Según la Hoja de ruta marroquí del hidrógeno verde, el desarrollo de esta industria en Marruecos requeriría una inversión de 76 000 millones de dólares entre 2020 y 2050

Mercado del hidrógeno verde en Marruecos: las necesidades y las barreras

Un electrolizador para la producción de hidrógeno verde - ROLF VENNENBERND / DPA / dpa Picture-Alliance vía AFP
photo_camera Un electrolizador para la producción de hidrógeno verde - ROLF VENNENBERND / DPA / dpa Picture-Alliance vía AFP

Marruecos ha elegido el hidrógeno verde como fuente de energía de futuro que le permite diferenciarse frente a sus países competidores. El país cuenta con unas condiciones meteorológicas altamente favorables para ello; lo que refleja su potencialidad de generar energías renovables. Sin embargo, el estrés hídrico y la difícil entrada al mercado constituye un desafío inevitable para el buen desarrollo del mercado.

  1. Necesidades importantes de inversión renovable
  2. Escasez de aguas
  3. Necesidad de adecuación en el marco de políticas públicas
  4. Barreras de entrada a la implantación y producción en Marruecos
  5. Marco regulatorio local
  6. Marco regulatorio (global)
  7. Barreras a la exportación a la UE

Pese a la opción creíble de Marruecos como uno de los principales productores de hidrógeno verde y sus productos derivados en el futuro cercano gracias a su gran potencialidad de generar energías renovables, el país norteafricano necesita superar algunos obstáculos y responder unas necesidades específicas para el buen desarrollo del mercado del hidrógeno.

Necesidades importantes de inversión renovable

Según la Hoja de ruta marroquí del hidrógeno verde, el desarrollo de esta industria en Marruecos requeriría una inversión de 76 000 millones de dólares entre 2020 y 2050, incluyendo la generación de energía renovable, los electrolizadores y las plantas de conversión.

No hay que perder de vista las inversiones necesarias en las infraestructuras asociadas a la producción, transporte y exportación del hidrogeno verde; a saber, los gasoductos dedicados, las estaciones de repostaje de hidrógeno verde, instalaciones de almacenamiento de hidrógeno verde y derivados; además de la adaptación de plataformas portuarias para su exportación.

PHOTO/FILE - Energía eólica en Marruecos
Energía eólica en Marruecos - PHOTO/FILE 

Escasez de aguas

Marruecos ocupa el puesto 22 en la clasificación nacional de estrés hídrico del Instituto de Recursos Mundiales (WRI), lo que significa que el país está naturalmente escaso de este recurso necesario para la producción de hidrógeno. Según los datos del Banco Mundial, el sector agrario, que supone el 14 % del PIB de Marruecos, es el mayor consumidor de agua y representa casi el 88 % de la demanda total.

Necesidad de adecuación en el marco de políticas públicas

Estas grandes inversiones en infraestructuras de producción y transporte de hidrogeno verde deberían ser financiadas en su mayor parte por el sector privado. Para facilitar estas inversiones, el Gobierno tendría que ultimar su política de gas y su marco normativo y ampliarlos al hidrógeno verde.

Marruecos ha firmado varios acuerdos comerciales y de inversión con países de todo el mundo, incluidos acuerdos de libre comercio con la Unión Europea y Estados Unidos, que pueden facilitar la exportación de hidrógeno verde producido en Marruecos.

marruecos-sequia-agua-cambio-climatico-lluvia-escasez
Marruecos ocupa el puesto 22 en la clasificación nacional de estrés hídrico del Instituto de Recursos Mundiales (WRI) - PHOTO/FILE

Barreras de entrada a la implantación y producción en Marruecos

Actualmente, no hay barreras arancelarias específicas en Marruecos que afecten la producción y venta de hidrógeno verde. Las empresas que deseen invertir y/o implantarse en el país para producir disponen de herramientas de apoyo.

No obstante, existen algunas barreras no arancelarias que pueden afectar la producción y venta de hidrógeno verde en Marruecos; como la falta de infraestructura adecuada para producir, almacenar y transportar grandes cantidades de hidrógeno verde. Esto puede aumentar los costes de producción y limitar la capacidad exportadora de los productores.

Marco regulatorio local

Marruecos carece, hoy en día, de un régimen normativo integral o regulaciones específicas que aborden y acomoden cuestiones relacionadas con el hidrógeno, lo cual es común en la mayoría de las jurisdicciones de la región.

Las instalaciones de producción de hidrógeno pueden clasificarse como "instalaciones de riesgo importante" debido al almacenamiento y manipulación de grandes cantidades de materiales peligrosos, lo que conlleva requisitos estrictos de seguridad, informes, licencias y autorizaciones específicas de diversas autoridades competentes.

La producción de electricidad para proyectos de hidrógeno verde puede regirse por la Ley 13-09 sobre energías renovables, con regímenes de declaración y autorización según la capacidad instalada.

Energía renovable en Marruecos - PHOTO/FILE

Algunos proyectos de producción de hidrógeno se estructuran bajo el esquema de autoconsumo energético, especialmente si el mismo desarrollador es productor tanto de energía como de hidrógeno.

Si la planta de energía renovable no está en el mismo lugar que la planta de producción de hidrógeno, se requerirá conexión a la red nacional para transportar la electricidad al sitio de producción de hidrógeno.

Asegurar un volumen suficiente de agua de calidad adecuada para la electrólisis es un desafío clave. La utilización del agua, según su fuente, puede requerir autorización o concesión, y la construcción de una planta desalinizadora puede ser necesaria.

El transporte y almacenamiento de hidrógeno están sujetos a varias leyes y regulaciones. Marruecos no cuenta con una red de tuberías de hidrógeno, y la red de gas natural es limitada.

Hay que comprender el marco normativo actual para la exportación de hidrógeno tanto en Marruecos como en el país de destino. La mayor red de gas natural en Marruecos, el Magreb Europe Gas Pipeline (GME), podría ofrecer una ruta viable para su transporte a España, con modificaciones.

Gasoducto - PHOTO/FILE
La mayor red de gas natural en Marruecos, el Magreb Europe Gas Pipeline (GME), podría ofrecer una ruta viable para su transporte a España - PHOTO/FILE

Marco regulatorio (global)

La elaboración de normas es un proceso largo y tedioso, y actualmente, la mayor parte de la actividad reguladora se ha centrado en establecer los parámetros para definir y certificar el hidrógeno de bajas emisiones con el fin de desarrollar normas y sistemas de certificación.

La problemática se encuentra en la falta de consenso para determinar si el hidrógeno obtenido mediante energía nuclear o de bajas emisiones debe tener el mismo tratamiento.

La Agencia Internacional de la Energía (AIE) ha publicado recientemente una normativa con nuevas recomendaciones para producir hidrógeno; considerando limpio el hidrógeno azul basado en combustibles fósiles por mantener las emisiones por debajo del límite de 7 kilogramos.

Energía renovable en Marruecos - PHOTO/FILE

Barreras a la exportación a la UE

La Comisión Europea ha adoptado dos Actos Delegados en cumplimiento de la Directiva sobre fuentes de energía renovables que desempeñan un papel fundamental en la descarbonización de la industria y el transporte pesado.

Estos actos establecen normas detalladas para definir el hidrógeno renovable en la UE y son parte de un marco más amplio que incluye inversiones en infraestructuras energéticas, regulaciones sobre ayudas estatales y objetivos legislativos para el hidrógeno renovable en la industria y el transporte.

El primer Acto Delegado define las condiciones bajo las cuales el hidrógeno, los combustibles basados en hidrógeno y otros vectores energéticos pueden considerarse carburantes renovables de origen no biológico.

El segundo Acto Delegado establece una metodología para calcular las emisiones de gases de efecto invernadero durante el ciclo de vida de los carburantes renovables de origen no biológico, abarcando desde la fuente hasta el consumidor final.

PHOTO/FILE - Banderas de la Unión Europea
Banderas de la Unión Europea - PHOTO/FILE 

El Mecanismo de Ajuste en Frontera por Carbono (CBAM) es una iniciativa de la UE diseñada para abordar el riesgo de "fuga de carbono". Este riesgo se refiere a la posibilidad de que las empresas trasladen su producción a regiones con regulaciones climáticas más laxas, evitando así los costos asociados a las emisiones de carbono y socavando los objetivos climáticos de la UE.

El SET Roadmap, o Ruta Comercial de Electricidad Sostenible, es un compromiso asumido por cinco países: Francia, Alemania, Marruecos, Portugal y España. Este compromiso fue establecido durante la COP22 en Marrakech en 2016.

El objetivo del SET Roadmap es abrir los mercados de energía renovable de estos países entre sí. Esto implica la eliminación de barreras, tanto físicas como comerciales, para facilitar la colaboración y el intercambio de electricidad verde transfronteriza. 

Más en Economía y Empresas