La petrolera británica firmó con la Oficina Nacional de Hidrocarburos y Minas (ONHYM) un contrato para explotar el yacimiento durante ocho años

Marruecos: Genel Energy es la compañía designada para la explotación en Lagzira

photo_camera REUTERS/SERGEI KARPUKHIN - Campo petrolífero

En un comunicado, Genel Energy manifestó que el bloque Lagzira, anteriormente conocido como Sidi Moussa, es una gran licencia en alta mar en el agua a una profundidad de entre 200 y 1.200 metros y que cubre un área de alta perspectiva para la exploración de petróleo. Según el comunicado de la empresa, Genel Energy tiene una contribución del 75% en el proyecto, mientras que la marroquí ONHYM posee una participación del 25%. El convenio cubre un plazo de exploración de ocho años que consta de tres períodos de exploración. Según los términos del acuerdo, Genel Energy, presente desde el año 2012, continuará con los trabajos en las instalaciones petroleras hasta, como mínimo, 2031. 

En cuanto al permiso, la empresa británica expone que ha identificado 18 áreas de alta perspectiva con más de 2.500 millones de barriles de petróleo equivalente (bbpe), y prospectos individuales estimados entre 100 y 700 millones de barriles de petróleo (MMbbls) cada uno. Tras rubricar el acuerdo, la empresa británica anunció que inició un proceso para encontrar un socio que financie el programa de exploración. La compañía planea usar los fondos para perforar y probar uno de los prospectos de alta ley. Las cifras son todo estimaciones obtenidas mediante diversos estudios realizados desde el año 2018 gracias a un sistema de farm-out 3D.

 gas-marruecos-petroleo-yacimiento-energia-economia-africa

Genel Energy es una productora de hidrocarburos cuyo nicho de mercado se centra en la exploración de yacimientos petroleros. La compañía con sede en Londres cuenta con activos con un buen posicionamiento entre sus competidores, principalmente por los bajos costes. En términos económicos les brinda una resiliencia especial frente a otras empresas similares. Genel firmó su primer PSC en la región de Kurdistán de Irak hace más de 20 años en 2002 siendo la primera empresa extranjera en hacerlo. Genel ha invertido ya más de 3.500 millones de dólares en la región, apoyando y creando miles de empleos y realizando una contribución social y económica material de gran calado en la región.

Marruecos, cuya economía resiste a la oscilación del mercado energético internacional, está buscando alternativas a la importación de hidrocarburos y el desarrollo de energías renovables para apuntalar su soberanía en esta materia. El archivo de ONHYM señala que el costo de las importaciones de Marruecos de productos energéticos se ha duplicado este año, pasando de 45.160 millones de dirhams (4.138 millones de euros) en los primeros nueve meses de 2021 a 103.058 millones de dirhams (9.442 millones de euros) en el mismo período de 2022. Este aumento se produce, según el escrito, porque los precios en los mercados internacionales se han duplicado y la cantidad importada ha subido además un 11,5 %. 

 gas-marruecos-instalacion-gasista-norte-de-africa-economia-energia-petroleo

El descubrimiento de petróleo en Marruecos, único país del norte de África que no disponía del oro negro, provocó una agitación social y económica importante en este país desde que alcanzó su independencia en 1956. Desde entonces las estrategias y políticas adoptadas por el Reino no han hecho más que impulsar su ambición de crecer para alcanzar su objetivo para 2030. A finales de 2021, la capacidad instalada en Marruecos en términos de energía ascendía a 4.050 MW, lo que representa una cuota de casi el 38%. Gracias a su continua búsqueda de inversión extranjera que ha podido atraer el país norteafricano, Marruecos podría alcanzar la meta del 52% de su capacidad de producción.

A nivel general, los países más ricos de África son aquellos que cuentan con importantes recursos naturales, como petróleo y gas natural y otros minerales, como cobalto, diamantes, uranio, plata, bauxita, hierro o fosfatos. Las cinco economías más poderosas del continente han conseguido mantener sus posiciones a pesar de los innumerables desafíos a los que se han tenido que enfrentar, eclipsados todos ellos por el estallido de la pandemia del coronavirus. Además del impacto del precio del barril del petróleo en el crecimiento del PIB de ciertos países, también es necesario subrayar los efectos de las depreciaciones de ciertas monedas africanas frente al dólar que han impactado fuertemente en el PIB de muchos países del continente.

Más en Economía y Empresas