento de la inversión extranjera directa (IED) realizada por los exportadores españoles en el país. 

Otro factor que ha contribuido al aumento de las exportaciones españolas a Marruecos es la liberalización del comercio entre los dos países. Esto ha permitido a los españoles acceder a un mercado mucho más grande y con una mayor demanda. A su vez, ha permitido a las empresas españolas aumentar sus ingresos generados por las exportaciones a Marruecos. 

A pesar de esto, hay algunos retos que las empresas españolas enfrentan a la hora de exportar al Reino. Esto incluye los costos de transporte, los aranceles aplicados por el país y los requisitos burocráticos establecidos para la importación de productos. Estos son algunos de los factores que pueden limitar el crecimiento. 

En conclusión, el aumento del 23,6% en las exportaciones españolas a Marruecos durante 2022 refleja el creciente interés de las empresas españolas en el mercado marroquí y su potencial de crecimiento. A pesar de los retos que enfrentan los españoles, el creciente interés de los inversores extranjeros y la liberalización del comercio entre los países ofrecen una excelente oportunidad para las empresas españolas para aprovechar el enorme potencial de crecimiento de este mercado.

La entidad pública empresarial española ICEX considera que el aumento de las exportaciones españolas a Marruecos en 2022 es una señal de la buena salud de las relaciones comerciales entre los dos países. Esta tendencia positiva refleja el esfuerzo de ambos países por contribuir a la diversificación y modernización de sus economías, reforzando así la integración regional. Asimismo, ICEX destaca la importancia del comercio bilateral de bienes para que España y Marruecos sigan profundizando sus relaciones comerciales y reforzando la relación de amistad que une a ambos países, reforzada y potenciada tras la última Reunión de Alto Nivel celebrada en Rabat.  

marruecos-españa-ran-crecimiento-comercio-bilateral

Las importaciones marroquíes en España han aumentado un 19,1% con respecto al año anterior, llegando a un valor de 8.692 millones de euros. Esto se debe principalmente al aumento de los intercambios comerciales entre ambos países. La cifra es significativamente superior al valor registrado en el año 2021, el cual fue de 7.296 millones de euros. Las principales categorías de bienes importados por Marruecos fueron productos alimenticios, productos metálicos y productos textiles. Las importaciones marroquíes a España han aumentado en el último año, reforzando su posición como el sexto mayor proveedor de bienes para el país. Los productos alimenticios y textiles han sido los principales responsables de este aumento, reflejando la mayor demanda de estos productos por parte de los consumidores españoles. 

Esta tendencia al alza en la demanda de productos marroquíes en España tiene muchos beneficios para ambos países. Por un lado, la economía de Marruecos se beneficia de la creciente demanda de sus productos en el extranjero, lo que ayuda a promover el desarrollo económico y la mejora de la calidad de vida de los marroquíes. Por otro lado, España también se beneficia de la diversificación de su economía, ya que los productos marroquíes le proporcionan una fuente de ingresos adicional y una mayor variedad de productos para sus consumidores. En definitiva, el aumento del valor de las importaciones marroquíes en España muestra una mejora de la competitividad de Marruecos y una mayor interconexión entre los dos países. Esta tendencia positiva debe ser continuada a fin de aprovechar al máximo las ventajas de la relación comercial entre ambos países vecinos de ambas orillas del Mediterráneo.