Este nuevo proyecto se realizará produciendo Gas Natural Comprimido (GNC)

Posible proyecto de conversión de energía a gas en Marruecos

PHOTO/FILE - Proyecto marroquí de gas
PHOTO/FILE - Proyecto marroquí de gas

De acuerdo con el medio MoroccoWorldNews, el presidente ejecutivo de Predator Oil & Gas Holdings PLC, Paul Griffiths, ha anunciado la posibilidad de la apertura de un nuevo proyecto de “gas a energía”.

Griffiths describe las actividades de extracción de gas como “intensas” y “rápidas”. La empresa inglesa con sede en Jersey opera principalmente en Marruecos y posee cuatro Permisos de Exploración que cubren un área de 7.269 km² dentro de su Licencia Guercif (ubicada en la provincia de Guercif).

Se ha detectado en el pozo MOU-3 la posibilidad de la explotación de dos probables depósitos de gas tras la perforación a 350 metros de profundidad, según informa MoroccoWorldNews.

Tras el positivo desarrollo de la perforación del pozo MOU-3, Predator anunció el comienzo de las operaciones de perforación de la excavación MOU-4 en junio. En noviembre de 2022 anunció la finalización de las actividades del pozo MOU-2.

Este nuevo proyecto se realizará produciendo Gas Natural Comprimido (GNC), un tipo de gas natural que se almacena a altas presiones. Este tipo de gas es considerado una alternativa sustentable para la sustitución de combustibles líquidos debido a su producción económica y ambientalmente sostenible.

La empresa inglesa, fundada en 2017, posee en Marruecos una licencia de 8 años en las que las acciones están divididas entre un 75% para la compañía Predator Gas Ventures Ltd (subsidiaria de Predator), el operador de este proyecto, y un 25% para la compañía petrolera estatal ONHYM. El reservorio principal en el que se llevan a cabo estas actividades de perforación se encuentra en la costa de Marruecos, en el reservorio de Moulouya Fan.

PHOTO/ARCHIVO - Región de Moulouya, Marruecos
PHOTO/ARCHIVO - Región de Moulouya, Marruecos

Predator posee ya experiencia en el desarrollo de este tipo de proyectos en otros países como Irlanda o la República de Trinidad y Tobago, donde se ha asociado con empresas e instituciones locales.

Marruecos es sede también de la explotación de gas de empresas como SDX Energy al oeste (en Gharb) o Sound Energy (Tendrara).

Griffiths considera que el proyecto de “gas a energía” de Predator puede contribuir de forma sustancial en la transición energética marroquí y al desarrollo económico y medioambientalmente sostenible del país norteafricano.

Marruecos se encuentra comprometido en la producción y consumo de energías limpias de origen nacional y no depender de cuestiones externas como la subida de precios de la energía derivados de la crisis ucraniana.