Marruecos pretende construir 1.300 kilómetros de líneas de alta velocidad y 3.800 de líneas convencionales

Marruecos mejorará sus conexiones ferroviarias y facilitará las comunicaciones con aeropuertos

Tren en Marruecos - PHOTO/ATALAYAR
photo_camera PHOTO/FILE - Tren en Marruecos

El Gobierno presidido por Aziz Akhannouch ha anunciado la mejora las conexiones en Marruecos para facilitar especialmente la comunicación con los aeropuertos. Aunque no es el único aspecto en el que se trabajará, es uno de los que más preocupa al Ejecutivo, cuyo proyecto pretende afectar a un total de 15 aeropuertos en todo el país.

  1. Cuáles serán las mejoras de las conexiones ferroviarias
  2. Una visión turística del proyecto
  3. Continuar el crecimiento de 2023

Cuáles serán las mejoras de las conexiones ferroviarias

La intención del proyecto bautizado como “Plan Ferroviario 2040” es construir 1.300 kilómetros de líneas de alta velocidad y 3.800 adicionales de líneas ferroviarias clásicas que conectarán 43 ciudades, casi duplicando las 23 actuales. De esta forma, se daría la posibilidad de moverse utilizando el tren al 87% de la población de Marruecos, una subida muy importante en comparación con el 51% que puede hacerlo en este momento.

PHOTO/AP - Aeropuerto de Marruecos
Aeropuerto de Marruecos - PHOTO/AP

Además, se quiere mejorar la conexión con puertos marítimos y aeropuertos. A los seis puertos que se encuentran conectados actualmente, se quieren añadir otros seis, y en lo que respecta a aeropuertos, se quiere elevar la cifra hasta los 15. Para lograrlo, se implantará un tren de alta velocidad entre Kenitra y Marrakech vía Rabat y Casablanca, y se finalizará la red ferroviaria regional tanto en Casablanca como en la capital del Reino.

Mohamed Abdel Jalil, ministro de Transportes y Logística, explicó el pasado martes la iniciativa que se quiere poner en marcha. También dio a conocer el “estudio prospectivo estructurado para ampliar la línea ferroviaria” realizado por la Oficina Nacional de Ferrocarriles. En este también se indica que el ambiciosa proyecto no resultará sencillo y que, además, requerirá una gran inversión económica.

Una visión turística del proyecto

A pesar de que la misión principal de esta iniciativa es mejorar los servicios para la sociedad marroquí, no se debe dejar de lado el sector turístico. Una de las fuentes de ingresos más importantes del reino alauí, y que cada año crece aún más, habiéndose convertido en uno de los destinos preferidos de buena parte de los turistas europeos.

Mejorar las conexiones con los aeropuertos va a traer muchas facilidades para todos los visitantes, además de suponer una oferta de mayor calidad, especialmente en comparación al nivel de infraestructuras de sus vecinos regionales. En este sentido, el propio ministro Abdel Jalil ha anunciado la intención de mejorar servicios de transporte complementarios que puedan servir sobre todo para el sector turístico.

Entre los mencionados por el ministro de Transportes, se encuentran los autobuses lanzadera, que comunicarán también los aeropuertos, y taxis. Para ello se está trabajando con los consejos comunitarios ya que la idea es completar las conexiones de los aeropuertos con aquellas zonas urbanas a las que la red de ferrocarriles va a ser más difícil que pueda llegar.

Continuar el crecimiento de 2023

A comienzos del año pasado, Marruecos, sabedor del crecimiento de popularidad que estaba experimentando el país en Europa, apostó fuertemente por el turismo, y esa apuesta no ha podido salir mejor. Sólo hasta el mes de octubre, el turismo había crecido un 39% en comparación a los datos de 2022. Ni siquiera el terrible terremoto que agitó buena parte del país en septiembre impidió la llegada de turistas a todo el país.

Con el comienzo de la campaña “Tierra de Luz”, Rabat comenzó una fuerte inversión en turismo y ha buscado desde entonces promover la llegada de turistas de todos los rincones del mundo. Y lo veían claro desde el Gobierno, como dejó ver la ministra de Turismo de Marruecos, Fatima Zahra Ammor, quien aseguró que Marruecos estaba “en camino de lograr un año récord con el objetivo de atraer a 14 millones de turistas” – no se quedó lejos, pues el Reino cerró el año en 13,2 millones, cifra récord para el país.

Más en Economía y Empresas